Contáctanos

Bebidas

El origen de los refrescos

Publicado

en

Conoce el inicio de este tipo de bebidas tan populares

Los aclamados refrescos que gozan de tanta popularidad a nivel mundial, tanto por su sensación de refrescar la sed y su dulzor, tuvieron un inicio y aquí te compartimos algunos datos interesantes al respecto.

El químico flamenco Jean Baptista van Helmont (1577-1644) fue el primero que empleó el término gas para referirse a las aguas naturales con dióxido de carbono. Un francés llamado Gabriel Venel (1723-1775) denominó al líquido burbujeante “agua aireada”, y otro científico definió su contenido como “aire fijado”.

Durante el siglo XVIII, numerosos investigadores invirtieron parte de su tiempo en el estudio del origen de las efervescencias. Entre ellos cabe mencionar a Henry Cavendish, Brad Pyrmont y Joseph Priestley, el descubridor del oxígeno. Pero fue el químico francés Antonie Lavoisier quien halló que el denominado aire fijado era una combinación de oxígeno y carbón. A esta mezcla la llamó gas de ácido carbónico.

En 1741, al inglés William Browning se le ocurrió inyectar ácido carbónico en un recipiente con agua mineral. Su sorpresa fue mayúscula al observar que el líquido burbujeaba y, ni corto ni perezoso, decidió embotellar el nuevo producto. De este modo, acababa de nacer la gaseosa. Pero fue un fracaso comercial, hasta que la bebida empezó a ser prescrita por los médicos como agua medicinal.

El uso medicinal de las aguas gaseosas

En 1807, el cirujano estadounidense Philip Syng encargó a un químico amigo suyo que preparase un agua carbónica para tratar a los pacientes aquejados de dolencias estomacales. El químico, para mejorar su sabor, tuvo el ingenio de disolver un edulcorante en el preparado. Su sabor gustó mucho al público.

En 1823, John Mathew ideó un sistema para saturar el agua con gas carbónico que abarató notablemente el costo de la producción de las bebidas con burbujas. Pero no fue hasta principios del siglo XIX cuando la gaseosa dejó de ser una bebida medicinal para convertirse en un popular refresco para calmar la sed. Así, surgieron o empezaron a popularizarse las bebidas con gas.

En 1886, apareció la Coca-Cola; en 1898, la Pepsi-Cola; en 1904, el Canada Diy Ginger Ale, y en 1933.

Sin duda el agua carbonatada más popular son los refrescos, pero siempre recordar que todo alimento o bebida azucarada en exceso es malo para la salud.

Agradecemos tu interés en leer este post!

GastroMakers es un espacio dedicado a promover la cultura gastronómica del mundo.

Advertisement
Hacer un comentario

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 39 = 47

Bebidas

El coktail Gibson icónico de Queen’s Gambit

Publicado

en

Foto: Serie Queen's gambit / Netflix

El favorito de la madre de Beth Harmon, el coktail Gibson todo un clásico

Aprende a preparar un Gibson, el primer coctel que toma Beth Harmon en la serie ‘Queen’s gambit’.
El Gibson es una mezcla de origen americana, aunque no tenemos del todo clara la procedencia de su autor.

El Gibson es uno de los cócteles más conocidos del mundo. De ahí que varias personas se hayan atribuido de esta mezcla. Las distintas teorías sobre su origen convierten al Gibson en una leyenda entre los combinados.

Una de las historias dice que su creación fue gracias al dibujante Charles Dana Gibson, ilustrador de la revista Life durante las primeras décadas del siglo XX. Según dicen, Gibson retó al camarero de The Players, un exclusivo club de Nueva York, a que mejorara su Dry Martini.

El camarero, Charley Connolly, cambió la aceituna por la cebolleta, agregándole un sabor que lo hacía irresistible. Gustó tanto que el barman le puso el nombre Gibson al cóctel en honor al dibujante.

Foto: Coktail Gibson

Otra versión dice que lo creó Walter D. K. Gibson, un importante hombre de negocios de San Francisco de finales del siglo XIX. Gibson pensaba que la cebolla era buena para prevenir resfriados, por eso cambió la aceituna del Dry Martini por cebolletas. Frecuentaba el Bohemian Club, un club privado para caballeros de San Francisco, y fue allí donde empezó a recomendar esta nueva mixtura.

