Contáctanos

Cultura gastronómica

Comidas del mundo maya

Publicado

en

Foto: Cochinita Pibil / Food and Travel

Los mayas se caracterizaron por ser integrantes de una de las culturas prehispánicas más emblemáticas de México

Los Mayas fueron grandes astrónomos, creadores de sorprendentes calendarios astrológicos, amantes del cacao y habitantes de bellos centros ceremoniales como Chichén Itzá. Adicionalmente a estos conocimientos fueron grandes cocineros y productores de alimentos que siguen existiendo hoy en día. 

Foto: Libro Polo Vuh

Para entender la gastronomía maya es importante conocer el Popol Vuh, un libro con grandes cualidades literarias, comparables con laOdisea o el Ramayana hindú. Ya que en este libro se explica la relación del hombre y la naturaleza en la que creían los mayas. Por ello tenían el conocimiento de que el hombre fue creado de maíz, cultivo noble y bueno.

El desarrollo de la cultura gastronómica de los Mayas es singular para la época en el continente americano. Estos eran cazadores, recolectores y agricultores: de hecho, eran conocidos como los hombres del maíz ya que, según una leyenda maya, los dioses se sirvieron del maíz para modelar el cuerpo del primer hombre.

Puede que no nos demos cuenta, pero muchas de nuestras comidas favoritas, como el guacamole, los tamales y el chocolate, fueron descubiertas, desarrolladas y refinadas hace siglos, en el mundo maya.

Aquí están algunas de las más representativas:

Chocolate

Foto: Chocolate Maya iStockPhoto

El cacao es endémico en la tierra de los mayas, que fueron los primeros en tomar las semillas de la fruta, tostarlas y hacer chocolate caliente. Los antiguos mayas no hacían barras dulces ni agregaban azúcar o leche al cacao. En vez de eso, tomaban el chocolate como un elixir ceremonial y un sabroso mejorador del ánimo. Para los mayas, el cacao era un regalo sagrado de los dioses, y los granos se utilizaban como moneda. Ek Chuah, el dios maya de los mercaderes y el comercio, también era el patrono del cultivo de cacao. Cuando los españoles invadieron las tierras mayas en el siglo XVI, adoptaron la bebida y le agregaron azúcar y leche para hacerla dulce y cremosa. Para aprender más sobre el cacao y probar chocolate, visite el Ecomuseo del Cacao, en la región Puuc de Yucatán.

Aguacates y guacamole

El aguacate, originario del sur de México y Guatemala, es apreciado por su sabor y su textura cremosa, y era un cultivo venerado por los antiguos mayas. Aún en la actualidad, a las personas de Antigua Guatemala se les llama panzas verdes, debido a la dependencia a los aguacates que tienen en épocas de dificultades. El aguacate, combinado con chile, ajo, cilantro, cebolla y lima o limón, se convierte en guacamole, un suntuoso aperitivo. No espere encontrar solo aguacate Hass en el mundo maya, hay muchas otras variedades, la mayoría de las cuales lo superan en tamaño. En 1917, Wilson Popenoe, un explorador de la Asociación del Aguacate de California, informó por qué los aguacates guatemaltecos son los mejores: “La pulpa es de un color amarillo más profundo y más suave, y su textura es más mantecosa y su sabor más rico que cualquier otra variedad conocida hasta hoy en Estados Unidos”.

Poc Chuc

Foto: Platillo Poc Chuc / Food and Travel

Este plato típico yucateco data de los tiempos en que no existía la refrigeración, cuando la carne se salaba para conservarla. El cerdo cocido lentamente se combina con jugo de naranja agria y vinagre, para atenuar la salazón de la carne. El jugo de naranja devuelve la frescura al cerdo curado y le da un sabor ácido. La naranja agria es una variedad de naranja, pero su jugo no es amargo. El plato va cubierto con cebollas salteadas con cilantro y un poquito de azúcar. Julio Bermejo, del restaurante mexicano Tommy’s en San Francisco, que sirve especialidades yucatecas, dice que su restaurante favorito en Yucatán es el Restaurante El Príncipe Tutul-Xiu, en Maní: “¡Hacen el mejor poc chuc del mundo!”

