Contáctanos

Cultura gastronómica

¿Qué comen los astronautas?

Gastromakers Staff

Publicado

en

Foto: Alimentos de Astronautas | NASA

La agencia espacial de Estados Unidos NASA, decidió mostrar cómo se alimentan los astronautas desde el año 1960.

Los astronautas están expuestos a una mayor radiación, a niveles de dióxido de carbono más elevados, a una baja humedad y a los efectos de la microgravedad. Para que su cuerpo pueda soportar estas condiciones, es importante que lleven una dieta nutritiva y equilibrada.

La Estación Espacial Internacional hizo una breve historia para hablar, no de los hechos más importantes que se han ejecutado en la Nasa, sino sobre la comida con la que se alimentan los astronautas desde hace 60 años.

Foto: Yuri Gagarin

La historia culinaria data desde que el primer humano estuvo en el espacio. Yuri Gagarin también fue el primero en comer en órbita un 12 de abril de 1961. Pasta de hígado y carne de un tubo de aluminio fue lo que exprimió el astronauta mientras visualizaba la Tierra desde la cápsula Vostok.

John Glenn fue el primer estadounidense en comer en el espacio y su alimentación se basó en salsa de manzana que exprimió de un pomo parecido al del dentífrico.

Según la Nasa, “aunque las comidas no eran particularmente apetitosas, estas primeras experiencias demostraron que los humanos podían comer y tragar en ausencia de gravedad sin sufrir efectos nocivos”

Para el año 1965, los alimentos criodesecados o deshidratados se introdujeron en el programa Gemini, el cual consiste en que los astronautas tenían que utilizar el suministro de agua de la nave espacial para reconstituir esos alimentos antes de comerlos.

En la misión Apollo a la Luna, en el menú espacial se podían elegir unos 70 artículos, desde entradas hasta platos principales y bebidas; sin embargo, se comprobó que había alimentos que no se podían comer, como el pan, pues no se mantenía muy fresco y dejaba migas que flotaban en la cabina, causando daños en los equipos.

En el año 1975, durante la misión Apollo-Soyuz, los astronautas estadounidenses probaron por primera vez la comida espacial rusa, la cual estaba envasada en tubos que contenían sopa de remolacha por rótulos de vodkas famosos.

De allí en adelante, la variedad de platos rusos se complementaban con regularidad por las tripulaciones estadounidenses. Jean-Loup Chrétien, el primer astronauta francés, llevó paté, quesos y chocolate.

Sin embargo, el menú espacial se revolucionó con la tortilla mexicana a instancias de Rodolfo Neri Vela, el primer astronauta mexicano en ir al espacio.

Los astronautas notaron que las tortillas, a diferencia del pan, no generaban migas y podían usarse para hacer sándwiches o contener otros alimentos.

La primera pizza y los macarronesde frambuesa han sido otros de los alimentos a los que los astronautas han tenido acceso. Sin embargo, las verduras frescas y las frutas han sido los alimentos más difíciles de proporcionar a los tripulantes de la EEI, ya que su corta vida útil hace que sean un producto escaso en órbita.

El Laboratorio de Sistemas de Alimentos Espaciales del Centro Espacial Johnson en Houston es actualmente el responsable del envasado y la preparación de los alimentos que se enviarán a la Estación Espacial Internacional (EEI).

Foto: Dieta astronauta | NASA

Actualmente, los astronautas pueden elegir entre 200 comidas diferentes, las cuales se almacenan a temperatura ambiente y se envían a tres sitios distintos de lanzamiento para cargarlos en vehículos que reabastecen a la EEI: a la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida.

Nutrición humana, en la Tierra y el espacio

En la Tierra, los investigadores de agencias espaciales, universidades y centros de investigación trabajan para desarrollar nuevos formatos para los alimentos espaciales y alternativas, como los cultivos, que puedan utilizarse en largos viajes y misiones en el futuro. 

Además, los datos nutricionales que envían los astronautas aportan información útil también para los que vivimos en el planeta azul. “Hemos aprendido cosas nuevas sobre cómo la nutrición puede tener efectos sobre todos los sistemas humanos, incluidos los efectos dietarios sobre la pérdida ósea, que afecta a las personas mayores en particular, y cómo tratar mejor esta y otras afecciones”, ha explicado Scott M. Smith, nutricionista de la NASA

Afortunadamente, en la Tierra tenemos una gran diversidad de alimentos para cubrir todas nuestras necesidades nutricionales. Y frigoríficos para conservarlos.

Comenta o comparte esta nota si fue de tu interés!

GastroMakers es un espacio dedicado a promover la cultura gastronómica del mundo.

Advertisement
Hacer un comentario

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 57 = 58

Cultura gastronómica

Anthony Bourdain: Lo desconocido

Gastromakers Staff

Publicado

en

Disponibles las 2 primeras temporadas en Amazon de la serie de 2013 imperdible

Vale la pena volver a ver esta gran serie documental del Chef Anthony Bourdain donde es atraído por la oportunidad de experimentar culturas raramente visitadas como el Congo, Libia y Myanmar, el chef y también exitoso autor lleva a los espectadores a Colombia, Perú, Marruecos, e incluso, el barrio coreano de Los Angeles.

