Contáctanos

Bebidas

La cata de vinos

Publicado

en

Foto: iStockPhoto

Análisis organoléptico o de percepción sensorial, de las características de un vino

La cata de vinos se lleva acabo bajo una metodología específica, es el análisis sensorial de los vinos, acto en el cual interactúan nuestros sentidos para identificar las cualidades, defectos y virtudes del vino.

En la cata de vinos no sólo se utiliza el paladar para degustar sino también el olfato y la vista. De ahí que el lugar ideal para hacer la cata debe ser bien iluminado, aireado, silencioso, carente de olores y a temperatura media. Las copas a usar por los catadores deben ser transparentes e incoloras, para apreciar su color y brillo.

En cuanto a las consideraciones básicas de la cata, en primer lugar, a la hora de llevar a cabo la cata de un vino, deberemos fijarnos en los denominados factores externos, que sería el espacio físico donde va a realizarse la cata, dentro de los cuales destacamos la copa de vinos o “catavinos”, la sala de cata y la temperatura de servicio de los vinos.

En la sala de cata tanto las paredes como los muebles han de ser de color claro (blancos), debe tener una buena iluminación (natural o artificial), estar bien ventilada, ser un lugar silencioso y con una temperatura y humedad que hagan agradable la labor del catador.

El vino debe servirse a la temperatura adecuada. Actualmente se recomienda servir los vinos blancos jóvenes y cavas entre 6 y 9oC, los vinos blancos con barrica y los rosados entre 10 y 13oC, los tintos jóvenes entre 14 y 16oC, los tintos con crianza o reservas entre 16 y 18oC y los vinos dulces entre 7 y 10oC.

La cata de vino se compone de tres fases fundamentales, basadas en los tres sentidos principales que se emplean en la misma, siendo el siguiente orden: vista, olfato y gusto. También interviene el sentido del tacto, ya que la lengua posee este sentido y nos puede dar información sobre su densidad, temperatura, gases carbónicos o turbidez.

Como se emplean los sentidos

Foto: iStockPhoto

Fase Visual
En esta fase se evalúa el color, la transparencia, el brillo, su intensidad, matices de pigmento y formación de burbujas. El color nos da una indicación de su edad, la estructura aparente (cuerpo) y también de su origen.

Fase Olfativa

Aquí analizaremos los tipos de aromas, frutales, florales, herbáceos, tostados y especiados; valorando su limpieza, complejidad e intensidad. Los aromas se dividen en primarios, secundarios y terciarios.
Los primarios son característicos de la cepa que dependerá de donde fue cultivada o que tipo de composición tiene el suelo. Los aromas suelen ser florales, vegetales y frutales.
Los secundarios suelen aparecer como resultado de la fermentación alcohólica y maloláctica. Dependerá del tipo de levadura y se componen de aromas caramelizados, pasteleros y lácteos.
Los terciarios se adquieren durante la crianza del vino en barrica y durante su etapa de maduración en botella. Sus características se basan en aromas balsámicos, de madera torrefactos o frutos secos entre otros. Manzanilla, piel, cuero, miel, ahumado, tabaco o café son algunos ejemplos.

Fase Gustativa
El análisis en boca, como suele llamársele, se enfoca en la acidez, impresiones dulces, astringencia dada por los taninos, materia y cuerpo, equilibrio, persistencia de los aromas, etc.
Los puntos a identificar son el ataque, retronasal, estructura, equilibrio, cuerpo, untuosidad, textura y final.

Existen 3 diferentes tipos de Cata:

I. Cata Vertical
II. Cata Horizontal
III. Cata a Ciegas

I. Cata Vertical: Es una sesión donde se prueba el mismo vino de misma etiqueta, digamos de la misma bodega, pero de diferentes cosechas o añadas. Es decir, en una sesión se puede probar el mismo vino, en sus cosechas 1999, 2000 y 2001.
II. Cata Horizontal: Si los vinos que se catan son diversos pero de la misma añada y de la misma denominación de origen, estaríamos ante una cata de este tipo. De esta manera comparamos las distintas elaboraciones de los vinos catados y la calidad de la uva empleada.
III. Cata Ciega: Consiste en probar vinos de los cuales no se tiene información de su procedencia, y tratar de describirlos o puntuarlos sin tener ninguna sugestión ya que no se ve la botella ni la etiqueta. También a veces tratan de adivinar su marca, productor, año de cosecha o variedad de uva utilizada, aunque esto no es lo más usual.

Terminología de la cata

Foto: iStockPhoto

Es importante conocer algunos términos usados en la cata de vinos para entender las palabras y a que se refiere cada una de ellas.