Michelada

A los mexicanos del sur les gusta agregar algo de picante a sus comidas…y a sus cervezas. La michelada (o chelada en algunas partes) es una infusión de cerveza con lima, sal gruesa, pimienta y toques de salsa Worcestershire o Tabasco, servida en un vaso helado con el borde cubierto con sal. Algunas versiones también incluyen salsa de soja o aderezo Maggi. Parece extraño, pero resulta refrescante y muy adecuada para un día caluroso, o una mañana difícil. Si lo de las especias suena un poco fuerte, pruebe con una versión más sencilla, que combina solo jugo de lima y sal con una cerveza ligera, como la Corona o la Tecate. Es tan popular que Miller y Budweiser crearon sus propias versiones de la michelada, pero por supuesto, no se comparan con la verdadera.

Tortillas de maíz

Foto: Aldo Pavan, Grand Tour/Corbis

Las tortillas caseras proporcionan una satisfacción elemental. En los mercados al aire libre, se escucha un aplauso rítmico cuando las mujeres les dan forma, luego las cocinan en un comal, una gran sartén de hierro o arcilla con fuego de leña que parece un tambor de acero caribeño. Estas tortillas tienen solo de ocho a diez centímetros de diámetro, pero son más gruesas que lo acostumbrado para los norteamericanos. El mito de la creación de los mayas dice que las personas estaban hechas de “masa” (masa de maíz), y esta sigue siendo el elemento esencial de la dieta de los mayas autóctonos. Recién salidas del comal, las tortillas son asombrosamente satisfactorias, el acompañamiento ideal para los frijoles negros guatemaltecos o la base perfecta para una capa de guacamole.

Desayuno tradicional

Las comidas sencillas a menudo son las mejores. El desayuno típico maya incluye huevos revueltos, acompañados con frijoles negros, plátano frito (similar a la banana, pero más grande y de un sabor más complejo), un poco de queso blanco y una taza de café fuerte hecho con granos locales. Y todo esto acompañado con una canasta de tortillas calientes de maíz amarillo cubierta con una tela.

Café

Ver con tus propios ojos de dónde viene tu café es una experiencia reveladora. El típico recorrido por plantaciones de café incluye una visita a los campos (y muchas veces una explicación acerca de las virtudes del café cultivado a la sombra), luego a la zona donde se secan y procesan los granos, y por último, una taza de café. 

Dos refrescos: Jamaica y horchata

En las cantinas de todo el mundo maya, verá enormes vasos de vidrio con aguas frescas. La bebida de un color rojo brillante es agua de jamaica, conocida simplemente como jamaica, hecha con los cálices de las flores de hibisco, agua y azúcar. Tiene un alto contenido de vitamina C y es el modo ideal de combatir el sofocante calor del verano. Otro refresco popular en la península de Yucatán es la horchata, una mezcla de leche de arroz, almendras molidas, canela y azúcar. Algunas variedades tienen chufa, vainilla o cebada. El resultado es similar a una malteada, pero no es tan densa ni espesa. La horchata es ideal para acompañar platos picantes.

Tamales tradicionales DZOTOBICHAY

Foto: Tamales tradicionales Maya / Food and Travel

Ninguna exploración culinaria de la vida maya estaría completa sin los tamales. Hechos con masa de harina de trigo y rellenos con pollo, cerdo, vegetales o queso, los tamales se envuelven en hojas de maíz (o una hoja de banana o plátano) y se cocinan al vapor. Luego, se los abre y se los cubre con salsa. Algunos tamales se hacen con frutas u otros rellenos dulces. En gran parte del mundo maya, las mujeres indígenas caminan de puerta en puerta vendiendo cestas de deliciosos tamales. Disfrutados mucho antes de la invasión española, los tamales son un elemento básico de las celebraciones y festividades de las fiestas mayas. Incluso aparecen en los antiguos glifos mayas y en artefactos encontrados en excavaciones.

Salsa “Nariz de perro”

Foto: Salsa Xni-Pec

Esta ardiente salsa, hecha con chile habanero, no es para paladares delicados. Es muy picante y debería venir con una advertencia: “Podría hacerlo llorar”. Recibe su nombre porque el picante intenso puede hacerte gotear la nariz. En gran parte de la península de Yucatán, esta salsa, también conocida como “xni-pec”, no solo incluye los ingredientes tradicionales (tomate, cebolla, cilantro y lima), sino también jugo de naranja, pomelo o toronja.

