Contáctanos

Alimentos

Coyotas

Publicado

en

El postre típico de Sonora México 

Las coyotas es un postre típico del estado de Sonora que parece una galleta gruesa, aunque su textura es un poco diferente. Se elabora con harina de trigo, leche, azúcar, manteca vegetal y un relleno que normalmente está hecho de piloncillo, cajeta, jamoncillo o guayaba. 

Por lo general tienen un diámetro de 10 a 15 centímetros, aunque por la versatilidad de la masa pueden hacerse de otros tamaños. 

Por su popularidad, cada vez nacen más recetas nuevas y creativas para explotar el potencial de este postre, modificando el relleno, la presentación y posibles toppings, como es el caso de las coyotas de nieve que se presentan ya sea con la nieve encima o como relleno.

La historia de este postre

Su historia nace en la década de 1950 en Hermosillo, la capital del estado, cuando la Sra. María Ochoa González, quien se dedicaba a la panadería y a la repostería, intentó una receta nueva por recomendación de su muy querida amiga Agustina Araiza, quien estaba casada con un militar español. La historia cuenta que después de su invención se popularizaron bastante y que cuando las madres de familia las preparaban mandaban a sus niñas a convidarles a familiares y amigos. De manera afectuosa a las niñas comenzaron a apodarlas “coyotitas”, palabra que significa “hija de india y español”, siendo ese el origen de su nombre. 

La tradición continuó y se esparció a otros pueblos. El sabor tuvo tanto éxito que terminó convirtiéndose en parte de la tradición gastronómica de Sonora, al grado de que los descendientes de la Sra. María consiguieron la autorización del gobierno estadounidense para exportar su producto a Arizona. 

Hoy en día si visitas Sonora es imperativo probar al menos una de estas delicias. Te aseguramos que habrá en cualquier municipio que visites, y si llegase a ser Hermosillo puedes dirigirte a Villa de Seris, colonia que las vio nacer y que recientemente fue nombrada Barrio Mágico como parte de la iniciativa de la Secretaría de Turismo Federal, que consiste en reconocer espacios que combinan diversos elementos que los hacen únicos en términos históricos, culturales, gastronómicos y demás; son lugares que captan la esencia de su municipio y de la vida de sus habitantes desde su fundación hasta la fecha. Si quieres probar el sabor 100% original sonorense de las coyotas, no olvides buscar tu dotación la próxima vez que visites Sonora búscalas recién horneadas, saben riquísimas.

Agradecemos tu interés en leer este post y te invitamos a dejar un comentario!

GastroMakers es un espacio dedicado a promover la cultura gastronómica del mundo.

Advertisement
Hacer un comentario

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 69 = 73

Alimentos

El Choripán argentino

Publicado

en

Foto: Choripán Argentino

El origen de este ícono gastronómico

El Choripán en un ícono argentino con características y condiciones sobresalientes. Este manjar portable, rico, nutritivo, que puede comerse al paso y que caracteriza a la gastronomía Argentina a nivel mundial.

Características del Choripan

El choripán es un típico sándwich argentino que suele aparecer como preámbulo de los asados. Se prepara generalmente con pan francés y un chorizo asado a la parrilla en el medio. Al chorizo se le pueden sumar tomates y lechugas y aderezos como salsa de tomate con ají u otros sabores.

La historia 

El origen del choripán local se remonta al siglo XIX, cuando los gauchos de las zonas rurales preparaban asados y empezaron con el hábito de comer el chorizo entre dos panes. Luego, esta tradición llegó a las zonas urbanas, transformándose hoy en un plato típico de la Argentina.

Foto: Pintura Ramón Bayeu y Subías

Sus orígenes pueden rastrearse hasta mucho más atrás en la historia. Podemos encontrar hoy en el Museo del Prado una imagen pintada en 1876 por Ramón Bayeu y Subías, curiosamente cuñado de Mozart, en la cual podemos ver a un joven vendedor mostrado las ristras de chorizos que tiene a la venta y según cuenta la historia, en ocasión de encontrarse el Rey Carlos IV de cacería, se cruzó con este joven quien le ofreció un bocado de su mercadería, y para gran placer del rey, sació el apetito que tan activo deporte le había despertado y que quizá acompañado de algún trozo de pan se convirtiera en uno de los primeros choripanes de la historia. 

Aunque es un mito difícil de creer, se trata de construir una historia que de fe de la existencia histórica de este alimento. Por ello, démosla por valida y a reserva de más investigación al respecto.

Un alimento popular

Foto. Puesto callejero de choripanes

Actualmente es considerado uno de los diez platos favoritos de los argentinos. Se lo puede consumir en puestos callejeros, particularmente en unos carritos ambulantes ubicados en las puertas de las fiestas populares de cualquier región nacional. Se calcula que en la Argentina se consumen unos 600 millones de choripanes por año, a un promedio de 15 por persona.

