Ir arriba

La comida y el amor

¿Porqué se dice que la comida sabe mejor cuando se cocina con amor?

El amor y la comida tienen una poderosa asociación que determina muchas conductas, creencias, formas de comer y de alimentarnos. Esa peculiar manera de dar cariño tiene sus razones porque cuando alguien está enamorado o come algo que le gusta mucho, libera dopamina; un neurotransmisor responsable de llevar esos mensajes placenteros al cerebro y así generar una sensación de bienestar.

El mayor ejemplo de dar amor preparando comida se expresa con la preparación de la comida casera, en donde además de lo saludable, uno de sus mayores beneficios es la nostalgia al hogar que ofrece. Aunque muchos entenderemos el enorme proceso que existe detrás de cocinar hasta que nos toque hacerlo para alguien más, es un hecho que mamá, papá, nuestros abuelos o hermanos, nos ofrecieron amor a través del gesto de prepararnos un desayuno, la comida o nuestro postre favorito.

Es muy cierto el dicho de “como en casa, no se come en ninguna parte”,  sobre todo porque hogar, como tal, solo hay uno. Es ahí donde empezaremos a asociar los grandes eventos con un platillo, y ese platillo con lo que nos hizo sentir la experiencia completa. Seremos testigos (y participaremos un poquito) con las largas horas de preparación para navidad, o en los secretos que lleva el platillo especial para festejar a un cumpleañero. Todo este esfuerzo lo asociaremos a la alegría al sentarnos a la mesa y comer todo lo preparado, al agradecimiento de los invitados y a ese “dejar limpio el plato” que nos sabe mejor a quienes lo preparamos.

Demostrar amor a través de la comida va más allá de compartir los alimentos con alguien especial, alrededor de los alimentos existen diversos factores a través de los cuales las personas expresan su cariño.

Desde la elección y compra de los insumos para la preparación de la comida hasta el cómo arreglar la mesa, cada una de estas acciones lleva implícito el amor que se tiene por la persona con quien se va a disfrutar una comida.

La comida puede reforzar las relaciones humanas

Expertos en relaciones de pareja indican que la práctica de cocinar para el otro refuerza los lazos de amor y respeto por lo que la otra persona hace. Un alto porcentaje de parejas han afirmado haber sido “conquistadas” cuando la otra persona les preparó algo de comer; sin importar la perfección de los platillos preparados, el hecho de hacerlo fue lo que las convenció de avanzar en la relación.

Aunque la comida es esencial para sobrevivir, todos aprendemos desde niños a apreciarla y a escoger la que nos gusta.

Una comida hecha con amor y con intención puede traer alegría, nostalgia, esperanza, compasión, comprensión, admiración, satisfacción, fe y sobretodo amor.

En estos días de San Valentín, el amor suele enfocarse en el amor de pareja, pero también prueba demostrarle amor con comida, a tus amigos, a tus papás, a tus hermanos, a tus abuelitos, a personas tristes, a personas solas y sobre todo a las personas que amamos.

Por eso, una forma muy auténtica de dar amor, es a través de la comida.

 

 

Somos un espacio dedicado a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.