Contáctanos

Cultura gastronómica

Características que distinguen a la cocina francesa

Publicado

en

La importancia que tiene la gastronomía en Francia se ve reflejada en los eventos que se realizan al año

El país galo, con sus bellos ríos, sus imponentes monumentos y sus fabulosas playas, es uno de los destinos soñados por cualquier turista en plan de vacaciones. Las luces de París, la historia de las antiguas civilizaciones que poblaron el mundo, las muestras del mejor arte europeo y mundial, son sólo algunas de las principales motivaciones para visitar este país tan especial. Pero hay otra que tiene tanta o más trascendencia que las anteriores: su exquisita y refinada  gastronomía, que sin lugar a dudas ocupa los primeros planos en la materia a nivel internacional.

Es Patrimonio de la humanidad

Tan destacada es la gastronomía francesa, que esta considera por la UNESCO, Patrimonio Mundial de la Humanidad. Las razones esgrimidas para tan peculiar selección están directamente vinculadas a las características singulares que distinguen a esta cocina de otras: la utilización de productos de calidad, generalmente de origen local, y su virtuosa combinación; la cuidada elección de los platos, respetando siempre la diversidad regional y de los terruños; la precisa combinación entre platos y vinos; la estética y la decoración de la mesa, y las conversaciones.

Este último punto no es menor, ya que refleja fielmente el espíritu social que tiene la comida para los franceses. Para ellos, el sentarse a la mesa no implica únicamente el hecho puntual de satisfacer una necesidad fisiológica, sino que, por el contrario, es considerado como una ceremonia, un ritual que siempre comienza con un aperitivo y finaliza con un digestivo, mientras que en el medio se suceden al menos cuatro platos: una entrada, pescado y/o carne, queso  y un postre, y por supuesto el infaltable pan y el vino para acompañar cada plato. Cada circunstancia de la vida que amerite una celebración, es la ocasión perfecta para una buena comida, y por lo tanto para la reunión, ya sea familiar, entre amigos o laboral.

Foto: iStockPhoto

La variedad de los componentes de acuerdo con la región del país es algo fundamental y que se debe respetar en cada preparación. Por ejemplo, en la cocina del noroeste usa mantequilla, creme fraiche y manzanas a la hora de elaborar los platos; en cambio el sureste posee una influencia más fuerte de la cocina italiana, por lo cual cada plato se acompaña con aceitunas, finas hierbas y tomates. En el norte, influido por los belgas, priman la patata, la carne de cerdo, las judías y la cerveza, y en el este, donde se ve mayormente la impronta alemana, son muy frecuentes el tocino, las salchichas, y la cerveza. Y a nivel general, los productos obtenidos de la agricultura tienen un rol preponderante en la cocina francesa, como ser el queso, el vino o la carne.

Foto: Plat de résistance Tripadvisor restaurant du donjon

En todas las comidas se respeta ese orden del que hablábamos líneas más arriba, si bien el contenido puede variar de acuerdo con la región del país en la que nos encontremos: primero se sirven los apéritifs, que suelen consistir en vino oporto o licor de alguna fruta, junto con un bocado o canapé, frutos secos o aceitunas; luego sigue el entreé o hors d’oeuvre, un primer plato bastante liviano, comparable con el antipasto italiano, que puede ser una ensalada  o sopa. Más tarde continuamos con el plat principal o plat de résistance, donde aparecen las carnes, ya sea vacuna o de pescado, con una guarnición de arroz, pasta o legumbres. A renglón seguido es el momento de la degustación de quesos o fromage, siempre con una buena copa de vino para alivianar la digestión, y finalizamos con el postre o dessert, donde sobresalen los preparados en base a frutas y yogurt. Y por supuesto es menester en algún momento ir a una panadería  y probar las famosas baguettes, pain ou chocolate y las croissants.

