Contáctanos

Chefs y cocineros

Hotel XCARET ARTE, un nuevo hotspot en la Riviera Maya

Publicado

en

Foto: Grupo Xcaret

El Hotel para adultos de Grupo Xcaret que ya abrió sus puertas y aquí te contamos algo de lo que ofrece

Situado frente al mar Caribe, Hotel Xcaret Arte debe su nombre a la inspiración bajo la cual fue concebido: hacer de la hotelería una muestra sensible del arte y la sostenibilidad de México.

Con 900 suites inspiradas en 900 artistas nacionales y regionales, el segundo hotel de Grupo Xcaret orientado a adultos te deleitará con una experiencia auténticamente mexicana, donde su riqueza natural, cultural, gastronómica y artística será el hilo conductor que te llevará a vivir unas vacaciones emocionantes e inolvidables.

El arte de disfrutar

Llegar a Hotel Xcaret Arte es arribar a un paraíso eco-integrador, donde la naturaleza se fusiona con la arquitectura de una manera orgánica, sofisticada y responsable, regalando momentos de contemplación e inspiración coloreados por el azul turquesa del mar y el verde de la selva maya.

Además de descansar bajo el sol o nadar en el mar y las albercas infinity de este paraíso de ensueño, podrás relajarte y divertirte en todos los parques de Grupo Xcaret, a los cuales tienes acceso ilimitado por ser huésped de Hotel Xcaret Arte. Este beneficio suma más de 200 experiencias de aventura, entretenimiento, cultura y arqueología para que tú seas el protagonista y co-creador de un viaje que sólo te puede ofrecer un hotel All-Fun Inclusive de esta categoría.

Foto: Cortesía de Grupo Xcaret.

SINFONÍA DE SABORES

El Colectivo Gastronómico de Hoteles Xcaret está conformado por un selecto grupo de celebrity chefs, quienes marcan la pauta de una gastronomía siempre inspirada en la cocina mexicana, pero rica en influencias de diferentes culturas del mundo.

Te presentamos a los artistas del sabor, quienes te contarán historias asombrosas en cada platillo:

  • Alejandro Ruíz: el vocero más importante de la cultura culinaria de Oaxaca ha preparado un menú que incluye antojitos típicos oaxaqueños y platillos insignia en la Cantina VI.AI.PY.
  • Roberto Solís: el creador de la nueva cocina yucateca continúa innovando en Kibi-Kibi, una sorpresa culinaria que rescata la influencia de Líbano en la Península.

Ambos chefs también están a cargo del restaurante Xaak de comida regional con influencias prehispánicas.

Foto: Grupo Xcaret / Alejandro Ruíz y Roberto Solís.
  • Jonatán Gómez Luna: líder de una nueva generación de chefs, que ha conquistado las grandes mesas del mundo, fusiona la gastronomía de China y Puebla en el restaurante Chino Poblano, un templo que destaca la influencia asiática en México.
Foto: Grupo Xcaret / Jonatán Gómez Luna
  • Paco Méndez: ganador de una estrella Michelin, este top chef ha puesto el nombre de México en alto en Europa, ahora lo hará en el Caribe con un menú degustación de cocina mexicana contemporánea con maridaje en un restaurante de primer mundo llamado Encanta.
Foto: Grupo Xcaret / Paco Méndez
  • Franco Maddalozzo: celebridad italiana, que hace magia con su sazón trotamundos, te agasajará en Cayuco, un restaurante frente al mar que fusiona sabores mediterráneos y regionales.
Foto: Grupo Xcaret / Franco Maddalozzo
  • Orlando Trejo: este apasionante innovador de la gastronomía con ingredientes regionales te regalará una propuesta comfort food de autor en Arenal mientras disfrutas la vista a las caletas del hotel.
Foto: Grupo Xcaret / Orlando Trejo
  • Luis Arzapalo: máster del arte gastronómico oriental está a cargo de la cocina asiática de Tah-Xido, el cual ofrece distintas propuestas como: menú fusión, barra omakase y mesa teppanyaki.
Foto: Grupo Xcaret / Luis Arzapalo
  • Miguel Bautista: máximo exponente de la wellness cuisine, integra la gastronomía vegana como opción en todos los restaurantes.
Foto: Grupo Xcaret / Miguel Bautista

Recuerda que la mayoría de sus restaurantes están incluidos como parte de los beneficios All-Fun Inclusive, así como las comidas en los parques de Grupo Xcaret.

