Ir arriba

El Replicador de Star Trek, se convirtió en una realidad

El futuro de las películas de ciencia ficción ya es una realidad

Replicator serie Star Trek años 80s

En la serie de televisión futurista Star Trek de los años 80s, aparecía un aparato de nombre Replicators que podía convertir cualquier molécula en alimentos comestibles y platos suculentos. Pues ya no es solo ciencia ficción, la impresión 3D de alimentos de hoy en día, puede hacer platos de diferentes pastas y materiales, nos estamos acercando mucho a más a lo que pensábamos sería el futuro imposible.

Revisemos algunos del los avances logrados por fabricantes de impresoras de alimentos:

Estos primeros resultados de la impresión 3D de alimentos tal ves no puedan ser muy espectaculares, pero la tecnología continua avanzando y nos vislumbra un presente real en la producción de alimentos impresos. Muchas compañías en procesamiento de alimentos, están trabajando para perfeccionar esta tecnología a pasos acelerados y con sorprendentes resultados.

Objetivos positivos de la impresión en 3D

Lynette Kucsma

La impresión 3D es una tecnología relativamente nueva, aún tiene un largo camino para ser completamente democratizada. Existen diversos proyectos que buscan dar a conocer la fabricación aditiva, y más concretamente dentro del campo de la alimentación.

Una de estas personas es: Lynette Kucsma, CEO y cofundadora de Natural Machines. Ella piensa que la impresión 3D de alimentos ayudará especialmente a que podamos comenzar a comer mejor y con menos alimentos procesados.

«Si comes algo de los fabricantes de alimentos, prácticamente todo lo empaquetado en la tienda de comestibles, prácticamente ya estás comiendo alimentos impresos en 3D», explica. «La comida se lleva a través de una máquina y en un molde. Sin embargo, con la impresora 3D, tienes tu propia decisión en cuanto a qué alimentos utilizas «.

La cofundadora de Natural Machines enfatiza repetidamente las diferentes oportunidades de la impresión 3D de alimentos. Por encima de todo, habría nuevas oportunidades para que los usuarios traten con su comida. Se pueden crear productos más innovadores con nuevos perfiles de sabor, y tanto la salud del usuario como el medio ambiente podrían beneficiarse de la nueva tecnología.

Diferentes «tintas» de alimentos a imprimir en 3D , por Creatives Machines Lab

Impresión 3D de alimentos ¿ventajas para la salud?

La dieta que seguimos diariamente tiene un gran impacto en  nuestra salud. En los tiempos modernos, tendemos a prestar mucha más atención a nuestra dieta, sin embargo, los restaurantes de comida rápida se están volviendo más populares, los niños desafían el brócoli y, a menudo, no consumimos los nutrientes que necesitamos.

Con esta diferencia, Lynette Kucsma establece su enfoque especial con su impresora 3D: Foodini. «La gente volverá a estar más interesada en lo que comen exactamente», explica. Ha tenido experiencias bastante positivas, especialmente con sus hijos al tener la Foodini en casa. Mientras que las espinacas normales se comen a regañadientes, son mucho más atractivas para los niños en forma de pequeños dinosaurios. A pesar de que sabían lo que estaban comiendo, la espinaca se consumió rápidamente en una nueva forma.

Reducir el desperdicio de alimentos

Además de la ventaja de poder responder a las necesidades nutricionales con mayor claridad y poder planificar mejor las dietas, la fabricación aditiva ofrece la posibilidad de utilizar otras fuentes de proteínas, como los insectos. Si bien hay una gran cantidad de antipatía hacia los insectos en el mundo occidental, estos son valiosos portadores de proteínas.

Dinosaurios de espinaca, creado por Natural Machines

Con la ayuda de la impresión 3D, el portador de proteínas inicialmente poco apetecible puede ser utilizado. Los insectos adquieren una forma más atractiva con la ayuda de las nuevas tecnologías, que también parece apetecible para el ojo occidental. «La influencia de la estética en la selección de alimentos es sólida y está bien documentada. El aspecto de los alimentos influye en la aceptación y la experiencia de sabor. «Al mejorar la estética, podemos utilizar recursos que aún no se han tocado.

El futuro de la impresión 3D de alimentos

Ya hemos visto algunas de las aplicaciones actuales, y sabemos que existe un interés real, pero aún hay un obstáculo: no se ha desarrollado completamente el mercado de las impresoras 3D de comida, y aún queda siempre un post-procesamiento. Aún es necesario cocinar la comida por separado después de la impresión. Lynette comentó que Natural Machines está trabajando arduamente para hacer de la impresora 3D un procesador de alimentos cotidiano.

Foodini es un sistema de Natural Machines muy limpio que empuja la comida por la cápsula, a través de la boquilla, y la imprime.

Por otro lado, Jonathan Blutinger de Creatives Machines, también está investigando mejoras en su Laboratorio. Su trabajo se centra en el uso de láseres para cocinar alimentos durante la impresión 3D. La cocción con láser es un método preciso y ajustable de usar el calor de un láser para cocinar. Actualmente, los investigadores están investigando diferentes láseres para diferentes alimentos que se combinarían con la impresión 3D.

Se centra principalmente en los láseres azules e infrarrojos. Mientras que el láser azul causa una cocción generalizada, el láser infrarrojo se centra en la cocción de la superficie, en combinación, estos dos podrían producir un resultado perfecto. Sin embargo, el software que se encuentra detrás requiere un alto grado de control y precisión para controlar la velocidad y la temperatura de cada láser mientras se combina con la impresión 3D.

«El objetivo final es combinar esta tecnología de manera coherente en una máquina que pueda extruir y cocinar sus alimentos a su gusto y necesidades», dice el investigador

La tecnología está casi ahí, señala Jonathan. Se trata de empaquetarlos y venderlos para que la gente los acepte. Sucedió con el microondas y muy pronto con la presión de los alimentos.

Impresora 3D de alimentos con láseres de Creatives Machines Lab

La última revolución en los procesadores de alimentos fue el microondas, y esta innovación ha existido durante más de 70 años. Es hora de una nueva. ¿Podría ser esto la impresión de alimentos en 3D? 

 

Somos un espacio dedicado a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.