Contáctanos

Cultura gastronómica

Veganos famosos

Publicado

en

FOTO: GETTY

Estas reconocidas celebridades explican por qué dejaron de comer carne

Una persona vegana es aquella que evita consumir cualquier producto derivado de un animal no humano o de un insecto. Lo anterior incluye a los pollos, los huevos, el pescado, la leche, la langosta y la miel. Las personas se hacen veganas por muy distintas razones y la siguiente lista es de personalidades que han brillado por sus carreras y tomaron la decisión de convertirse al veganismo y explican las razones.

Pamela Anderson

FOTO: GETTY

De vigilante de la playa a estrella vegana por antonomasia, Anderson es una de las figuras más involucradas de Hollywood en la materia. Ha lanzado varias líneas de artículos de moda cruelty free, un restaurante temático en París e incluso ha ejercido como conferenciante en la universidad de Oxford. Quizá carente ya de nuevos argumentos para tratar de reclutar más almas para la causa, este mismo año ha publicado una campaña con PETA en la que asegura que los veganos son mejores amantes. “El colesterol en la carne, los huevos y los lácteos provocan el endurecimiento de las arterias. Ralentiza el flujo de sangre a todos los órganos del cuerpo, no solo al corazón. Puedes mejorar tu salud en general y aumentar la resistencia en el dormitorio haciéndote vegano. Dura más, hazte vegano”, corrobora.

Joaquin Phoenix

FOTO: GETTY

“Estaba ahí y había una parte de mí que solo quería decir, ‘Muchas gracias, genial, buenas noches’. Pero sentí que tenía que… Si estoy aquí, no puedo agradecérselo solo a mi madre”. Así fue, confesado por él mismo, el debate moral que acompañó al intérprete cuando subió a recoger el Oscar al mejor actor del año por Joker, en febrero de 2020. Finalmente, Phoenix dedicó su discurso a la causa vegana y censuró nuestra desconexión con la naturaleza. “Vivimos en un mundo egocéntrico, nos creemos el centro de todo y explotamos nuestro entorno para nuestro bien. Cuando una vaca da a luz a un ternero, se lo quitamos y privamos al ternero de una leche que utilizamos para echarla a nuestro café. Creemos que la idea del cambio político es que tenemos la necesidad de sacrificar algo, pero cuando aprovechamos el amor como principio podemos llevar a cabo sistemas de cambio beneficiosos para el ser humano”. Predicando con el ejemplo, un día después de ganar la estatuilla el intérprete acudió junto a su madre y su pareja, la también actriz Rooney Mara, a un santuario de animales para rescatar a una vaca y su cría.

Natalie Portman 

FOTO: GETTY

La ganadora del Oscar es una de las máximas exponentes de este movimiento en las colinas de los Ángeles y ha decidido dedicar su tiempo y su dinero a defender la causa animalista. Además de producir el documental Eating Animals, en el que denunciaba las prácticas de la ganadería intensiva, Portman ha pedido: “preocuparnos por lo que hacemos, poniendo esfuerzo en la comida que cultivamos y ser conscientes de lo que introducimos en nuestro cuerpo”.

Jessica Chastain

FOTO: GETTY

Conciliar la vida social y familiar con el veganismo no es nada fácil y la actriz de La noche más oscura puede dar buena fe de ello. Chastain confesó en el programa de Jimmy Kimmel que su suegra, de origen italiano y anfitriona de comidas de cuatro horas de duración, “la odiaba” por ello. La intérprete comenzó la dieta por casualidad, al utilizar un programa de comida a domicilio de dos semanas que un amigo íntimo decidió desechar. “Nunca tuve tanta energía como en ese momento. Ser vegana no es algo que siempre quise ser, sino que decidí escuchar lo mi cuerpo me decía”, afirmó en W.

Billie Eilish

FOTO: GETTY

“No puedo saber lo que pasa con el mundo animal y no hacer nada al respecto”, contó la cantante de 19 años a la edición británica de la revista Vogue sobre un veganismo que practica desde hace siete. En su caso, fue la educación respecto a las prácticas de las industrias cárnica y láctea lo que le abrió los ojos. “Una vez que lo sabes es complicado dar marcha atrás”.