También hay una teoría en la que el origen del Gibson está en un diplomático americano en el Reino Unido apellidado Gibson. El diplomático era abstemio, pero, por compromisos de trabajo, tenía que acudir a muchas recepciones. Para no beber alcohol, pedía que le sirvieran agua mineral en una copa de Martini. Y, para no equivocarse con el resto de copas, que la decorasen con una cebolleta.

Existen otras muchas historias y leyendas, aunque todavía no se sabe cuál es la verdadera. Lo que sí te podemos decir es que con un Gibson disfrutarás del aperitivo como ningún otro cóctel hará.

Una receta para los amantes de la ginebra

Ingredientes Cóctel Gibson

Si eres amante de la Ginebra, el Gibson tiene que estar entre tus cócteles favoritos. Su potente sabor se ve potenciado por el Vermut secoy las cebolletas en vinagre.

Este cóctel tiene de base la Ginebra, aunque no siempre fue así. En su origen, a los Martini se les ponía más proporción de Vermut y eran más secos. Hoy en día, se prefiere que el licor que abunde sea la Ginebra. Este es el motivo por el que, si buscas en recetarios antiguos, las cantidades de Vermú y Ginebra están más igualadas.

El equipo de elCoctelero, te recomienda que utilices para esta mezcla la Ginebra G’Vine Floraison. Este licor se obtiene de la uva de Ugni Blanc de la región francesa de Cognac. G’Vine Floraison tiene un sabor suave, aterciopelado y floral, que marida a la perfección con el vermut seco del Gibson. Anímate a probar este trago.

El auténtico Gibson cocktail paso a paso.

El Gibson es un cóctel que, por su forma de prepararlo, es refrescado. Esto quiere decir que se prepara sobre las rocas en un vaso mezclador y con la ayuda de una cuchara de bar. Aunque los hielos se utilizan solo para refrescar la bebida durante su preparación. Al pasar el combinado por el colador nos deshacemos de los hielos.

Es importante remover con suavidad, así evitaremos que el hielo se rompa y el cóctel salga aguado. Por su presentación, es un trago corto y la copa que se utiliza para beber este combinado es de Martini.

El Gibson se sirve sin hielos, pero tiene que estar frío. Por esta razón, hay que enfriar la copa. Te recomendamos que le pongas hielos antes de preparar el cóctel. Y que, cuando lo vayas a servir, quites de la copa los hielos y el agua que se ha podido derretir.

Como decoración, se utiliza el característico pincho con cebolletas en vinagre que diferencia al Gibson del Dry Martini. No olvides comértelas al terminarte el combinado, las cebolletas absorben el aroma de los licores. Y la combinación de sabores es irresistible.

El mejor momento del día para preparar un Gibson es antes de comer o de cenar. La hora del aperitivo con este cóctel en la mano es inmejorable.

Ingredientes de este cocktail

  • 60 ml. de Ginebra
  • 10 ml. de Vermut seco
  • Hielo
  • Cebolletas en vinagre

Este combinado contiene: 166 calorías

Preparación

  • Para comenzar a preparar un Gibson, pon en un vaso mezclador con hielos la Ginebra y el Vermú seco.
  • A continuación, remueve suavemente con una cuchara de bar.
  • Después, pasa la combinación por un colador y sírvelo en una copa enfriada.
  • Para finalizar, coloca en la copa un pincho con cebolletas en vinagre.

Un cocktail clásico que deberías probar por lo menos una ves en tu vida, recuerda siempre no excederte y beber con moderación.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Bebidas

¿Beber cerveza nos engorda?

Publicado

en

Foto: Stock

Esta es una de las preguntas clave que se hacen los aficionados a esta bebida fermentada

La cerveza tiene una tradición milenaria, está elaborada a base de cebada y otros cereales y ojo, es una bebida alcohólica, por lo que se puede consumir, sí, pero con moderación.

En la XIII edición de la Jornada Científica sobre Bebidas Fermentadas y Salud enmarcada dentro de la Cátedra de Bebidas Fermentadas de la Universidad Complutense de Madrid. La jornada, bajo el título Bebidas fermentadas, dieta y salud: una actualización para 2022, arrojó conclusiones por parte de los catedráticos César Nombela y Humberto Martín como que “este tipo de bebidas (vino, cerveza y sidra), se puede disfrutar por parte de aquellos que las consumen de una manera moderada, preferentemente de forma simultánea con la comida, dentro de una dieta y un estilo de vida saludables. Y todo ello siempre que se trate de adultos sanos”.

Aclarado este asunto, volvamos a lo que muchos preocupa: 

¿La cerveza engorda o no?