LA EXPERIENCIA DE VIVIR EL ARTE MEXICANO

Foto: Grupo Xcaret

La cereza en el pastel son los 5 talleres artísticos: textil, pintura, alfarería, baile y literatura, que están incluidos en el hospedaje. Aprovecha las tarifas irrepetibles de inauguración en hotelxcaretarte.com y no olvides que la transportación aeropuerto-hotel-aeropuerto y hotel-parques-hotel también están incluidas como parte de la experiencia All-Fun Inclusive.

Ubicación:

Foto: Grupo Xcaret / Mapa de ubicación

Coloreado por el azul del Caribe y el verde de la selva maya, Hotel Xcaret Arte se encuentra en el corazón de la Riviera Maya.

  • A sólo 45 minutos del Aeropuerto Internacional de Cancún (CUN) y a 45 minutos de Tulum
  • A 10 minutos de los parques Xcaret, Xenses, Xplor y Xplor Fuego
  • Frente al Mar Caribe

Más detalles en: hotelxcaretarte.com

Un atractivo de calidad mundial, ¡de México para el mundo!

Agradecemos tu interés en leer este post!

Advertisement
Hacer un comentario

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 1 = 9

Chefs y cocineros

UN BUEN COCINERO

Publicado

en

Foto: Especial

Reflexión para el trabajo en cocina

Hoy en día existe una gran demanda por instituciones que aquilaten el arte culinario, de que a la par se viene dando una marcada proliferación de nuevas escuelas que desarrollan el oficio, y de que son muchos los estudiantes que desean enaltecer cada impulso creativo y momento de pasión en los fogones, así como el amor incondicional a esta disciplina que requiere de estos y muchos más valores agregados.

Pero lo que impulsa a la nueva generación de cocineros a querer ocupar cada lugar disponible, no es siempre lo más esperanzador, ya que algunos persiguen el disfrute de fama por aquello de ser un célebre chef, otros quieren tomar la vía de escape expresa para sustituir estudios, y también los hay que asumen la profesión como una cuestión simplemente de moda.

Es importante estar convencidos de la necesidad de desarrollar talento joven, aún más en un mundo que ofrece alternativas diferentes, sabores nuevos, e impactantes transformaciones culinarias, que de no ser bien canalizadas pueden terminar destruyendo nuestras maravillosas tradiciones gastronómicas, una frágil memoria gustativa y la ilusión de llevar nuestros productos y recetas a las mesas de exigentes comensales foráneos.

De la conveniencia de compartir y difundir nociones y recomendaciones básicas de gran utilidad para todos quienes de verdad están dispuestos a dar lo mejor de sí mismos, quienes tienen el propósito de asumir gallardamente el oficio con sus sacrificios y compromisos, y quienes desean festejar las gratificaciones que ofrece cada receta bien lograda, aportando e impulsando así con calidad integral la gastronomía del nuevo milenio.

Se propone suscribir y asumir el siguiente conjunto de valores necesarios para tener la actitud correcta y lograr ser

“un buen cocinero”

Humildad ante todo. El cocinero debe llevar la profesión con gran humildad. Este oficio tiene como principio generar placer, por lo que se debe tomar en cuenta que el reconocimiento de un buen plato se debe recibir con sencillez para no perderse en las garras de un ego sobrealimentado.

Yo soy cocinero. Muchas personas se refieren a aquél que cocina de manera profesional como chef. Chef no es más que un cargo dentro de una cocina, que se alcanza con muchos años de trabajo y experiencia, como lo es un general dentro del estamento militar, como el director en una producción cinematográfica, entre muchos otros ejemplos.

Amor, pasión y dedicación. Sin duda alguna, el amor y la pasión es lo que hace la verdadera diferencia entre aquél que mecánicamente sigue una receta y el otro que la logra visualizar, saborear y sentir, simplemente con tenerla en sus manos. Cuando uno se encuentra en un espacio caluroso, trabajando largas horas y las comandas no terminan, lo que mantiene el estrés a raya es la dedicación que permite preparar el último plato del día como si fuera el primero.

El comensal es lo más importante. Un cocinero se debe a sus comensales, se desarrolla para sus comensales y crece gracias a sus comensales. Esta es la clave que permite generar un vínculo especial, sutil y a veces frágil, que se debe desarrollar en una eterna relación interdependiente.

Trabajo en equipo. La única manera de lograr culminar satisfactoriamente la jornada de trabajo, es comprendiendo que cada uno de los miembros del equipo es importante, conformando un conjunto donde cada cual y cada quien más allá de las naturales características y diferencias personales se transforma en una pieza indispensable para el preciso funcionamiento de una delicada maquinaria.