Clasificación de los establecimientos gastronómicos

Algo que se debe tener en cuenta a la hora de elegir un sitio para ir a comer en Francia es que existe una suerte de clasificación de los establecimientos gastronómicos dependiendo de la hora del día. El restaurante no difiere demasiado de las características que puede tener en cualquier otra parte del mundo, mientras que el bistrot o bistró es un sitio en el que los menúes se suelen dictar en forma oral o se escriben diariamente en una pizarra que se exhibe en la banqueta del local. Por su parte el bistrot à vin tiene la fisonomía de una clásica taberna, pero con el tiempo ha ido mutando hacia la forma de una vinoteca. Otra clase de local es el brasserie, que es eminentemente un sitio de expendio de bebidas, pero que ofrece también algunos platos como acompañamiento.  Uno de los más populares es sin duda el café, donde se sirven todo tipo de variedades de esta infusión y también distintas bebidas alcohólicas. Luego tenemos los salones de thé, que vende bebidas calientes,  el bar en el que se preparan bebidas alcohólicas más elaboradas como cócteles, licores y demás; el bouchon, que ofrece platos típicos sin llegar a ser haute cuisine, y por último el estaminet, un lugar en el que se solían reunir las clases trabajadoras y hoy día es una atracción turística.

Foto: Tripadvisor L’Estaminet

La importancia que tiene la gastronomía en Francia se ve reflejada en los eventos que se realizan año tras año relacionados directamente con lo culinario. En febrero por caso se celebra el Salón Internacional de la Agricultura, en donde se brindan actividades, demostraciones de cocina en Alsacia, se descubren los secretos del queso de Auvernia, se prueba el vino de Burdeos entre otras cosas. En marzo es el turno del Festival de Comida Omnívoro en París, durante tres días en los que los chefs, pasteleros y artesanos de todo el globo muestran sus  habilidades, y luego se organizan cenas en varios restaurantes parisinos. La capital también es sede en mayo de la Feria de París, donde tienes la oportunidad de probar todos los productos y servicios cotidianos, asistir a talleres de cocina y concursos de vino.

Un més más tarde se celebra el Burdeos festeja el Vino, cada dos años cuando llega el verano. Allí los amantes de esta bebida están de parabienes con degustaciones, talleres, conciertos y más. Recuerda que puedes contar con los apartamentos de Burdeos para descubrir toda la cultura vinícola de la zona, accediendo a tours por las propias bodegas que elaboran este vino tan popular en todo el mundo.

Foto: Viñedos Burdeos vía miviaje.com

Entre los meses de julio y septiembre, se lleva a cabo el festival Qui cuisine la cuisine, en el que se cruzan productores y chefs para ir de compras y almorzar en un entorno natural. La Fiesta de la Gastronomía tiene lugar en septiembre, y allí se efectúan banquetes, catas de vino, clases de cocina y visitas a sitios de renombre. También en este mes está Tous au Restaurant, que permite durante una semana entera conocer los mejores restaurantes franceses a precios módicos, y el evento Etoiles de Mougins, festival con sede en el pueblo del mismo nombre en el que los chefs más importantes realizan recetas en vivo y dictan talleres culinarios, además de haber concursos para aficionados. Por su parte en octubre es tradición la Fiesta de la Vendimia en el mágico distrito parisino del Montmartre, allí hay degustaciones, animaciones, conciertos y otros festejos. Y por último en noviembre es el momento del Salón del Chocolate, que congrega en París a casi 200 chocolateros europeos e internacionales para que el público pueda conocer sus exquisiteces y obtener los productos a menor precio.

Un gran ejemplo de como se puede impulsar un país, a través de su gastronomía.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Advertisement
Hacer un comentario

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 + = 24

Cultura gastronómica

El santo patrono de los cocineros

Publicado

en

San Pascual Bailón

La religión como parte inherente de la vida cotidiana en países como México, los santos son parte de la cultura popular, y en el caso de la comida en México, San Pascual Bailón tiene un lugar especial.

El origen

La cultura prehispánica se unió a las costumbres virreinales tras la conquista. Como parte de esta influencia, cuyo impacto tuvo alcance en todas las ramas de la vida de aquella época, se puede destacar la institución de la Iglesia y sus creencias.

Una muestra clara del mestizaje cultural es la gastronomía conventual, que nació en las cocinas de los conventos donde religiosos y religiosas desarrollaron una infinidad de platillos que hoy son parte de la historia culinaria de México.

El simbolismo de la comida no se detiene en la sagrada hora de ingerirlos, sino en eventos importantes como la Eucaristía, donde se ofrece pan y vino como representación del cuerpo y la sangre de Cristo.

