Contáctanos

Alimentos

Comer caracoles

Publicado

en

Foto: iStockPhoto

Se tiene constancia de que los caracoles de tierra han sido consumidos por los seres humanos desde hace miles de años.

Los caracoles de tierra son moluscos con un gran potencial alimenticio ya que son bajos en grasa, altos en agua y proteínas y pueden prepararse de varias formas. Su consumo no es muy común en zonas de América, pero en Europa se preparan en platillos considerados manjares.

La helicicultura es la práctica de la cría de caracoles con el propósito de destinarlos para uso humano, aunque mayormente como alimento. Según el historiador griego Plinio el Viejo, la helicicultura era practicada en la finca de un hombre, llamado Fluvius Hirpinus, situada en una zona de lo que hoy es Italia, en 50 d. C. Sin embargo, los caracoles ya se consumían desde épocas prehistóricas, según descubrimientos de conchas presuntamente asadas.

Los romanos tienen una antigua historia de consumo de caracoles. Según Plinio el Viejo, Fluvius Hirpinus alimentaba a sus caracoles con vino y carne, lo que da una idea de lo importantes que eran ya en la cocina romana. Hoy en día, los platillos elaborados con caracoles de tierra son delicias en muchas zonas de Francia, Gran Bretaña y algunos países más, en donde adquieren precios elevados y se consumen en platos y cubiertos especiales.

Foto: iStockPhoto

No todos los caracoles de tierra son comestibles, desde luego. En Francia, donde se les conoce como escargot, se consumen sobre todo el caracol romano (Helix pomatia), el caracol de jardín (Helix aspersa) y en menor medida, el caracol europeo (Helix lucorum). Helix aspersa es llamado Le petit gris en Francia, y escargot es también un aperitivo servido en muchos restaurantes de Francia y España.

Otras especies comestibles son Cepaea nemoralis, Cepaea hortensis, Achatina fulica, Helix aperta y Otala punctata. La preparación de cualquiera implica dejar en ayuno a los caracoles durante unos días para ser purgados, eliminar sus vísceras, cocerlos y muchas veces, colocarlos de nuevo en los caparazones para ser servidos. Por lo general se les prepara con mantequilla, ajo y algunos tipos de hierbas como eneldo y perejil y se les sirve en su propia concha sobre un plato especial para evitar que se deslicen sobre sí mismos. La carne tiene una textura un poco dura. Además, los huevos pueden ser consumidos a manera de caviar.

Caracol Helix pomatia Foto: iStockPhoto

En diversas partes de la zona del mediterráneo es posible encontrar en los supermercados caracoles y huevos enlatados. En definitiva, existen muchos platillos elaborados con caracoles terrestres y en ciertas zonas forman parte de la gastronomía distintiva. Aún existen granjas destinadas a su cría, principalmente en Francia, Indonesia, Polonia, Grecia y Alemania. Solo en Portugal, cada año se consumen cerca de ¡4,000 toneladas de caracoles terrestres!

Incluso existe un evento anual dedicado a ellos. L’Aplec del Caragol es un festival gastronómico celebrado durante 3 días en Lérida, España, a finales del mes de mayo. Está dedicado al caracol terrestre como alimento, especialmente la especie Helix aspersa, caracol de jardín, y atrae a cientos de visitantes que disfrutan de otras actividades aderezadas con música.

Peligro en la comida

Aunque el consumo de caracoles terrestres está muy presente en la gastronomía y es parte de la cultura de algunas regiones, preocupa el hecho de que estos animales a veces son portadores de varios parásitos, principalmente nematodos. Si no se limpian o cocinan adecuadamente, los parásitos son capaces de afectar al cuerpo humano y producir padecimientos letales como meningitis.

Tanto la manipulación como la cocción de los caracoles de tierra deben ser sumamente cuidadosas para evitar cualquier problema de salud. Si no estás seguro de su especie, su procedencia o su manejo, evita llevártelos a la boca.

Caracol comestible de venta en México

Con una inversión de 250 mil pesos, la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) apoyó la construcción de una ecotecnia en el ejido Santiago Yeche, municipio de Jocotitlán Estado de México, que incluye un invernadero para la cría del caracol común o (Helix aspersa).

Este molusco, abundante en jardines y cultivos de diferentes regiones del Estado de México, fue considerado primero como plaga y, tras informarse y capacitarse, miembros de la Asociación de Productores Forestales del Norte del Estado de México se dieron cuenta de que, en realidad son una alternativa de desarrollo económico.

Foto: CONAFOR MEX

Y es que la baba de caracol puede ser usada en tratamientos de belleza, para desvanecer cicatrices, manchas y marcas provocadas por el acné. Un litro se vende hasta en 800 pesos.

El caracol también es comestible y es usado en la preparación de diversos platillos. Un kilo puede llegar a costar entre 90 y 150 pesos.