Glosario

• Acético: vino que se ha tornado ácido debido al contacto con el aire.
• Acidez volátil: vino que esta en camino de ser acético. Defecto.
• Aroma: Olor primario a uva y levadura propio de un vino joven.
• Astringente: claramente tánico.
• Autólisis: efecto de sabor rico a pan que surge al envejecer un vino espumoso en botella y con sedimento a levadura.
• Buqué: aroma complejo de un vino maduro.
• Cabezón: rico en alcohol.
• Caliente: demasiado rico en alcohol.
• Cata a ciegas : cata en la que no sabes que vino se está probando.
• Cocido: Sabor poco agradable provocado por un exceso de calor que afecta a las uvas o a las botellas.
• Complejo: un vino que deja percibir aromas dentro de los aromas o que sugiere capas distintas de minerales, frutas, flores, etc.
• Con corcho: vino que huele a moho,, por lo general, debido a que el corcho se ha estropeado.
• Corto: Efímero
• Cuerpo: volumen de un vino, se debe a la graduación alcohólica.
• Mudo: sin demasiado olor.
• Nariz : olor de un vino.
• Oxidado: vino que ha perdido parte de su sabor y se ha tornado marrón debido a una exposición excesiva al oxígeno.
• Pétillant: ligeramente espumoso.
• Rancio: olor intenso de los vinos envejecidos durante años en
madera o cristal, generalmente a temperaturas altas.
• Reducido: con falta de oxígeno y con olor a mercaptano
• Roble (con): sabor excesivo derivado las barricas nuevas, de las duelas interiores o de trozos de madera en que se deja envejecer un vino.
• Seco: lo contrario de lo dulce.
• Sedoso: una determinada textura de vino.
• Sensación (en boca): designa el impacto táctil de un vino en el paladar.
• Spritzig: equivalente alemán de petillant.
• Sulfuroso: olor cálido que se asocia con el empleo excesivo del
dióxido de azufre como conservante.
• Tanda: en cata serie de vinos relacionados entre si.
• Tánico: rico en taninos.
• Turbio: señal de algún defecto en los vinos.
• Verde: termino que se utiliza para describir una acidez o unos taninos destacados.
• Vertical: cata de diferentes añadas de los mismos vinos.
• Vigoroso: estilo intenso y directo de un buen vino joven.
• Zorruno: olor muy intenso de las uvas nativas americanas como la labrusca.

Como puedes ver, una cata de vinos debe conservar una estructura y características para lograr obtener resultados satisfactorios de los vinos en una cata.

Consejos útiles para degustar los vinos

Foto: Archivo

Por último queremos recordarte alguns consejos útiles para tener una experiencia más placentera en una cata de vinos:

• Empezar por los blancos, continuar con los rosados y finalmente con los tintos. Primero los secos y después los dulces y también los ligeros antes de los estructurados.
• Comprobar que el vino esté a temperatura correcta.
• Utilizar copa de cristal fino y transparente (sin tallar).
• Elegir un lugar con buena luz y buena aireación.
• No usar perfumes pesados.
• Llenar la copa solo un tercio de su capacidad (medida ideal para catar).

Ahora ya sabes como es una estructura de una cata de vinos. Si te fue útil esta nota comenta o comparte!

GastroMakers es un espacio dedicado a promover la cultura gastronómica del mundo.

Advertisement
Hacer un comentario

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 18 = 28

Bebidas

Cómo quitar la resaca

Publicado

en

Foto: iStockPhoto

La famosa cruda por excederte en el consumo de alcohol por los festejos, es siempre un sufrir

Lo que en principio parecía ser una noche tranquila, termina en una bacanal de alcohol, bailoteos y trasnoche. No te preocupes, a todas nos ha pasado. Sobre todo en épocas de festejos como en México que en el mes de septiembre se festejan los aniversarios patrios por lograr la independencia de España. Es común dejarte llevar por la euforia y te desatas. Se te va de las manos y acabas llegando a casa cuando sale el sol. Al día siguiente, tienes una resaca o cruda gigante y al abrir un ojo decides que ya no vuelves a beber nunca más.

Algunos remedios y consejos que te ayudarán a recuperarte de la temida resaca.