Ariana Grande

FOTO: GETTY

En 2013 la estrella del pop quiso compartir en su cuenta de Twitter su alegría por haberse convertido en “100% vegana”. Además de la fruta y los smoothies, Grande basa su dieta en alimentos típicos de la cultura japonesa como las judías azuki, el daikon (una especie de rábano blanco), la raíz de loto, el arroz integral, las algas o el miso. “Creo firmemente que una dieta basada en las plantas puede alargar tu esperanza de vida y convertirte en una persona más feliz”, declaró al tabloide británico The Mirror.

Woody Harrelson

FOTO: GETTY

Si tuviésemos que dar el premio al vegano por excelencia de Hollywood ese título iría sin duda para el actor de True Detective, que lleva años reclutando para la causa a compañeros de reparto como Liam Hemsworth, Thandie Newton o Sadie Sink, por mencionar el nombre de algunos que han hecho pública la influencia de Harrelson. Vegano desde hace un cuarto de siglo, explica que se alimenta sobre todo de comida cruda porque su energía cae si la come cocinada. “Cuando comencé a cambiar mi dieta no era tanto una búsqueda moral o ética, sino una búsqueda de energía”.

Clara Lago

FOTO: GETTY

La actriz madrileña es vegana desde hace cuatro años. Una decisión que, defiende, no solo fue por salud sino por motivos éticos y morales tras ver documentales como Cowspiracy o What The Health. “He sido omnívora y sé que cuando te pones delante de un jamón no te imaginas al cerdo ni en el sufrimiento animal. Si lo supiéramos, no lo haríamos. Pero la ignorancia es aún mayor en lo referente a la parte medioambiental”, declaro en Tapas la intérprete, que ha presentado este mismo año la empresa de comida vegana a domicilio, Be Clever, Be Vegan.

Héctor Bellerín

FOTO: GETTY

El futbolista español del Arsenal FC e icono de estilo encendió el chip animalista tras ver el documental What The Health y sostiene que el cambio ha sido muy beneficioso para su cuerpo. “Me ayudó muy rápidamente a alcanzar mi máximo potencial. Mis tobillos, que solían estar siempre inflamados, han mejorado muchísimo. Además, empecé a recuperarme muy rápidamente del esfuerzo hecho tras cada partido”, explica el deportista en un vídeo de Instagram publicado por la cuenta Weareveganuary. Sin embargo, ratifica que la salud no es la única razón de su dieta, también le motivan la “crueldad animal y sostenibilidad del medio ambiente”.

Miley Cyrus

FOTO: GETTY

Aunque la organización activista PETA (que lucha contra el maltrato animal) la denominó como “una supervegana”, Cyrus confesó el pasado año que la dieta que seguía desde 2013 había hecho que su cerebro “no funcionara bien”. Lo hizo en el podcast de Joe Rogan, confirmando que había tenido que introducir pescado y ácidos grasos Omega-3 en su vida. “Ahora me siento mucho más despierta que antes, creo que incluso llegué a estar desnutrida”, dijo Cyrus, una de las pocas celebrities en recular públicamente respecto a esta filosofía alimenticia.

Enrique Bunbury

El cantante maño es uno de los veganos más veteranos de la escena nacional, apostando por esta alimentación desde hace más de dos décadas por motivos éticos. “El veganismo es tomar conciencia y responsabilizarte de tus actos, y formar parte activa de boicots importantes contra las empresas más peligrosas del mundo (alimenticias, del grano, pesticidas y farmacéuticas). El veganismo es posiblemente la revolución personal activa más importante que un hombre puede realizar de manera cotidiana”, sostiene.

Madonna

FOTO: GETTY

La reina del pop sigue una inflexible dieta macrobiótica que prohíbe el consumo de carne, huevos, lácteos y los derivados del trigo. Según contó The Cut, la cantante de 62 años se alimenta principalmente de zumos, frutas, verduras y semillas como la quinoa. Sin embargo, también come pescado, por lo que no podría ser calificada de vegana en el sentido estricto de la palabra.

