Ir arriba

Puesto de “comida rápida” en una ciudad sepultada hace casi 2.000 años

La ciudad romana de Pompeya fue destruida por una erupción volcánica

En la época de su esplendor en Pompeya, existían establecimientos abiertos a la calle llamados termopolio que siempre estaban llenos, con una oferta limitada pero sustanciosa de comida asequible y, lo más característico, con ánforas de distintas clases de vino, siempre mezclado con agua y especias, fresco en verano y caliente en invierno.

Así era a grandes rasgos un termopolio, el popular establecimiento romano que podríamos considerar el antecedente de bares y lugares de comida rápida.

La estructura del termopolio era adornado con pinturas al fresco y dotado con tinajas de terracota, las bebidas y alimentos calientes se almacenaban en grandes jarras empotradas en el mostrador de mampostería.

En años pasados ya se habían hallado otros termopolios, pero esta es la primera vez que se devela uno de manera completa, según explicó a la agencia Reuters Massimo Ossana, director del parque arqueológico de Pompeya.

El establecimiento fue descubierto parcialmente en 2019, pero solo ahora se mostró al público y se espera que en este año y si a pandemia lo permite, esté abierto para visitas. Ossana calificó el hallazgo de “extraordinario”.

Lugares muy populares

Las decoraciones del hallazgo develan imágenes en el mostrador de una Nereida montando un caballito de mar, y a un costado, se halló una ilustración que según los investigadores podría ser la marca de la tienda. En otras secciones del termopolio se aprecian dibujos de animales que probablemente se sacrificaban y vendían ahí.

Estos lugares eran muy populares en el mundo romano, donde ya desde entonces existía la costumbre de que la gente comiera fuera de casa. 

En el hallazgo se descubrieron fragmentos de víctimas de la erupción y huesos de animales en el interior de recipientes empotrados en el mostrador, que contenían alimentos destinados a la venta. Se hallaron rastros de cerdo, pescado, caracoles y ternera en frascos y otros recipientes.

Osanna indicó que el análisis de los restos de comida representa “información excepcional” para saber más sobre cómo era la dieta en la época.

Mucho por descubrir

Pompeya fue sepultada por una erupción volcánica del monte Vesubio en el año 79 d.C.

La erupción cubrió esa localidad con una gruesa capa de ceniza, preservando la ciudad y los contornos de muchos de sus residentes y convirtiéndola en una rica fuente para los arqueólogos.

Alrededor de un tercio de la ciudad antigua aún no se ha descubierto y los hallazgos continúan emergiendo.

Pompeya, que se encuentra a unos 23 km al sureste de Nápoles, en Italia, está actualmente cerrada debido a la pandemia de coronavirus, pero el parque espera reabrir en Semana Santa.

Fuente: Reuters
Fotos: EPA

Somos un espacio dedicado a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.