Innovar y respetar las tradiciones. Es necesario innovar, crear nuevas combinaciones, presentar novedosas técnicas que potencian y suman a la labor de cautivar la atención de quienes disfrutan del buen comer, teniendo presente al mismo tiempo el legado culinario que fue desarrollado por mentes brillantes, con la esperanza de inmortalizar su trabajo, su pasión y su paso por la vida. Saber de dónde venimos, es saber hacia dónde vamos.

Memoria gustativa. Esta es la herramienta más importante de aquel que trabaja los fogones. Es la que permite transportarse al pasado y revivir momentos especiales sólo con oler o saborear un plato. Le presenta la posibilidad al cocinero de encontrar en sus ingredientes los secretos más ocultos. Como toda herramienta, hay que aprender a usarla de la misma manera que el poeta usa su pluma, el médico su bisturí y el pintor su pincel.

La vida del cocinero es sacrificada y sólo aquellos que se comprometen con su trabajo en cuerpo, alma y espíritu entenderán el verdadero significado de su oficio.

El manifiesto original, fue escrito por la directiva de chefs, cocineros y afines de Venezuela y los pueden contactar en: asochefvenezuela@gmail.com

Auspiciado por: venezuelachef.com

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Chefs y cocineros

La chef Pía León

Publicado

en

Foto: La chef peruana Pía León posa en el interior del restaurante Kjolle, en Lima, Perú. LESLIE SEARLES

La explicación del plato se centra en la historia del producto. No es solamente que comas rico, sino que aprendas algo.

La cocinera peruana ha sido nombrada la mejor chef del mundo en categoría femenina por The World’s 50 Best Restaurants por su trayectoria como jefa de cocina en Central y al frente de Kjolle

En un país donde la comida es una religión sus cocineros tienen algo de sacerdotes. Este mediodía todas las mesas quieren recibir la bendición de Pía León, elegida la mejor chef del mundo en categoría femenina por la prestigiosa lista The World’s 50 Best Restaurants. Hace tres años caminaba por una ruta silvestre de los Andes cuando divisó un árbol que crece en alturas extremas. Sus ramas destacaban como luces de una discoteca por una flor naranja brillante que les nacía por ensalmo. Cuando le dijeron su nombre, Kjolle, supo de inmediato que así iba a llamarse su nuevo restaurante, el que la ha consagrado ahora como uno de los nombres más relevantes de la gastronomía mundial. Aquello fue una especie de revelación.

León cuenta esto en mitad del servicio, apenas 24 horas después de anunciarse el premio, pero no puede evitar estar pendiente, por el rabillo del ojo, del primer plato de los comensales. —¡Se nos enfría el pan!

No hablamos de cualquier pan. Este es de máchica, hecho con maíz molido. Se le unta una mantequilla de cabuya, una planta de la familia del agave, con la que se hace el tequila y el mezcal. Al igual que el Kjolle, solo crece en regiones áridas, por supuesto peruanas. Todos los ingredientes que usa Pía León en su cocina son autóctonos. A su trabajo en los fogones se le une una exploración que la acerca a la botánica y a la entomología. Mientras, la mantequilla se derrite sobre la base del pan. Queda una sensación de orfandad al acabar el bocado, justo tras caer en la cuenta de que este placer no podrá repetirse todas las mañanas de tu vida.

Sorprendentemente, no ha sido difícil reservar una mesa en Kjolle, situado en un edificio vanguardista del barrio de Barranco, en Lima. Perú, con unas de las cifras de mortalidad más altas por covid-19 del mundo, apenas se está desperezando del largo invierno que ha supuesto la pandemia. La maître del restaurante recibe a los visitantes con una mascarilla, al igual que todos los comensales que no tengan nada en la boca. En la segunda planta, en un espacioso salón de paredes de vidrio, espera un menú degustación de siete platos de nombres suculentos. Empiezan a desfilar semillas, tubérculos, corvinas, calamares, vaca, maíz, chirimoya, chaco, yaca, olluco.

Pía León ha sido reconocida como la mejor cocinera del mundo por la lista The World’s 50 Best Restaurants.
Pía León ha sido reconocida como la mejor cocinera del mundo por la lista The World’s 50 Best Restaurants.LESLIE SEARLES

Es un festival de la pigmentación. “Para nosotros es muy importante el color, la vista, la primera impresión. Nos concentramos mucho en el primer vistazo. La explicación del plato se centra en la historia del producto. No es solamente que comas rico, sino que aprendas algo. Además del color, las texturas, la simpleza. No es complicado”, explica León al borde de la mesa.