Benedict Cumberbatch

FOTO: GETTY

Cuando fue preguntado sobre los rigores de dieta y entrenamiento que tuvo que afrontar para dar vida al superhéroe de Marvel Doctor Strange, el londinense presumió de no haber necesitado otra cosa que su dieta basada en el consumo de vegetales. Tanto es así que el célebre grupo animalista PETA lo nombró ‘vegano más guapo del mundo’ en 2018.

Lewis Hamilton

FOTO: GETTY

El piloto británico, heptacampeón del mundo de Fórmula 1, corrobora que hacerse vegano fue una de las mejores decisiones de su vida, recomendando con entusiasmo a sus millones de seguidores en redes sociales que opten por una alimentación basada en plantas. “Al final quieres sentirte bien y tener energía, no esas grandes oscilaciones de altos y bajos. El veganismo ha eliminado eso. Una de esas cosas era mi patrón del sueño y que no me sentía bien del estómago. Tu intestino es tu segundo cerebro. Hay multitud de cosas y siempre busco subir el nivel”, evoca.

Michelle Pfeiffer

FOTO: GETTY

Para la protagonista de Mentes peligrosas una dieta sana es el secreto de la eterna juventud. A los 63 años, Pfeiffer confesó haber cambiado al veganismo porque “ama los carbohidratos” y reconoce haber notado una diferencia casi inmediata en la salud de su piel. “Así evitas muchas toxinas que pueden envejecer tu piel y tu cuerpo”, aduce en la revista Urbanette.

Zac Efron

FOTO: GETTY

“Llevo años experimentando con una dieta puramente vegana y ha cambiado completamente la forma en la que funciona mi cuerpo. La manera en la que digiero la comida, la manera en la que duermo… Ha sido brillante”, declaró el actor de High School Musical en Teen Vogue, alegando que quería ser capaz de hacer las mismas cosas que hace ahora cuando tenga 50 o 60 años.

Que les parecen estos famosos veganos, tu lo intentarías?

Agradecemos tu interés en leer este post!

GastroMakers es un espacio dedicado a promover la cultura gastronómica del mundo.

Advertisement
Hacer un comentario

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 7 =

Cultura gastronómica

Finalistas del concurso de fotografía de alimentos Pink Lady Food 2022

Publicado

en

Foto: 1er lugarChampagne Taittinger Comida para celebraciones© Chen Ying,Porcelan

Photographer of the Year

Abierto a profesionales y no profesionales, viejos y jóvenes, los premios celebran lo mejor en fotografía y cine de alimentos de todo el mundo.

Las categorías cubren toda la gama cultural de la representación de los alimentos en la sociedad: hay algo para todos. Desde comida estilizada para revistas hasta imágenes de familias comiendo juntas en la celebración de festivales religiosos, desde representaciones de las realidades de la producción de alimentos hasta el cultivo de alimentos en su entorno natural.

Foto: Segundo-lugarPremio-Claire-Aho-para-mujeres-fotógrafas©Patricia-Niven,Reino-Unido

Desde 2011, se han enviado más de 80.000 imágenes y películas de 96 países.

Pink Lady ®  Food Photographer of the Year fue fundada por Caroline Kenyon y su equipo en The Food Awards Company.

La idea de los Premios surgió de dos décadas de experiencia encargando fotografía y el deseo de ver este maravilloso y vibrante sector de la fotografía con el reconocimiento que se merece.

Foto: Segundo-lugarComida-en-la-mesa©-Ibrahim-Iqbal,

“Estamos muy orgullosos de que Pink Lady®, la marca mundial premium de manzanas, haya sido el patrocinador principal desde que se lanzaron los premios”.

“Los premios más prestigiosos de la industria” The Independent

“Uno de los concursos fotográficos de nicho más creativos y respetados del mundo”  Fotógrafo avanzado

Aquí puedes ver todas las fotografías finalistas…

¡Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Cultura gastronómica

Una pastelería en Tokio

Publicado

en

La belleza del filme radica en su sinceridad, en la delicadeza y el detalle con el que se narra la historia

Una pastelería en Tokio se cocina despacio, disfrutando de los aromas y de los sonidos que desprende la pequeña cocina. Como la vida misma, pretende recorrer un sendero en el que lo efímero y lo bello van de la mano, los pequeños detalles y nuestro paso por el mundo cobran sentido..