La religión católica tiene también una amplia historia donde los santos son protagonistas, a estos seres se les adjudican milagros que los convierten en figuras importantes de la creencia popular.

En México, se venera a un santo cuya principal bondad es la de ayudar a preparar guisos de buena sazón. Se trata de San Pascual Bailón, un santo originario de Torrehermosa en Zaragoza, comunidad autónoma de Aragón, España.

Desde la época virreinal se creía que San Pascual Bailón auxiliaba a monjas y amas de casa a cocinar platillos con buena sazón. Es considerado el santo patrono de los cocineros, pues entre sus milagros se le atribuye el de multiplicar el pan, sacar agua de una piedra y curar enfermos.

El día de la celebración

Su fiesta se celebra el 17 de mayo y de acuerdo con un texto de la Fundación Herdez, “el nombre le fue otorgado por nacer el día de Pentecostés; de familia de origen humilde se dedicó al pastoreo de los 7 a los 24 años, edad a la que ingresó a la Orden de los Hermanos Menores fundada por San Francisco de Asís. Debido a su poca instrucción académica le fueron encomendados dentro del monasterio los oficios de portero, mandadero, barrendero, limosnero y cocinero, aunque en este último descuidaba los platillos que cocinaba por encontrarse rezando, motivo por el cual los ángeles terminaban los guisos por él.”

Por su fervor se le representa de rodillas, dentro de una cocina virreinal. Sus devotos se encomiendan a él con versos y frases como:

“San Pascualito Bailón, báilame en este fogón. Tú me pones la sazón y yo te bailo un danzón”

«Pascualito muy querido, mi Santo Pascual Bailón, yo te ofrezco este guisito y tú pones la sazón»

“Ay San Pascual Bailón, que por ollas y cazuelas brincas, corres, casi vuelas, dale a mi pipián sazón”

Ahora ya lo sabes, si necesitas ayuda en la cocina, ten una imagen de San Pascual Bailón para que te lleve por el camino de la buena sazón, encomiénda a San Pascual Bailón y tendrás gran sazón

Agradecemos tu interés en leer este post y te invitamos a dejar un comentario!

Sigue leyendo...

Alimentos

La gastronomía mexicana en un vínculo con la historia, la cultura y la identidad

Publicado

en

Enorme riqueza del mar y tierra

México es uno de los diez mejores destinos gastronómicos del mundo, su amplia gama de sabores va desde lo dulce a lo salado y sobre todo el picante. Debido a la riqueza culinaria y a la diversidad de fauna y vegetación, se aprovechan los recursos de manera sustentable para ofrecer alimentación de calidad nutricional a la población local y visitantes.

Cada estado de la República tiene su sazón característica, así como sus ingredientes esenciales, los productos de la naturaleza son la base de las principales industrias alimentarias como la pesca y la acuacultura.

Los platillos de cada región se elaboran principalmente con la cosecha y la pesca a nivel local de acuerdo a la temporada del año para mantener su frescura y calidad, y así ofrecer a los paladares más exigentes el sabor original de los mismos.

Las recetas conservan las tradiciones de los antiguos pobladores que combinaban los sabores del mar y la tierra desde tiempos inmemoriales, aunque han evolucionado a través de los años sin perder el toque característico de los pueblos situados cerca de los mares, ríos, lagos y cuerpos de agua.

En estas vacaciones prueba la comida típica de tu destino y recuerda que la pesca del día es una buena opción donde quiera que vayas. 

Aquí te dejamos algunas recomendaciones:

Tacos de langosta de Baja California Sur

Foto: Tacos de langonsta Baja California

Ostiones Chiapanecos

Foto: Ostiones de chiapas

Enchiladas mineras de almejas en Guanajuato

Foto: Enchiladas mineras del estado de Guanajuato

Lonche de tilapia de Jalisco

Foto: Lonche de tilapia del estado de Jalisco

Tlayuda oaxaqueña de camarón, pulpo y tilapia

Foto: Tlayuda oaxaqueña de camarón, pulpo y tilapia

Trucha poblana

Foto: Trucha poblana

Aguachile de camarón de Sinaloa

Foto: Aguachile de Sinaloa

Pulpo zacatecano

Foto: Pulpo zacatecano

La comida mexicana es mucho más que una combinación de sabores y ingredientes; es un vínculo con la historia, la cultura y la identidad de un país. Cada platillo cuenta una historia, cada sabor evoca tradiciones arraigadas y cada comida compartida es un momento de conexión y celebración.

