Contáctanos

Alimentos

Comer caracoles

Publicado

en

Foto: iStockPhoto

Se tiene constancia de que los caracoles de tierra han sido consumidos por los seres humanos desde hace miles de años.

Los caracoles de tierra son moluscos con un gran potencial alimenticio ya que son bajos en grasa, altos en agua y proteínas y pueden prepararse de varias formas. Su consumo no es muy común en zonas de América, pero en Europa se preparan en platillos considerados manjares.

La helicicultura es la práctica de la cría de caracoles con el propósito de destinarlos para uso humano, aunque mayormente como alimento. Según el historiador griego Plinio el Viejo, la helicicultura era practicada en la finca de un hombre, llamado Fluvius Hirpinus, situada en una zona de lo que hoy es Italia, en 50 d. C. Sin embargo, los caracoles ya se consumían desde épocas prehistóricas, según descubrimientos de conchas presuntamente asadas.

Los romanos tienen una antigua historia de consumo de caracoles. Según Plinio el Viejo, Fluvius Hirpinus alimentaba a sus caracoles con vino y carne, lo que da una idea de lo importantes que eran ya en la cocina romana. Hoy en día, los platillos elaborados con caracoles de tierra son delicias en muchas zonas de Francia, Gran Bretaña y algunos países más, en donde adquieren precios elevados y se consumen en platos y cubiertos especiales.

Foto: iStockPhoto

No todos los caracoles de tierra son comestibles, desde luego. En Francia, donde se les conoce como escargot, se consumen sobre todo el caracol romano (Helix pomatia), el caracol de jardín (Helix aspersa) y en menor medida, el caracol europeo (Helix lucorum). Helix aspersa es llamado Le petit gris en Francia, y escargot es también un aperitivo servido en muchos restaurantes de Francia y España.

Otras especies comestibles son Cepaea nemoralis, Cepaea hortensis, Achatina fulica, Helix aperta y Otala punctata. La preparación de cualquiera implica dejar en ayuno a los caracoles durante unos días para ser purgados, eliminar sus vísceras, cocerlos y muchas veces, colocarlos de nuevo en los caparazones para ser servidos. Por lo general se les prepara con mantequilla, ajo y algunos tipos de hierbas como eneldo y perejil y se les sirve en su propia concha sobre un plato especial para evitar que se deslicen sobre sí mismos. La carne tiene una textura un poco dura. Además, los huevos pueden ser consumidos a manera de caviar.

Caracol Helix pomatia Foto: iStockPhoto

En diversas partes de la zona del mediterráneo es posible encontrar en los supermercados caracoles y huevos enlatados. En definitiva, existen muchos platillos elaborados con caracoles terrestres y en ciertas zonas forman parte de la gastronomía distintiva. Aún existen granjas destinadas a su cría, principalmente en Francia, Indonesia, Polonia, Grecia y Alemania. Solo en Portugal, cada año se consumen cerca de ¡4,000 toneladas de caracoles terrestres!

Incluso existe un evento anual dedicado a ellos. L’Aplec del Caragol es un festival gastronómico celebrado durante 3 días en Lérida, España, a finales del mes de mayo. Está dedicado al caracol terrestre como alimento, especialmente la especie Helix aspersa, caracol de jardín, y atrae a cientos de visitantes que disfrutan de otras actividades aderezadas con música.

Peligro en la comida

Aunque el consumo de caracoles terrestres está muy presente en la gastronomía y es parte de la cultura de algunas regiones, preocupa el hecho de que estos animales a veces son portadores de varios parásitos, principalmente nematodos. Si no se limpian o cocinan adecuadamente, los parásitos son capaces de afectar al cuerpo humano y producir padecimientos letales como meningitis.

Tanto la manipulación como la cocción de los caracoles de tierra deben ser sumamente cuidadosas para evitar cualquier problema de salud. Si no estás seguro de su especie, su procedencia o su manejo, evita llevártelos a la boca.

Caracol comestible de venta en México

Con una inversión de 250 mil pesos, la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) apoyó la construcción de una ecotecnia en el ejido Santiago Yeche, municipio de Jocotitlán Estado de México, que incluye un invernadero para la cría del caracol común o (Helix aspersa).

Este molusco, abundante en jardines y cultivos de diferentes regiones del Estado de México, fue considerado primero como plaga y, tras informarse y capacitarse, miembros de la Asociación de Productores Forestales del Norte del Estado de México se dieron cuenta de que, en realidad son una alternativa de desarrollo económico.

Foto: CONAFOR MEX

Y es que la baba de caracol puede ser usada en tratamientos de belleza, para desvanecer cicatrices, manchas y marcas provocadas por el acné. Un litro se vende hasta en 800 pesos.

El caracol también es comestible y es usado en la preparación de diversos platillos. Un kilo puede llegar a costar entre 90 y 150 pesos.