La cineasta japonesa Naomi Kawase posee una interesante trayectoria en el mundo del largometraje y acumula importantes reconocimientos nacionales e internacionales. Nos brinda: Una pastelería en Tokio, un filme en el que, aunque no ocurre nada excepcional, nos invita a conectar con el mundo, con lo cotidiano. 

Foto: Cartel Una pastelería en Tokio

La cultura Japonesa

La película recibió el aplauso de la crítica, pero también contó con un notable éxito en taquilla. ¿El secreto? Lo universal, la universalidad del sentimiento que se percibe ya desde los primeros minutos del metraje.

Además, Una pastelería en Tokio conecta con la cultura japonesa, con el simbolismo de esos cerezos en flor que, constantemente, nos recuerdan lo efímero de la belleza y de la propia vida. De manera pausada, sin sobresaltos, pero perfectamente detallada, el filme nos conduce por el sendero de la vida, mostrándonos la belleza de las pequeñas cosas.

Aceptarse y aceptar al otro

Una pastelería en Tokio nos sitúa en un Japón muy distinto al que estamos acostumbrados a imaginar. Sí, estamos en Tokio, pero no en el Tokio frenético inundado por las nuevas tecnologías, sino en el Tokio más humano.

En este escenario, que se reducirá especialmente a la pequeña pastelería, nos presentan a tres personajes bastante solitarios: Sentarō, el encargado del negocio; Tokue, una anciana cuyo deseo es trabajar en la pastelería; y, finalmente, Wakana, una joven con bastantes conflictos con su madre.

Estos tres personajes parecen asociarse a tres etapas de la vida: juventud, mediana edad y tercera edad. Por lejanos que nos parezcan en edad, lo cierto es que los personajes logran cierta conexión entre ellos, cambiando su modo de ver el mundo.

La cotidiano es el hilo conductor

Personajes absolutamente cotidianos con distintas batallas que enfrentar en su día a día terminarán por aprender del otro, por aceptarse a sí mismos y al mundo que les rodea. Sobre Sentarō pesa la sombra de su oscuro pasado, Wakana todavía busca su lugar en el mundo, mientras Tokue ya posee un largo recorrido y conoce de buena mano la marginación.

El rechazo, la soledad, la marginación, la aceptación del propio yo y de la otredad serán algunos de los temas que se tratan en Una pastelería en Tokio, pero siempre desde la naturalidad y la sencillez.

Los sonidos de la naturaleza y los de la vida cotidiana cobrarán un importante peso en esta narración, el viento que agita las flores de los cerezos, el vapor que sale de la pasta de judías, los sonidos de la cocina…Todo está dotado de un realismo y un detalle fantástico que envuelven al espectador en la belleza de la vida, de lo común.

La importancia de los sentimientos

Foto: Dorayakis

Casi parece que podemos percibir el aroma de la pasta de judías, el sabor de los dorayakis y el viento acariciando nuestra piel. El propio escenario, el mundo real, se comporta como un personaje más. 

Los personajes lucharán contra la incomprensión, tanto externa como propia, comprenderán que nuestro paso por el mundo, como el de las flores del cerezo, es efímero y pende de un hilo. De esta manera, Una pastelería en Tokio pone ante nuestros ojos una verdad universal, pero que parece que hemos olvidado. La naturaleza habla y sigue su curso, mientras nosotros estamos demasiado ocupados con nuestras prisas y el frenetismo de nuestra vida olvidando, a veces, que somos parte de esa misma naturaleza.

Con paciencia y delicadeza, Kawase nos regala esta pequeña pieza de lo cotidiano que nos recuerda que, aunque pertenezcamos a culturas muy distintas, hay sentimientos que son universales.

“¿Sabe jefe? Hemos nacido en este mundo para verlo, para escucharlo. No importa en qué nos convirtamos. No hace falta ser alguien en la vida. Cada uno de nosotros le da sentido a la vida de los demás”.