Tiene 34 años y resulta fácil adivinar en ella a la muchacha de 18 que se presentó un día en Central, un restaurante de Lima que acababa de abrir el chef Virgilio Martínez, a ofrecerse como pinche de cocina. Martínez, un tipo delgado, moreno, peinado con la raya al lado, desconfió porque la vio demasiado pituca, como se les dice en Perú a los pijos. Se la imaginaba faltando a menudo por bodas y bautizos de amigos. En realidad, Martínez no calibraba bien lo que tenía enfrente, una predisposición como nunca había visto antes. La nombró asistenta del área de fríos, después acabó de encargada y, después de la renuncia de dos jefes de cocina que no cuajaron, León llegó al puesto más alto. En medio de cacerolas, gritos, comandas, listas de celiacos y alérgicos, surgió una relación entre ellos, de la que ha nacido un hijo. Central triunfó (tres años consecutivos fue nombrado mejor restaurante de Latinoamérica) y el nombre de Virgilio, que había trabajado antes con Gastón Acurio, el primer cocinero rockstar de Perú, agarró fuerza.

León y Martínez forman un matrimonio bien avenido. Regentan en copropiedad Central y Mil, un laboratorio-restaurante en los Andes a 3.680 metros de altura. La figura de León creció a medida que ganó experiencia y fue demostrando sus dotes como chef y creadora. No pudo evitar que se refirieran a ella en ocasiones como la mujer de Virgilio. “Él fue mi guía”, concede ella, melliza de una hermana que se dedica al mundo de la moda. Pero después voló por cuenta propia. El reconocimiento ya lo tenía, pero este espaldarazo viene a enterrar cualquier suspicacia: “He tenido paciencia y he sabido esperar mi momento. Ahora me convierto de repente en un referente para la gente que se inicia en el mundo de la gastronomía”.

Con la misma naturalidad entra al debate que genera el premio. En el pasado dos chefs lo rechazaron al creer que no debería haber una categoría especial para mujeres. León le quita gravedad a la polémica:

“Yo estoy agradecida. Es una plataforma que hace más visible el trabajo de las mujeres. Empuja a las que inician. Ojalá pronto no exista esa diferencia y compartamos el mismo premio”

Pía león

Su observación se basa en la experiencia: cuando entró a Central era la única mujer de toda la plantilla.

Su teléfono no deja de sonar estos días. León no parece agobiada, sin embargo. Con espontaneidad atiende a todos los que quieren conocerla. Vestida de chef, con su melena rubia y sus grandes ojos azules se deja retratar en el salón de Kjolle. Los comensales aguardan atentos, como si siguieran disimuladamente los pasos de una celebridad. En el Perú de hace dos décadas los cocineros se acercaban más a la precariedad de los poetas que a la opulencia de los virreyes. “La gente vendrá con más expectativas que antes”, suelta, con la normalidad de la gente que habla del cielo de panza de burro de Lima, la acumulación de nubes bajas que genera una sensación de irrealidad en la ciudad. León parece más divertida que preocupada ante el reto. Ahora ya conocemos con más exactitud el nivel de su determinación.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Auspiciado por: El País

Sigue leyendo...

Chefs y cocineros

Cocineros y tatuajes

Publicado

en

Un aficionado a la comida lo lleva a otro nivel con los tatuajes

Los amantes de la comida están ansiosos por aprender sobre los ingredientes y las técnicas de cocina; anhelan alimentos inusuales; y hacen de la comida un marcador esencial de distinción social e identidad cultural. Lo hacen atribuyendo atributos estéticos a la comida.

No es sorprendente que muchos amantes de la comida estén interesados ​​en grabar tatuajes relacionados con los alimentos en su piel, celebrando las características artísticas de los alimentos en lugar de sus atributos nutricionales / funcionales. De esta forma, los amantes de la comida contribuyen a la fetichización de la comida, convirtiéndola en un icono de la cultura de consumo y en una cuestión de gusto y estilo.

Foto: Instagram

A medida que los tatuajes se vuelven realmente populares, el fenómeno de los tatuajes de los amantes de la comida se ha vuelto más visible.