Su manera de narrar se salía del molde clásico de las frías descripciones periodísticas. Llegaba a cada lugar y parecía como si siempre hubiera estado ahí, se dejaba sorprender por la arquitectura y por el misterio de una calle y por lo general iba de la mano de algún lugareño para meterse en el alma de la ciudad. Lo seducían sus recovecos, sus habitantes más improbables, a veces poetas, o músicos descarriados, o un grupo de jóvenes mujeres palestinas que, en Gaza, armaban carreras de carros.

Foto: CNN Anthony Bourdain durante un viaje a Mianmar

Como bien lo dijo alguna vez este omnívoro, melómano y andariego, él no buscaba ser modelo de nadie, ni dar lecciones de nada en su programa.

Bebió, fumó y consumió siempre lo que se le vino en gana.

El chef logro narrar con una excelente y simple producción, sus experiencias de viaje alrededor del mundo y aseguró que lo primero que hace cuando llega a una nueva ciudad es ir al mercado central para ver los productos que venden allí porque eso le permite identificar lo sucede en ese lugar en términos gastronómicos.

Amazon Prime video…

Muy recomendable el punto de vista de un chef y cocinero polémico pero muy auténtico!!!

Sigue leyendo...

Cultura gastronómica

¿Qué es un Bistro?

Gastromakers Staff

Publicado

en

Foto: Cuadro de Jean Béraud denominado 'En el bistró'.

El concepto de bistró se utiliza para denominar a un restaurante de gastronomía francesa o que reproduce el estilo de los establecimientos gastronómicos típicos de Francia.

Durante la invasión rusa a Francia allá por el 1815, los soldados rusos ordenaban su comida en los restaurantes parisienses gritando “bistro, bistro”, “rápido, rápido”.

No cabe ninguna duda que “bistro” es una palabra rusa que significa “rápido” y que antaño fue asociada con la rapidez de preparar o servir un plato de comida a la clase trabajadora o proletariado.La incógnita es como, hoy en día, bistro ha pasado a ser un sinónimo de un café o un restaurante fino, elegante, caro y de abolengo.

Foto: Bistro Francés

En su acepción original, un bistró era un local de pequeñas dimensiones que ofrecía principalmente quesos, café y bebidas alcohólicas. La noción luego pasó a aludir también a los restaurantes franceses más económicos.

Aquellos bistrós eran tabernas o tascas, muchas veces de mala fama. A ellos acudían personas de clase baja a beber vino y a comer por un precio barato. Por lo general el menú incluía recetas tradicionales de la gastronomía de Francia, realizadas con productos frescos.

Con el crecimiento de la actividad turística a medida que avanzaba el siglo XX, los bistrós se hicieron populares entre quienes visitaban París y otras ciudades galas. De este modo el concepto se amplió ya que algunos bistrós mejoraron su servicio y estructura para atender al turismo, mientras que también se abrieron restaurantes inspirados en las tabernas, pero de mayor calidad y con precios más elevados.

Foto: Bistro Francés

Afuera de Francia, es habitual que se emplee la idea de bistró para nombrar al restaurante elegante que toma preceptos de la gastronomía y la decoración de aquella nación.

La novedad hace tiempo fueron los brunch, aquella mezcla de breakfast y lunch, que sin ser desayuno ni comida reunía a los dos bajo una fórmula que lejos de morir sigue captando adeptos.

La moda ahora es la “bistronomía”, fusión de dos palabras, Bistró y gastronomía, la fusión de un pequeño establecimiento donde se sirve café y comidas a precios económicos con la alta gastronomía.

Características más importantes de un bistro:

  • El uso de pizarrones para dar a conocer el menú o los especiales del día.
  • Se cuenta con una variedad corta de platillos.
  • Los precios son bajos en comparación de algunos otros tipos de restaurantes.
  • La preparación de los platillos llega a ser sencilla, pero destacando y respetando el sabor de los ingredientes por la manera en que se les emplea.
  • La atención es más flexible e informal ya que el lugar es pequeño y reconfortante.
  • Las bebidas que no pueden faltar en un bistro francés son el café y el vino de mesa para acompañar los alimentos.

En CDMX existen muchos bistros que puedes conocer y comparar para seleccionar tu favorito!

Comenta o comparte esta nota si fue de tu interés!

Sigue leyendo...

Cultura gastronómica

Serie sugerida: Midnight Diner Tokyo Stories

Gastromakers Staff

Publicado

en

Foto: Netflix

Historias muy personales con la comida como excusa

Midnight Diner: Tokyo Stories es una serie de televisión japonesa de la cadena TBS, disponible en la plataforma Netflix. La serie está basada en el manga de Yaro Abe titulado Shin’ya Shokudō (深夜食堂), el mismo título de la serie en japonés.