Cochinita Pibil

Otra comida maya impresionante cuya receta ha permanecido casi intacta hasta la actualidad es la cochinita pibil o cerdo pibil. En maya, Pibil significa enterrado y así es exactamente como se prepara este plato. La carne, más a menudo de cerdo, aunque se puede hacer pibil de cualquier cosa, se adoba con el jugo de una naranja y un achiote. Ese color naranja distintivo proviene del achiote. Después de que el cerdo se haya marinado, se envuelve en hojas de plátano y se coloca en un hueco en el suelo con carbón en el fondo. El carbón esencialmente ahuma y cocina la carne, ya que todo está cubierto de tierra durante unas horas mientras se cocina.

El conocer y saborear la gastronomía maya es un deleite único que los mexicanos atesoramos con profundo respeto, y que sin duda es una de las más importantes de nuestro país, ya que a través de ella, la gastronomía mexicana es considerada como una de las mejores del mundo.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Advertisement
Hacer un comentario

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 + 1 =

Cultura gastronómica

Libro de Virgilio Martínez

Publicado

en

Foto: Libro del Chef Virgilio Martínez

‘América Latina. Gastronomía’

A modo de Eduardo Galeano gastronómico, el mundialmente premiado chef peruano Virgilio Martínez recorre Latinoamérica en este volumen, fruto de una exhaustiva investigación de su equipo Mater Iniciativa sobre la cocina de este vasto continente, conocido como la despensa del mundo.

Este atlas sin mapa de Latinoamérica se cuela en las casas más humildes y en los rincones más desconocidos de 22 países para mostrar recetas conocidas por todos, como las arepas y los tacos, y otras menos internacionales, como el pargo frito al curry. Antropólogos, historiadores, compañeros de profesión y documentos históricos han acompañado a Virgilio Martínez en esta aventura que firma junto al experto en gastronomía y viajes Nicholas Gill y que acompaña de las bellas imágenes de la periodista Jimena Agois.

Foto: Restarante Central Perú

El resultado de esto no es un libro de cocina al uso: sus más de 600 recetas también están acompañadas de explicaciones sobre el origen de las preparaciones,historias relacionadas con estas y todo tipo de costumbres y celebraciones ligadas a los platos. En definitiva, una guía culinaria de Latinoamérica que no solo sirve para cocinar, sino para profundizar en sus raíces y saborearla en cada página.

Un gran libro que vale la pena tener en nuestro librero gastronómico del cual hizo referencia el chef Gordon Ramsay: Este increíble libro de cocina es verdaderamente extraordinario

Rara vez se ha documentado tan exhaustivamente como en esta colección la increíble variedad de cocinas desde las costas tropicales de México hasta las islas heladas al pie de América del Sur.

De venta en:

Busca Libre

La casa del Libro

Amazon

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Cultura gastronómica

Significado de la rosca de reyes

Publicado

en

El origen de la Rosca de Reyes es fundamentalmente religioso

Data  de la búsqueda de los Reyes Magos: Melchor, Gaspar y Baltazar, para rendir tributo al Rey de los Judíos. Los 3 Reyes viajaron desde el Oriente hasta Jerusalén guiados por una estrella, preguntando al Rey Herodes si ya había nacido el nuevo Rey de Judea. El celoso Herodes, al enterarse del advenimiento del nuevo Rey, incitó a los Reyes Magos a continuar la búsqueda y pidiéndoles que en cuanto lo encontraran se lo hicieran saber para que él también fuera a adorarlo.

Temeroso de que el Mesías le arrebatara el poder, Herodes mandó asesinar a todos los bebés que tuvieran hasta dos años de edad. El día en que finalmente los Reyes Magos conocen al niño se le conoce como la Epifanía, encuentro que justamente simboliza la Rosca de Reyes.

Para comenzar, la forma circular de la Rosca  de Reyes representa para los cristianos el círculo infinito del amor a Dios, ya que no tiene ni principio ni fin. Las frutas secas y cristalizadas que adornan el delicioso pan simbolizan las coronas de los Reyes, mientras el muñequito escondido en la rosca refleja los tiempos en los que la Sagrada Familia tuvo que huir a Egipto y ocultar al Mesías para protegerlo del cruel Herodes. Cuando comemos el pan, estamos haciendo la comunión con Dios.

La tradición de la partida de la Rosca de Reyes data del siglo XIV en Francia. La manera de compartirla era un ritual: la primera rebanada era para aquél que fuera pobre o que llegara sin avisar al hogar. La siguiente era para los ausentes, es decir, los hombres que estaban en la armada del Rey y eran enviados a la guerra. Finalmente se compartía entre el resto de los presentes. Esta tradición se expandió a otros países de Europa y América.