Actualmente 30 hombres y mujeres de los municipios de Jocotitlán, Jiquipilco y Acambay cuidan y aprovechan una población de mil 500 ejemplares; para expandir su mercado esperan alcanzar una población de 10 mil caracoles.

Foto: CONAFOR MEX

Como parte de esta ecotecnia se construyó una casa de paja, una estufa ecológica, una cisterna de ferrocemento para aprovechar el agua de lluvia y un baño seco.

El invernadero se materializó con ocho semanas de capacitación en técnicas de crecimiento, producción y comercialización de caracol.

Donde comer caracoles en México

En CDMX existen opciones de mucha tradición para degustar caracoles al estilo de la cocina francesa, aquí dejamos algunos de ellos:

Au Pied de Cochon

Alta cocina francesa servida en un elegante salón y terraza al interior del Hotel Presidente InterContinental.
Dirección: Campos Elíseos 218, Polanco, Polanco IV Secc, Miguel Hidalgo, 11550 Ciudad de México, CDMX
Sitio web:
https://www.aupieddecochon.rest

Les Moustaches

En Avenisa paseo de la Reforma se encuentra este espacio de estilo Francés que sirve unos deliciosos caracoles a la Provenzal. El platillo homenajea al famoso chef francés Paul Bocuse, en la preparación de Les Moustaches incluyen pimienta, ajo, nuez moscada y perejil para darles un sabor único.
Dirección: Río Sena 88, Cuauhtémoc, 06500 Cuauhtémoc
Tel: 5533 3390
Sitio web: www.lesmoustaches.com.mx

Mesón del Cid

El Mesón del Cid es un restaurante de comida española dónde también preparan los caracoles muy al estilo ibérico. Aquí se cocinan a la Riojana, que es con una salsa de tomate y trozos de chorizo y jamón.

Dirección: Humboldt 61, Colonia Centro
Tel: 5521 6998
Sitio web: mesondelcid.com.mx

Esperamos que después de leer esta nota, te interese comer unos ricos caracoles. Recuerda siempre comerlos en lugares de prestigio y si tu interés es cocinarlos, igual adquirirlos en lugares establecidos y dedicados a su venta para consumo que te asegure un producto de calidad.

Comenta o comparte si esta nota fue del tu interés!

Advertisement
Hacer un comentario

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

32 + = 40

Alimentos

Gastronomía griega

Publicado

en

Foto: Getty Image

Conoce más sobre la variada gastronomía griega

Toneladas de limones, cebollas, tomates, aceitunas, berenjenas, espinacas, queso feta, huevo, pescado, mariscos, hierbas aromáticas, pollo, carnes de res, conejo y cordero, aceite de oliva y vino. Estos ingredientes son la esencia de los sabores de Grecia, donde la influencia mediterránea va de la mano con las culturas que han dejado marca en este país.

El Imperio Otomano, que estuvo 400 años en este territorio, incorporó el uso del yogur, además de nueces, almendras, miel y las masas de hojaldre y filo. Por lo que, algunos de esos ingredientes fueron la base de sus postres, como el delicioso baklava.

El Kotopoulo Lemonato

Es una de las opciones más folclóricas, en la que se añade un intenso sabor a limón.

Foto: Kotopoulo Lemonato.Greek Lemon Chicken with Crispy Potatoes / Getty Image

Este es uno de los platillos más populares de la gastronomía griega es el pollo rostizado, en trozos, cocidos al horno o en una sartén. Se prepara con aceite de oliva, cebollas, orégano, romero, vinagre, sal de mar, pimienta; y al final, se acompaña con lascas de papas, mismas que se tornan crujientes con la ayuda de sémola.

La ensalada griega

Foto: Ensalada Cesar / Getty Image

Esta es deliciosa y lleva el generoso aliño del fragante aceite de oliva, además de tomates, lechuga, cebollas, pepinos, aceitunas negras y trozos de queso feta. Para que esté fresca y crujiente, seca bien la lechuga después de lavarla.

Musaca es uno de los platillos más populares

Es como una lasaña griega. Se hace con capas de berenjenas, carne de cordero (o res) picada y se cocina con salsa de tomates para después gratinarse en el horno.

Foto: Una rica y refrescante ensalada no puede faltar / Getty Images

Este es un diccionario culinario de la gastronomía griega:

  • Taramosalata: Aperitivo griego hecho con tarama, la hueva del bacalao y de otros pescados.
  • Spanakopita: Pastelillos triangulares de hojaldre rellenos de espinacas con queso feta.
  • Tzatziki: Crema blanca para untar hecha a base de pepinos, aceite de oliva, ajos, yogur y eneldo.
  • Pastitsio: Muy parecido a la musaca, pero se hace con una pasta tubular (como bucatini) moldeada como una lasaña.
  • Dolmades: Hojas de parra rellenas de arroz con nueces y especias.
  • Gyro: Carnes cocinadas en una rotisserie vertical (cerdo, res, cordero o pollo) y cuyas lascas muy finas se sirven en pan pita, con lechuga, tomates, cebollas y salsa tzatziki.
  • Keftethes: Albóndigas de carne molida, que se fríen o se cocinan al horno.
  • Yuvarlak: Estofado de albóndigas de carne sazonada, se sirve dentro de una sopa de huevo llamada avgolemono.