Cómo quitar la resaca rápido: 10 remedios infalibles

  1. Beber agua. Al beber alcohol, lo que le pasa a nuestro cuerpo es que se deshidrata así que nada mejor que darle agua al día siguiente.
  2. Bebidas isotónicas. Ayuda a tu cuerpo a recuperar los minerales perdidos.
  3. Descansa bien. Si al despertarte notas que te encuentras mal, date media vuelta y sigue durmiendo.
  4. Alimentos con vitamina C. Esta vitamina tiene propiedades antioxidantes, perfectas para combatir los radicales libres que se liberan cuando el cuerpo se está “desintoxicando”.
  5. Vitamina B12. Lácteos, carne, huevos… Tómalos si estás de resaca porque te ayudarán a eliminar el alcohol a través de la orina.
  6. Evita la comida chatarra. Opta por tomar alimentos que te llenen de vitaminas y minerales como la pasta, la fruta, verduras…
  7. Haz deporte pero con moderación. Cuando empieces a encontrarte mejor, sal a dar un paseo, haz yoga o pilates.
  8. Dúchate. Pero date una ducha a conciencia, con agua templada y disfrutando de las sensaciones.
  9. Di no al café. Sabemos que es lo primero que querrás hacer pero el café es diurético y lo único que conseguirás es deshidratarte aún más.
  10. Analgésicos. Y si ninguno de los remedios te funciona, prueba con un ibuprofeno (¡no paracetamol!).

Eso sí, ya te decimos que el orden del consumo de alcohol no cambia la resaca. Un estudio de la universidad Witten/Herdecke (Alemania) y la universidad de Cambridge (Reino Unido), publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition, ha demostrado que el orden con el que consumamos bebidas alcohólicas no alterará nuestra resaca así que lo mismo da que bebas primero cerveza y luego vino o al revés, si te pasas… ¡tendrás resaca!

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Bebidas

¿Qué son los sulfitos del vino?

Publicado

en

Foto: Archivo

Advertencia visible en casi todas las etiquetas de los vinos

“Contiene sulfitos”.Seguro que te has fijado en estas dos palabras visibles en las etiquetas de casi todas las botellas de vino. Pero, ¿qué son exactamente los sulfitos? ¿Por qué los encontramos en el vino? ¿Pueden estar también en otros alimentos?

Los sulfitos son una variante del óxido de azufre, principalmente dióxido de azufre (SO₂), que se generan de forma natural en el proceso de fermentación de las levaduras del vino. Por lo tanto, todos los vinos contienen sulfitos, a no ser que se eliminen mediante reacciones químicas, lo que no respetaría la composición originaria del mismo. Además, son inofensivos en cantidades tan bajas como las que se utilizan en la elaboración de los vinos, por lo que no hay de qué preocuparse.

¿Para qué sirven los sulfitos en el vino?

Los sulfitos en el vino tienen funciones conservantes, son antioxidantes, agentes antimicrobianos y antioxidásicos. Por ejemplo, sus capacidades antioxidantes evitan la oxidación del vino o que sus propiedades organolépticas puedan verse afectadas. Por otro lado, su capacidad antimicrobiana lo convierte en un antiséptico, evitando así cualquier posibilidad del desarrollo de microbios o bacterias.

Foto: Archivo

Además, contribuyen a activar la fermentación alcohólica y tienen efectos sobre la maceración, el color, el olor y el gusto del vino. ¿Sabías que en botella los sulfitos eliminan las bacterias que hacen que el vino pueda avinagrarse? Por todo ello, muchos enólogos deciden añadirlos de manera exógena durante la elaboración del vino, aunque respetando siempre los límites establecidos por la Unión Europea (150 mg/l en vinos tintos y 200 mg/l en vinos blancos y rosados), ya que es una forma de asegurar la conservación del vino y la eliminación de bacterias.

Los sulfitos, presentes en nuestra alimentación

Pero los sulfitos no solo se encuentran en el vino. Igualmente, podemos encontrarlos de forma natural en alimentos que experimentan una fermentación, como el pan, los bollos, el queso, el yogur, la cerveza o la sidra. También se añaden artificialmente como conservantes en productos cárnicos, conservas o crustáceos. En este caso, bajo la nomenclatura E-220. Así que, si esos productos no te producen malestar, no tienes que preocuparte por los sulfitos del vino.

¿Y por qué en el vino destacan más? Porque las bebidas alcohólicas no tienen obligación de incluir sus ingredientes en la etiqueta, excepto las sustancias alérgenas. En este caso, los sulfitos se indican para advertir a las personas que sufren alergias o son sensibles a este compuesto, como lo pueden ser al gluten o a la lactosa.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Bebidas

Glosario de la borrachera mexicana

Publicado

en

Foto: Archivo

Si te quieres poner borracho en México, tienes que dominar estos términos

Pretextos para irse de fiesta en México hay muchos. Si un icono de la música como Juan Ga se muere se vale, si pierde la selección Mexicana de fútbol también. Si te rompen el corazón por enésima ocasión es obligado y, claro, si Trump amenaza con hacernos pagar un muro ridículamente extenso, una buena borrachera está más que justificada. En México, lo difícil no es encontrar una excusa para salir, lo complicado (más para los extranjeros) es entender a un mexicano que anda de parranda.

Para adaptarse mejor a las borracheras con mexicanos te dejamos un breve glosario de términos que te ayudará a entender algunas de las expresiones más utilizadas cuando una buena cerveza es justa y necesaria.