En la actualidad, en Francia, una persona, por lo general un niño, se esconde bajo la mesa o se le vendan los ojos y al cortar un pedazo de rosca se le pregunta: “¿Para quién es?”, entonces, el elegido menciona un nombre. Si se tiene suerte, puede encontrarse dentro del pan un haba o una moneda, lo que significa que esa persona será el Rey o la Reina del día.

En México la manera de partir la rosca es diferente, pues en el pan se esconden muñequitos de plástico que simboliza al niño Dios y cada quién escoge al azar qué pedazo de rosca quiere, decidiendo así su suerte. A quienes les salen los muñequitos, automáticamente se convierten en madrinas o padrinos del niño y deben llevarlo a bendecir a la iglesia y festejar el acontecimiento con tamales y atole el 2 de febrero, Día de la Candelaria.

Los padrinos deben esmerarse y vestir al niño Jesús con las mejores ropas. No hay un atuendo en particular, aunque los trajes favoritos son los de San Francisco de Asís, el Santo Niño de Atocha, el Niño de las Palomas o el Niño de las Azucenas, por mencionar algunos.

El 2 de Febrero es una fecha muy significativa, ya que marca el fin de la cuarentena de la Virgen María (día de la purificación) y la presentación de Jesús en el templo de Jerusalén. También coincide con el día de la Virgen de la Candelaria, en el cual se bendicen las velas o candelas (de ahí el nombre de Candelaria). Más hermoso que esta bella tradición, es hacer que prevalezca recordándonos que Dios vino a este mundo para acabar con las tinieblas y darnos su luz.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Cultura gastronómica

Propósitos gastronómicos

Publicado

en

Una oportunidad para el nuevo año que comienza para disfrutar el placer del buen comer

1 Aprender al menos 6 recetas

Por supuesto que de vez en cuando es mejor comer en un restaurante, comprar comida hecha o congelada y disfrutar al momento pero encontrarás que siempre hay algo de especial tanto en el proceso de preparación de una receta como en el deseo que queda de compartirla. Descubrirás nuevas habilidades, tendrás nuevos temas de conversación, seguramente tu presupuesto se beneficiará y te divertirás.

2 Experimentar con la comida

Simplemente, para tener el gusto de cocinar y a la vez ahorrar tiempo, prepara recetas en las que cocinas una parte y la otra la completas comprando un producto ya preparado. Por ejemplo, si eres amante de las pastas alterna hacer la pasta en casa y comprar una buena salsa envasada y viceversa. Involucra a tus familiares, pareja y amigos para que disfrutes todavía más.

3 Hacer al menos un viaje de turismo gastronómico

Selecciona un destino, incluso dentro de tu propio país, al que vayas básicamente por razones gastronómicas, para probar varias versiones de un plato varios platos con un ingrediente autóctono. Entrégate a la experiencia y no te prives de hacer todas las preguntas que te surjan mientras vas degustando los platos.

4 Incrementar los colores de las frutas y vegetales que consumes

Aunque parezca un elemento puramente estético, el ampliar, variar y combinar los colores de frutas y vegetales te permitirá comer mejor tanto en sabor como en nutrientes para tu organismo. Lleva de vez en cuando un vegetal o fruta que no conozcas mucho y pruébala, te sorprenderá todo lo que te has estado perdiendo.

5 Degustar más que simplemente comer

Aunque no siempre lo puedas hacer, intenta de no limitarte a mitigar tu hambre sino de desencadenar ese proceso en el que vista, olfato, tacto, gusto y hasta el oído (como cuando escuchas una hoja de lechuga fresca crujir) son tus vías para disfrutar un plato. No lo dejes sólo para alta gastronomía, te sorprenderá como las mejores expresiones de la cocina más tradicional y casera gana una nueva dimensión cuando se degusta.

6 Tomar notas de tus experiencias gastronómicas

 La degustación de un buen producto o un buen plato es una actividad que involucra todos tus sentidos de forma combinada y compleja por lo que te resultará muy difícil de revivir si no tomas nota. Aprovecha aplicaciones como Food de Evernote o simplemente compra una pequeña libreta y, antes de que comience a desvanecerse el recuerdo, toma nota.

Puedes agregar las motivaciones y dinámicas que desees, estas son solo sugerencias, pero es importante tener nuevos propósitos gastronómicos en el 2022.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...
Advertisement

Suscríbete a boletín GM

Facebook

Twitter

Lo más visto

Derechos Reservados GastroMakers® 2021