Estos son solo algunos de los platillos más populares de la gastronomía de este país milenario.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Alimentos

¿Por qué se llaman Hot Dogs?

Publicado

en

Foto: iStockPhoto

La historia de uno de los Snacks más famosos del mundo

Los hot dogs son el platillo favorito de chicos y grandes. En casi todo el mundo son conocidos y su nombre traducido al español quiere decir perro caliente. Les compartimos una de las versiones más famosas de cómo nació su curioso nombre.  

El hot dog tiene sus orígenes en Alemania. Estos deliciosos embutidos llegaron a Estados Unidos en el siglo XIX cuando los alemanes se fueron a vivir a este país, quienes los llamaban dachshund (perro salchicha). Estos se hicieron muy populares gracias a su bajo costo y buen sabor en Nueva York y después se expendieron por todo el país. 

Foto: iStockPhoto

El béisbol en ese momento se encontraba en pleno auge. Harry Mozley Stevens, un vendedor en los estadios, decidió cambiar su carrito de helados por uno de hot dogs. Esta nueva propuesta fue un éxito entre los aficionados y se convirtió el platillo favorito de muchos.

Mozley, al igual que sus compañeros, vendían las salchichas diciendo: >Theyre red hot! Get your dachshund sausages while theyre red hot<. En español esto quiere decir: Están calientes las rojas, adquiera una salchicha de dachshund mientras estén calientes.

Su lema inspiró al periodista deportivo y dibujante Tad Dorgan a escribir una columna, con un toque satíricó, de cómo se vendía este platillo en el estadio. Sin embargo, al no saber escribir dachshund lo bautizó como “hot dog”. Al parecer porque era como un perro caliente pasando por todas partes en el estadio. La nota se volvió todo un éxito y desde ese momento adoptó ese nombre.

Ahora, ya puedes disfrutar de tus ricos hot dogs y si estas acompañado contar su historia!

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Alimentos

Qué comer en el mes de octubre

Publicado

en

Foto: iStockPhoto

Los alimentos de temporada de este mes con la llegada del otoño

La bajada de las temperaturas y la explosión de color en las hojas de los árboles son señales inconfundibles de que debemos darle la bienvenida a una nueva estación: el otoño. Pero también es momento de hacer algunos cambios en nuestra lista de la compra. Despedimos a la gran variedad de frutas de la que hemos podido disfrutar durante los meses de verano, pero contamos con nuevos alimentos en nuestras filas.

Como por ejemplo las calabazas son uno de los alimentos de temporada del octubre. Además de un producto comúnmente utilizado para la decoración de los meses de otoño.

Frutas

Frutas como el melón, la sandía, melocotón, frambuesa o nectarina desaparecen de nuestra lista de alimentos de temporada este mes. Y apuntamos algunas novedades como el kiwi y de nuevo, el aguacate, cuyas temporadas empiezan en octubre. La granada, la manzana, pera, tomate y la lima se mantienen este mes.

Verduras y hortalizas

Octubre es temporada de lechuga, berenjena, calabaza, col, cebolla, pimiento, espinaca, zanahoria, apio, remolacha, maíz, patata, acelga (se adapta bien a cualquier clima, por lo tanto se recolecta durante casi todo el año).

En cuanto a las novedades, durante el mes de octubre podremos disfrutar del delicioso camote. Un tubérculo dulce que se puede usar en platos o postres (se recomiendan los buñuelos con jarabe de camote). La demanda de este producto ha ido aumentado estos últimos años, por lo que cada vez más agricultores la producen. Este mes, de nuevo, podremos encontrar brócoli, alcachofas y coliflor.

Legumbres

Se mantiene la judía, cuyos meses óptimos comprenden desde junio hasta octubre.

 Es la época de recolección y cuando se termina el verano y comienza a asomarse el frío. La época en la que comenzamos a desear los platos de cuchara otra vez. Las alubias, los garbanzos o las lentejasson algunas de las legumbres ideales para mimar a nuestro paladar y a nuestro organismo en esta época del año.

La importancia de consumir productos de temporada para beneficio de nuestro cuerpo, de nuestro bolsillo y de los productores.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...
Advertisement

Facebook

Productos en venta

Lo más visto

Derechos Reservados GastroMakers® 2021