Bajón:

1. Alimento para aminorar los efectos del alcohol.

Ejemplo: Vamos por un bajón a los Taquitos del chupacabras.

2. La etapa posterior a la euforia que producen grandes cantidades de alcohol

Ejemplo: Llegamos a casa de Javier y no dio el bajón como a la media hora, y nos quedamos dormidos.

Banquetera:

Bebida alcohólica que se ingiere en la calle. No necesariamente tienes que estar sentado en una banqueta, pero la palabra viene de ahí.

Ejemplo: En realidad no hicimos mucho. Llegué de chambear, me eché unas banqueteras con Lalo y nos fuimos a dormir.

Bajar la peda (Ver definición de peda más abajo):

Método para disminuir los efectos del alcohol

Ejemplo: Se tomó dos mezcales y 6 cervezas. ¿Ahora cómo le bajamos la peda?

Caminera:

Bebida alcohólica que se ingiere camino a la fiesta o de regreso de esta. Para concluir la borrachera.

Ejemplo: Yavámonos, se acabo la fiesta. Ya nada más la camionera y nos vamos.

Chela/Cheva/Cheve:

Sinónimo de cerveza.

Ejemplo: Pásame una cheve/chela/cheve que me muero de sed

Chelear:

Tomar varias cervezas.

Ejemplo: Vamos a chelear un rato y después decidimos qué hacer

Chupe:

Bebida alcohólica de cualquier tipo

Ejemplo: En la fiesta de fin de año había muchísimo chupe.

Conectar o conectarla:

Volver a adquirir un estado de ebriedad pocas horas después de haber estado alcoholizado. Se recomienda si lo que se desea es no alcanzar el estado de cruda

Ejemplo: Lo mejor que podemos hacer ahora es conectarla, al fin y al cabo es sábado

Cruda:

También se le conoce como cruz. Es la resaca o el cuadro de malestar general que se produce después de consumir una cantidad de bebidas alcohólicas excesiva.

Ejemplo: Esta cruda no se la deseo a nadie

Cruzadito:

También es conocido como pulpo. Es cuando un grupo de personas alcoholizadas consideran que es buena idea entrelazar sus brazos y beber de sus vasos en una posición incómoda.

Ejemplo: ¿Qué, nos echamos un cruzadito?

Fuertecito:

Cualquier bebida alcohólica que no sea cerveza o rompope

Ejemplo: Ya me hartó la cerveza, creo que ya es hora de un fuertecito

Un Hidalgo:

Tomarse una bebida alcohólica de golpe

Ejemplo: Todo iba bien hasta que decidí echarme ese tequila de Hidalgo.

Helodia:

Adjetivo para describir una cerveza muy fría.

Ejemplo: No hay nada más delicioso que una chela bien helodia

Malacopa:

Persona que se comporta de manera agresiva o malhumorada cuando ingiere bebidas alcohólicas. No importa la cantidad de alcohol que se ingiera.

Ejemplo: No inviten a ese buey porque es bien malacopa.

Peda:

Fiesta, festejo o tertulia. No importa si es solo de dos personas, es válido llamarlo así. Ejemplo: Me urge una buena peda. Tuve una semana fatal.

Adjetivo femenino para describir a una mujer alcoholizada.

Ejemplo: Estefanía ya andaba bien peda. Nos tuvimos que regresar a casa temprano.

Pedo:

Alto nivel de alcohol en la sangre.

Ejemplo: Traigo un pedo que apenas puedo caminar.

Adjetivo masculino para describir a un hombre alcoholizado.

Ejemplo: Carlitos está pedo desde las tres de la tarde. Ahora ya solo está diciendo tonterías.

Pisto:

Se le llama así a cualquier bebida alcohólica en el norte del país.

Ejemplo: Están todos invitados a mi fiesta. Yo pongo la comida, ustedes el pisto.

Precopeo:

Una reunión previa a la fiesta principal entre un grupo limitado de personas.

Ejemplo: Si quieren hacemos el precopeo en mi casa.

Teporocho:

Persona que aparenta estar alcoholizada todo el tiempo.

Ejemplo: Pepito siempre termina siendo el teporocho de las fiestas

Estado físico decadente durante o después de una borrachera

Ejemplo: Ya como a la 1 de la mañana te veías bien teporochito.

Vaquita o vaquera:

Cooperación para comprar las bebidas alcohólicas de la fiesta.

Ejemplo: Ya se acabó la chela, vamos a hacer la vaquera para ir al Oxxo.

Si no eres mexicano, con este glosario ya quedarías capacitado para ponerte una borrachera al estilo chilango mexicano.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Lo más visto

Derechos Reservados GastroMakers® 2021