De qué trata Midnight Diner: Tokyo Stories

Foto: Portada del vol. 1 del manga Shinya Shokudo

Midnight Diner: Tokyo Stories nos muestra una pequeña izakaya o taberna del barrio de Shinjuku, que sólo tiene lugares alrededor de la barra. El restaurante tiene una lámpara de papel en su exterior con la leyenda めしや (meshi-ya). Esto significa, literalmente, «casa de comidas» y hace referencia a que en este restaurante se sirven cosas sencillas. Y es que lo que se come en el restaurante son platos que muchos japoneses recuerdan con cariño de su infancia y que, en todos los casos, son fáciles de hacer.

La particularidad de este restaurante es que sólo abre por las noches, de 00:00 horas a 7 de la mañana. Su enigmático propietario, que atiende únicamente al nombre de Master, sólo tiene cuatro platos en carta, tal como nos cuenta la introducción. Sin embargo, si el cliente lleva otros ingredientes, cocinará lo que haga falta.

Cada capítulo lleva el nombre de un plato, lo que resulta un poco engañoso porque la realidad es que los platos son sólo la excusa para contar historias. De esta forma, cada episodio nos cuenta una historia personal, muy humana, compleja y a veces triste. Y siempre de personajes diferentes, que tienen una relación especial con el plato del episodio.

Esta relación a veces es más estrecha y a veces solo un pretexto. Porque en la gran mayoría de casos el plato en sí no importa tanto para el desarrollo de la historia. Lo que importa es cómo el protagonista enfrenta sus problemas y miedos, casi siempre con palabras de ánimo de Master o con sus concisos y escuetos consejos.

Al final de cada capítulo se dan unas muy breves pinceladas sobre la preparación del plato de ese capítulo. Y en estos momentos, los protagonistas rompen la cuarta pared dirigiéndose a la audiencia y dando las buenas noches.

Foto: Netflix/ Los protagonistas de un episodio rompiendo la cuarta pared dirigiéndose a la audiencia

Como las historias que se cuentan son muy costumbristas y humanas, aunque muestren una sociedad diferente, la serie resulta muy fácil de ver. Además, la serie nos muestra un Japón diferente al de los grandes viajes o las guías en papel. En primer lugar, veremos una gastronomía alejada de la de los grandes restaurantes de prestigio y renombre. Una gastronomía, incluso, que a veces queda olvidada al hablar de cocina tradicional porque no es kaiseki (alta cocina tradicional). Sin embargo son esos los platos que a los japoneses les gusta comer para sentirse mejor, para disfrutar de una cerveza bien fría y que se disfrutan perfectamente en compañía de otros.

Foto: Netflix / Los platos de Midnight Diner: Tokyo Stories se disfrutan mejor en compañía

Y por si fuera poco, las historias que se cuentan muestran un Japón cotidiano, de gentes sencillas y a menudo sórdido y oscuro. Un Japón que no sale en los folletos turísticos pero que también es real.

Así, la serie nos cuenta historias de mafiosos, de inmigrantes, de dueños de pequeños comercios, del mundillo LGTBI+, de bailarinas de clubes nocturnos o de modelos de gravure, que posan con poca ropa y más. Todo ello gracias a personajes muy diversos y multifacéticos que funcionan muy bien, salvo los que forman parte del barrio donde está el restaurante. Estos otros personajes no suelen relacionarse demasiado con el resto de clientes habituales y aportan menos a las historias.

Foto: Netflix / La clientela del restaurante es de lo más diversa, con personajes LGTBI+, incluso

Sin embargo, el hecho de que las historias estén tan compartimentalizadas le resta continuidad a la historia. Hay historias que transcurren en un periodo de varios meses. Otras, sin embargo, transcurren en el periodo de un par de días. Esto hace imposible saber cuánto tiempo real transcurre en la serie. Tal vez no importa demasiado, pero al ver a ciertos clientes habituales volver una y otra vez al restaurante, es extraño no tener un marco temporal.

Por otro lado, al ser historias tan cortas, no se puede esperar siempre una resolución satisfactoria. A veces la hay y otras, simplemente, el final es abierto para que el espectador rellene los huecos con su imaginación. Por eso, algunos episodios son entrañables mientras que otros son bastante superficiales.

Como resumen, pese a que la comida es una excusa y a que no todos las episodios funcionan igual de bien, Midnight Diner: Tokyo Stories es muy recomendable. La serie funciona por la química que hay entre los clientes y el dueño del restaurante. Porque hay risas, hay preocupaciones, hay cotilleo, hay tradiciones, hay vida moderna, etc. Midnight Diner: Tokyo Stories es una serie que muestra el lado más humano de los japoneses.

Comenta si ya la haz visto o comparte si deseas que alguien más sepa de esta bonita serie!

Sigue leyendo...

Lo + Trending

Copyright ® 2021 GastroMakers Derechos Reservados