Los tatuajes de alimentos tienen una amplia gama de manifestaciones . Los más comunes son las verduras y las frutas, que suelen estar meticulosamente elaboradas. Desde berenjenas hasta fresas, piñas, zanahorias, guisantes, plátanos, maíz y espárragos, los tatuajes de alimentos suelen estar inscritos con colores vibrantes y detalles sofisticados, que representan naturalezas muertas muy refinadas impresas en lienzos humanos.

Foto: Instagram

Los amantes de la comida destacan los gustos de nicho con tatuajes de queso, helados y pasteles pequeños, particularmente cupcakes. Algunos eligen tatuajes de utensilios de cocina. El cuchillo es el tatuaje más común, aunque también aparecen batidores, cucharas y tenedores, e incluso utensilios más voluminosos, como batidoras para pasteles de pie y de mano.

Mientras que los amantes de la comida usan su cuerpo como un lienzo humano para dar glamour a la comida, los chefs han usado durante mucho tiempo los tatuajes para diferentes propósitos: como marcadores de inconformidad, autopromoción o resistencia en una industria notoriamente difícil. Una publicación reciente, Knives & Ink , explora esta conexión. El libro presenta más de 60 exquisitos dibujos de tatuajes de chef, acompañados de la historia de cada diseño.

Mientras que algunos han elegido formas de caligrafía más tradicionales, otros han exhibido con orgullo su signo zodiacal, animales favoritos o platos de autor como una certificación de experiencia comercial. Las cocineras también se han aficionado a los tatuajes.

Foto: Instagram

Reconociendo que los tatuajes connotan dureza y resistencia (atributos esenciales en cualquier mujer que trabaje en una industria dominada por hombres), las cocineras también confiesan usarlos para representar la feminidad y para reemplazar las joyas que los chefs no pueden usar en la cocina. Los tatuajes se han convertido en la marca registrada que muchos chefs exhiben con orgullo para promover su propia imagen y su comida.

Mucho de esto se ha escrito antes. Sin embargo, Knives & Ink agrega testimonios detallados de chefs, algunos de los cuales son conmovedores relatos de amor, compromiso, alegría y dolor.

Una de las narrativas más comunes es la consideración que precede a la selección de un tatuaje, ya que cada imagen ha sido considerada y deliberada seriamente. Normalmente, el tatuaje es un “trabajo en progreso”. La mayoría de los tatuadores tienen varios tatuajes, cada uno de los cuales representa un personaje o una historia en una historia en evolución.

Foto: Instagram

Pueden ir desde un homenaje a una persona relevante en la vida del chef; a una muestra de amistad y amor; de una representación visual de un lugar, comida o animal; a un lema de cocina fundamental. Joe Tomaszak, por ejemplo, tiene tatuada una mise en place en el cuello, una frase en francés que significa “todo en su lugar”. Otro chef tiene “calidad sobre cantidad”.

En cualquier caso, los cocineros están utilizando la tinta como un significante que sella permanentemente un compromiso con algo o alguien con un profundo significado personal.

A pesar de la creciente aceptación, los tatuajes todavía representan un cierto grado de rebeldía. Es esta inconformidad la que atrae a muchos chefs, que utilizan para anunciar de manera poco convencional valores personales que tienen cerca de su corazón. La tinta de cocina ha llegado a representar la agencia social, la rebelión, la innovación y el esfuerzo artístico.

Foto: Instagram

Los chefs entintados encarnan la creatividad; sus cuerpos tatuados se han vuelto normalizados y aspiracionales. Anthony Bourdain tenía tatuajes de cuchillos con sangre a juego con su esposa Ottavia Busia, y los tatuajes del pastelero Adriano Zumbo incluyen a Gene Wilder como Willy Wonka, quien le dio ” el sueño “.

Los tatuajes se han convertido en un marcador cultural de la individualidad que reafirma el control sobre el propio cuerpo. En pocas palabras, los tatuajes son uno de los componentes básicos de lo que se describe como un “proyecto de uno mismo”.

Los tatuajes se han convertido en parte de la cultura dominante porque se han cumplido dos condiciones en competencia: la eliminación del estigma y la obtención de un barniz adicional de glamour y aceptabilidad cultural.

El estrellato de los chefs ha sido una herramienta poderosa para facilitar este proceso: ha normalizado el arte corporal, los tatuajes sellados con capital social y cultural y le ha dado a la comida de los chefs el simbolismo fetiche que ya está impreso en sus cuerpos de celebridades. No es de extrañar que otros grupos de amantes de la comida también se hayan convertido en aficionados a los tatuajes.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Lo más visto

Derechos Reservados GastroMakers® 2021