Así que la próxima vez que te sientes a disfrutar de un taco, una enchilada o un pozole, recuerda que estás saboreando siglos de herencia culinaria y que cada bocado es un homenaje a la diversidad y riqueza de México.

¡Agradecemos tu interés en leer este post y te invitamos a dejar un comentario!

Sigue leyendo...

Cultura gastronómica

Los niños y la gastronomía

Publicado

en

Foto: Archivo

Descubriendo el mundo a través del paladar y de festejar el día del niño

La gastronomía es mucho más que la simple acción de alimentarse; es un universo de sabores, texturas, olores y experiencias que nos conecta con nuestra cultura, historia y entorno. En este fascinante viaje culinario, los niños juegan un papel fundamental, ya que están en constante descubrimiento y aprendizaje, desarrollando sus gustos y preferencias desde temprana edad. Es muy importante la relación entre los niños y la gastronomía, destacando la importancia de fomentar una alimentación variada y saludable desde la infancia.

La importancia de una alimentación diversa

La infancia es una etapa crucial en el desarrollo físico y cognitivo de los niños, y la alimentación juega un rol fundamental en este proceso. Exponer a los niños a una amplia variedad de alimentos desde una edad temprana no solo les proporciona los nutrientes necesarios para un crecimiento saludable, sino que también les permite explorar nuevos sabores y texturas, expandiendo sus paladares y promoviendo hábitos alimenticios positivos a lo largo de su vida.

Es importante recordar que cada niño es único, y sus preferencias alimenticias pueden variar ampliamente. Algunos pueden mostrar curiosidad y disposición para probar nuevos platos, mientras que otros pueden ser más selectivos o sensibles a ciertos sabores. Respetar las preferencias individuales de cada niño y fomentar un ambiente positivo y sin presiones en torno a la comida es clave para promover una relación saludable con la gastronomía.

Consejos para fomentar una relación positiva con la comida

  1. Involucrar a los niños en la cocina: Permitir que los niños participen en la preparación de comidas les brinda una sensación de logro y conexión con los alimentos. Pueden ayudar a lavar, cortar (con supervisión), mezclar ingredientes y más, lo que les permite experimentar de manera activa y educativa.
  2. Explorar nuevos sabores juntos: Organizar sesiones de degustación en familia o probar platos de diferentes culturas puede ser una experiencia divertida y enriquecedora. Animar a los niños a probar al menos un bocado de cada alimento les ayuda a ampliar sus horizontes gastronómicos.
  3. Crear presentaciones atractivas: Utilizar colores, formas y texturas variadas en los platos puede hacer que la comida sea más atractiva y apetecible para los niños. Involucrarlos en la creación de decoraciones simples puede ser una actividad divertida y motivadora.
  4. Ofrecer opciones saludables: Asegúrate de tener siempre a mano opciones saludables y equilibradas para las comidas y refrigerios. Esto les permite a los niños tomar decisiones dentro de un rango de alimentos nutritivos, fomentando hábitos alimenticios saludables.
  5. Crear un ambiente positivo en torno a la mesa: Evita las presiones y las discusiones sobre la comida durante las comidas. En su lugar, fomenta conversaciones positivas y alegres, haciendo de la hora de la comida un momento agradable y relajado para toda la familia.

Te puede interesar: Recetas para niños

Foto: iStockPhoto

La relación entre los niños y la gastronomía es una oportunidad maravillosa para explorar, aprender y disfrutar juntos. Al fomentar una alimentación diversa, involucrar a los niños en la cocina y crear un ambiente positivo en torno a la comida, podemos contribuir al desarrollo de hábitos alimenticios saludables y duraderos en los más pequeños, preparándolos para una vida llena de descubrimientos culinarios y bienestar.

¡Agradecemos tu interés en leer este post y te invitamos a dejar un comentario!

Sigue leyendo...
Advertisement

Suscríbete a boletín GM

Facebook

Síguenos en instagram

Lo más visto

Derechos Reservados GastroMakers® 2024