Actualmente 30 hombres y mujeres de los municipios de Jocotitlán, Jiquipilco y Acambay cuidan y aprovechan una población de mil 500 ejemplares; para expandir su mercado esperan alcanzar una población de 10 mil caracoles.

Foto: CONAFOR MEX

Como parte de esta ecotecnia se construyó una casa de paja, una estufa ecológica, una cisterna de ferrocemento para aprovechar el agua de lluvia y un baño seco.

El invernadero se materializó con ocho semanas de capacitación en técnicas de crecimiento, producción y comercialización de caracol.

Donde comer caracoles en México

En CDMX existen opciones de mucha tradición para degustar caracoles al estilo de la cocina francesa, aquí dejamos algunos de ellos:

Au Pied de Cochon

Alta cocina francesa servida en un elegante salón y terraza al interior del Hotel Presidente InterContinental.
Dirección: Campos Elíseos 218, Polanco, Polanco IV Secc, Miguel Hidalgo, 11550 Ciudad de México, CDMX
Sitio web:
https://www.aupieddecochon.rest

Les Moustaches

En Avenisa paseo de la Reforma se encuentra este espacio de estilo Francés que sirve unos deliciosos caracoles a la Provenzal. El platillo homenajea al famoso chef francés Paul Bocuse, en la preparación de Les Moustaches incluyen pimienta, ajo, nuez moscada y perejil para darles un sabor único.
Dirección: Río Sena 88, Cuauhtémoc, 06500 Cuauhtémoc
Tel: 5533 3390
Sitio web: www.lesmoustaches.com.mx

Mesón del Cid

El Mesón del Cid es un restaurante de comida española dónde también preparan los caracoles muy al estilo ibérico. Aquí se cocinan a la Riojana, que es con una salsa de tomate y trozos de chorizo y jamón.

Dirección: Humboldt 61, Colonia Centro
Tel: 5521 6998
Sitio web: mesondelcid.com.mx

Esperamos que después de leer esta nota, te interese comer unos ricos caracoles. Recuerda siempre comerlos en lugares de prestigio y si tu interés es cocinarlos, igual adquirirlos en lugares establecidos y dedicados a su venta para consumo que te asegure un producto de calidad.

Comenta o comparte si esta nota fue del tu interés!

Advertisement
Hacer un comentario

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

+ 57 = 61

Alimentos

Mejor una manzana que un café

Publicado

en

Foto: iStockPhoto

Manzana por la mañana nos da más energía que un café

Para muchos de nosotros, despertarnos por la mañana con un café se ha convertido en un hábito. El café contiene cafeína, un estimulante que actúa sobre nuestro sistema nervioso y nos proporciona energía.

Sin embargo, algunos estudios realizados en universidades prestigiosas de Estados Unidos han demostrado que el café no es la única sustancia que puede mantenernos despiertos, sino que tomar una manzana por la mañana puede producir el mismo efecto que la cafeína en nuestro cuerpo.

La manzana posee fructosa, un azúcar natural presente en las frutas que, junto a la cantidad de fibra de las mismas, nuestro cuerpo absorbe y distribuye como energía más lentamente, por lo que su efecto estimulante perdurará por más tiempo que el de la cafeína.

Además, esta fruta contiene grandes nutrientes y vitaminas que nos proporcionan sensación de saciedad, por lo que es una alternativa muy saludable al café que te permitirá seguir rindiendo en tu día a día.

No perdemos nada con probar si esto es verdad, de todas formas; las manzanas son un alimento que aporta beneficios al cuerpo, sea que nos mantengan despiertos o no. Entonces, ¿mañana cambiamos el café por una manzana?

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Alimentos

Los niños y la comida

Publicado

en

Foto: Niña comiendo / iStockPhoto

Los padres necesiten ayuda para entender qué significa comer de forma saludable.

Desde la pirámide de los alimentos hasta la última grasa alimenticia, el alud de información existente sobre este tema puede desorientar bastante. 

La buena noticia es que usted no necesita graduarse en nutrición para criar hijos sanos. Siguiendo algunos recomendaciones básicas, usted puede crear un entorno doméstico que fomente la alimentación saludable y el mantenimiento de un peso saludable.

Aquí 10 normas básicas a seguir:

  1. Los padres son quienes controlan las líneas de abastecimiento. Son ustedes quienes deciden qué alimentos se compran en su casa y cuándo se sirven. Aunque es de esperar que los niños den la lata a sus padres para que les dejen comer alimentos menos nutritivos, son los adultos quienes deciden qué alimentos entran en casa.