El choripán es una delicia y aportación del pueblo argentino, que merece la pena comerlo por lo menos una ves en la vida! 

Agradecemos tu interés en leer este post y te invitamos a dejar un comentario!

Sigue leyendo...

Alimentos

Dulce de tierra en México

Publicado

en

En Jáltipan Veracruz se come un dulce llamado ‘Chogosta’

La chogosta es un dulce típico de Jáltipan, al sur del estado de Veracruz, México, a base de un tipo de barro o tierra comestible que se encuentra de forma natural en esta área. Antiguamente, este dulce tenía una función principalmente medicinal y religiosa. 

Foto: Chogosta

No hay dato exacto desde qué año o quiénes empezaron a comer la tierra en Jáltipan, pero se la comen. Sin embargo, no es cualquier tierra, es una arcilla especial que se localiza a metro y medio del suelo y tiene un característico un color entre rosado y morado.

Preparación del dulce

Foto: Preparación Chogosta

Su forma de preparar el dulce es peculiar: una vez que es extraída, se pone en alguna madera y se desmorona, de ahí se vierte agua para poder moldearla. Se hace bolitas y se pone en las cocinas prehispánicas para estar frente al humo por lo menos cinco días antes de que se pueda degustar.

Foto: Chogosta producto empacado

Algunos dicen que “sabe a tierra”, por lo que no es del agrado de todo el mundo e incluso las nuevas generaciones no lo quieren siquiera probar. “La preocupación es que nos muramos y no haya nadie que pueda realizarla, de hecho son mis últimas veces que preparo la chosgosta”, lamentó don Pedro Martínez.

Foto: Sr. Pedro Martínez

La Dirección de Cultura del municipio afirmó que en las próximas ferias que se realizarán en la ciudad, se pretenden hacer talleres para que los jóvenes aprendan a preparar la chogosta, pues en todo México es el único sitio en donde la tierra se come como golosina. 

Agradecemos tu interés en leer este post y te invitamos a dejar un comentario!

Sigue leyendo...

Alimentos

El Pan de muerto

Publicado

en

Foto: Pan de muerto / Panadería el Globo

Una tradición mexicana de sabor especial

Con huevo, harina, mantequilla, azúcar y una pizca de ralladura de naranja se elabora estos días del mes de noviembre en México el pan de muerto, una representación de los difuntos queridos en las ofrendas multicolores y de tradición tan arraigada en México. Es por decir menos, un manjar que no falta en ninguna mesa.

¿De dónde nace esta tradición?

La idea de pan de muerto es de origen prehispánico. Antes se hacían dulces de amaranto con miel. Y con la llegada de los españoles a México y la utilización de harinas de trigos, se elabora el pan de muerto como tal.

En México, en estas festividades se honra a los difuntos en una tradición ancestral y enormemente popular en la que no faltan los altares de muertos para recordar los seres queridos con flores, agua, licores como el tequila o el mezcal, frutas o este pan autóctono.

De forma habitualmente redonda, el pan se elabora a partir de una masa que se deja fermentar durante más de 24 horas a base de huevo, harina, mantequilla, azúcar y el toque único que le da la ralladura de naranja.

En la parte de arriba del manjar, recubierto de azúcar, se realiza con la misma masa una tira a modo de adorno. Esta parte tan representativa del pan se conoce como el huesillo o la canilla.

Foto: Pana de muerto y calavera de azúcar / México desconocido

Es la parte que va en las orillas y la bolita de encima, y simulan el cráneo del muerto, de la calavera del esqueleto óseo humano. Si bien el pan clásico es el que lleva naranja y azúcar, hay otros tipos según la región del país.

Variantes de presentación de algunos estados de la república mexicana

En algunos lugares como en el sureño estado de Oaxaca se añade a la masa más huevo y se obtiene el pan de yema, que es algo más seco. Mientras que en otros sitios se sustituye el azúcar por la miel de piloncillo (melaza) y las semillas de anís, obteniendo un sabor “más rústico”.

A buen ritmo, los panaderos elaboran la masa, hacen la forma característica de este tipo de pan dulce y lo hornean. Es una coreografía que apenas los deja respirar, pues deben llenar las expectativas de la clientela, en cantidad y en calidad.

Foto: Panadero mexicano trabajando pan de muerto

Además del clásico y otro tradicional recubierto de ajonjolí, tienen unos sabores “más gourmet”, con relleno de nata, de dulce de leche y de crema de avellana y chocolate.

Es una labor relativamente sencilla para los panaderos experimentados mexicanos que lo trabajan con mucha pasión, y se cuida con mucho esmero el proceso.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...
Advertisement

Suscríbete a boletín GM

Facebook

Síguenos en instagram

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por GastroMakers (@gastromakers)

Lo más visto

Derechos Reservados GastroMakers® 2023