  • La cerveza tiene pocas calorías y escasas grasas saturadas. La cantidad exacta es de 43 calorías por 100 ml. Así pues, si bebes un vaso de 250 ml, estás ingiriendo unas 90 calorías. Una caña, que es más pequeña, tiene unas 75 calorías.
  • Por tanto, se considera una bebida poco calórica y no debe afectar al peso si se toma con moderación. Nada que no puedas eliminar con un poco de ejercicio o una caminata a paso ligero.
  • Ten en cuenta que la mayoría de refrescos azucarados que tomamos a veces para no tomar una cerveza, engordan mucho más.
  • Ojo, si al tomarte una cerveza, picas unos aperitivos (aceitunas, patatas, snacks, algún frito…) tendrás que añadir calorías, pero no las atribuyas todas a la cerveza.
  • La cerveza cuanto más natural y de elaboración artesanal, más saludable. La cerveza negra, elaborada a base de malta y lúpulo, y rica en hierro es una de las más sanas.
  • ¿Cuánta podemos tomar? Un consumo moderado es aproximadamente un tercio para las mujeres y dos para los hombres. Esta medida sirve para adultos sanos con un índice de masa corporal entre 19 y 25, es decir, el que indica un nivel de peso normal. En caso de personas con sobrepeso, problemas cardiovasculares, obesidad u otras afecciones el consumo de alcohol debe ser cero.
  • Un truco: muchas veces bebemos una cerveza sólo para quitarnos la sed y ni siquiera la paladeamos. Es recomendable saciarnos con agua y ya después, tomarnos la cerveza. Así consumiremos menos y engordaremos menos también.

Si comprendemos que en realidad lo que causa que uno engorde es el exceso al beber cerveza, entenderemos mejor el estigma del cual goza esta bebida. Depende de cada quién su moderación para evitar problemas de salud.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Bebidas

La pisada de uva

Publicado

en

Foto: Pisada de uvas

Un sello distintivo de la vendimia tradicional

La pisada de uva es una labor tradicional que se llevaba a cabo durante la vendimia y que consiste en pisar las uvas depositadas en el lagar (recipiente de madera) para extraer el mosto que contienen y elaborar el vino. De esta manera, el mosto sale por un orificio pequeño y se separan los escoberos y la pulpa de la uva.

¿Cómo se realiza la pisada de uva?

La forma de realizar la pisada de uva depende en gran medida de las costumbres de la región, pero existen una serie de normas no escritas que se suelen cumplir en todos lados.

Por un lado, se debe empezar la pisada de uvas desde el centro a los extremos, para que la presión que se ejerce sobre los granos sea suficiente como para conseguir extraer el mosto, sin que pierda sus propiedades, y favorecer el contacto con las levaduras, responsables de comenzar con la fermentación.

Por otra parte, la pisada de uvas se puede efectuar con los pies descalzados, la forma más conocida, o con botas de goma, este método es más práctico y se emplea en las bodegas artesanales.

Foto: Dos personas realizando la tradicional pisada de uvas durante la vendimia. 

También, se recomienda que no sólo se dediquen al pisado de uvas las personas que más fuerza tienen, sino que es aconsejable que las personas que más pesan colaboren en esta labor porque su peso facilita la tarea.

Una tradición muy popular

La pisada de uva es un sello distintivo de la vendimia tradicional ya que era un elemento fundamental en la elaboración del vino de los primeros pueblos viticultores.

Estos pueblos, se dieron cuenta de que la pisada de uva se desarrollaba con más eficacia si se realizaba a determinados ritmos, por lo que se incorporó música de fondo, convirtiendo a la pisada de uva de la vendimia en toda una danza festiva.

Se trata de toda una experiencia que pone en marcha casi todos los sentidos del ser humano disfrutando de la música que acompaña la tarea, de las vistas del viñedo, de la textura de la uva debajo de los pies, percibiendo la sensación líquida del mosto entre los dedos, y del aroma que las uvas empiezan a liberar.

Hasta hace poco, la pisada de uvas tradicional de la vendimia había quedado relegada a bodegas familiares por la aparición de máquinas que son capaces de efectuar esta labor de forma mecánica.

Sin embargo, en los últimos años ha resurgido esta tendencia de la vendimiamás tradicional por el interés turístico que despierta en los amantes del vino.

Agradecemos tu interés de leer este post!

Sigue leyendo...
Advertisement

Suscríbete a boletín GM

Facebook

Síguenos en instagram

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por GastroMakers (@gastromakers)

Lo más visto

Derechos Reservados GastroMakers® 2022