Una pastelería en Tokio

Una bonita película, donde la gastronomía conecta a los personajes y a la vida como ocurre en el mundo real.

¡Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Alimentos

Curiosidades de la hamburguesa

Publicado

en

Celebrando el día de la hamburguesa (28 de mayo)

Nadie se resiste a una buena hamburguesa. Ni siquiera los veganos, pues también se puede preparar con infinidad de ingredientes vegetales. Una receta global y muy personal al mismo tiempo, pues cada uno tiene su favorita y es un plato que no deja de evolucionar. Con brioche o mollete de Antequera, cebolla cruda o caramelizada, con bacon, huevo frito o cualquier queso que imagines… fórmulas hay millones pero siempre con picadillo en forma de medallón y entre pan y pan.

Pese a que te habrás comido muchas, seguro que hay cosas que aún no sabes de este internacional bocado y por ello te compartimos algunas para festejar el día del hamburguesa:

El origen

Tiene su origen en Hamburgo, concretamente en su increíble puerto de mercancías en el siglo XVIII. Allí se preparaban unos bocadillos de medallones de carne picada buenísimos cuya fama dio la vuelta al mundo. Más tarde, sería la ola de inmigración europea a EEUU quienes llevaron la receta al otro lado del Atlántico, donde sucedió su gran explosión.

La primer hamburguesa

La primer hamburguesa tal y como la conocemos hoy, con su pan, su lechuga, su tomate y su queso, nació en el Louis Lunch, en New Haven (Connecticut). Su propietario, Louis Lassen, danes de nacimiento, la ‘inventó’ ante el reclamo de sus clientes de un bocado que se pudieran llevar. Aún hoy sigue abierto.

Comida rápida

Es en origen un plato casero pero la historia lo ha colocado como uno de los máximos exponente del fast food. Precisamente la primera cadena de comida rápida que puso a la venta una hamburguesa fue White Castle, que se fundó en Estados Unidos en 1921. A día de hoy, solo en MacDonalds, según datos publicados por la empresa, solo en Estados Unidos venden 75 hamburguesas por segundo, que se traduce en seis millones y medio al día.

Sándwich de la libertad

Durante la Segunda Guerra Mundial el gobierno de los Estados Unidos quiso cambiar el nombre por el de Liberty Sandwich, con el objetivo de librarse de cualquier relación con Alemania, pero aquello nunca prospero.

Hamburguesas carísimas

La hamburguesa más cara del mundo no está nada clara. De momento, en el libro Guinness de los Records sigue ostentando este título una pieza de 350 kg que, solo por peso, cuesta lo que cuesta. Ahora bien, si se toma por referencia una talla normal, entre las más caras se encuentra la FleurBurger5000 del Mandalay Bay en La Vegas, entre cuyos ingredientes no falta la carne de Wagyu(la más cara y valorada del mundo), la trufa negra o el foie, que se acompaña de un Petrus del 95. Tres lujosos ingredientes que también están en la creación del chef holandés Diego Buik, del restaurante South of Houston, en La Haya, que le suma a la suya, además, langosta infusionada con ginebra, jamón ibérico o cobertura de oro.

Hamburguesas impresionantes

El restaurante Heart Attack Grill en Las Vegas es famoso por su Quadruple Bypass Burger que ostenta el récord Guinness a la hamburguesa con mayor número de calorías. ¿Qué incluye? Cuatro piezas de carne, ocho lonchas de queso, veinte de panceta, ocho lonchas de tomate, veinte aros de cebolla caramelizada, una cucharada de mayonesa… más salsas. En total, 9.982 calorías.

Recuerden celebrar el día de mañana 28 de mayo, el día de la hamburguesa en alguna de las miles propuestas que se han generado por motivo del popular Snack. Solo recuerda que al igual que delicioso, es un alimento alto en calorías, por lo que procura comerlas con moderación.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...
Advertisement

Suscríbete a boletín GM

Facebook

Twitter

Síguenos en instagram

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por GastroMakers (@gastromakers)

Lo más visto

Derechos Reservados GastroMakers® 2022