    Los niños no se quedarán con hambre porque en su casa no hay lo que más les apetece comer. Comerán lo que haya en los armarios y la nevera. Si el tentempié favorito de su hijo no tiene nada de nutritivo, aún y todo, usted puede comprárselo de vez en cuando para que no se atiborre de ese alimento en cuanto caiga en sus manos.
  2. De los alimentos que ofrezca a su hijo, déjele elegir lo que quiere comer o si quiere comer. Los niños también deben tener voz y voto en el asunto. De la selección de alimentos que ofrezca a su hijo, déjele elegir lo que quiera comer y la cantidad que quiera comer. Tal vez le parezca que esto es darle demasiada libertad. Pero, si usted sigue la primera recomendación de esta lista, su hijo solamente podrá elegir entre los alimentos saludables que usted ha decidido comprar y preparar.
  3. Olvídese de la máxima de “dejar el plato limpio”. Permita que su hijo acabe de comer cuando sacie su apetito. Muchas de las personas que ahora son padres se educaron con la máxima del plato limpio, pero este enfoque no ayuda a los niños a escuchar a su cuerpo para saber cuándo han comido suficiente. Si un niño aprende a reconocer la sensación de saciedad y a reaccionar en consonancia, es menos probable que coma más de lo que debería.
  4. Empiece pronto. Las preferencias alimentarias se adquieren muy pronto en la vida, de modo que empiece pronto a ofrecerle a su hijo un amplio abanico de alimentos. Los gustos y los desagrados relacionadas con la alimentación se empiezan a desarrollar durante la lactancia. Así mismo, es posible que necesite darle a probar un alimento nuevo a su hijo en varias ocasiones antes de que lo acepte. No le fuerce a comer, limítese a ofrecerle unos pocos bocados del alimento que desea introducir en su dieta.
  5. Reescriba el menú infantil típico. Cuando salgan a comer fuera de casa, deje que su hijo pruebe platos nuevos. Tal vez le sorprenda su deseo de experimentar. Puede empezar dejándole probar un poquito de lo que ha pedido usted o pidiendo una tapita o ración reducida para que la pruebe.
  6. Las calorías de las bebidas también cuentan. Los refrescos con gas y otras bebidas edulcoradas suman calorías y se interponen en el camino de la alimentación saludable. El agua y la leche son las mejores bebidas para los niños. El zumo está bien cuando es al 100%, aunque los niños no necesitan beber mucho zumo. Con 115 a 170 ml diarios –de 4 a 6 onzas- basta para un preescolar.
  7. Ponga los dulces en su sitio. Está bien tomar dulces de vez en cuando, pero no convierta el postre en el plato más deseado de las comidas. Cuando el postre se convierte en el premio por haberse comido bien la cena, es normal que los niños den más valor al pastelito que al brócoli. Intente mantener una actitud neutra hacia los alimentos.
  8. No confunda la comida con el cariño Encuentre formas mejores de decir “Te quiero”. Cuando se utiliza la comida para recompensar a los niños y/o para mostrarles afecto, los niños pueden empezar a utilizarla como mecanismo para afrontar el estrés u otras emociones negativas. En vez de recompensar a su hijo con sus manjares preferidos, abrácelo, elógielo y préstele atención.
  9. Los niños hacen los que hacen sus padres. Sea un buen ejemplo para su hijo comiendo de forma saludable. La mejor forma de enseñar buenos hábitos alimentarios a su hijo es comiendo bien. Tome tentempiés nutritivos, coma en la mesa y no se salte comidas.
  10. Limite el tiempo de televisión y ordenador. De este modo, evitará que su hijo pique mecánicamente mientras está delante de una pantalla y fomentará en él la actividad física. Las investigaciones han demostrado que los niños que reducen las horas de televisión también reducen su porcentaje de grasa corporal. Cuando se les limita el tiempo de televisión y ordenador, los niños encuentran formas más activas de pasar el tiempo. Y, si la familia al completo limita el tiempo que pasan delate de cualquier tipo de pantalla, tendrán más tiempo para estar activos juntos.
Foto: Niño comiendo / iStockPhoto

Esta en los padres el futuro alimenticio de los niños, y que de ello depende su desarrollo físico e intelectual para la edad adulta.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Alimentos

La miel de agave el sustituto de azúcar

Publicado

en

Aunque se suele usar para repostería, panadería y coctelería, también potencia los sabores salados

La miel de agave es un endulzante que se obtiene a través de la evaporación del aguamiel, es decir la savia contenida en el agave, una planta utilizada para la elaboración del tequila, la popular bebida mexicana.

Para mantener todas sus propiedades, la savia para elaborar este sirope o jarabe debe proceder de un agave que tenga como mínimo siete años de maduración. Posteriormente, en un recipiente de acero se hierve durante 4 a 5 horas, retirando constantemente impurezas que pudiesen afectar su tiempo de almacenamiento, que suele ser de un año en condiciones óptimas.

¿Cuanta miel se obtiene?

Al final del proceso, se filtra para evitar residuos y se envasa para su venta. Por cada 40 litros de aguamiel se obtienen 5 litros de jarabe. Su uso en la cocina es variado, ya que se disuelve perfectamente en cualquier elaboración. Es ideal para repostería, panadería y coctelería. Potencia los sabores salados y su poder edulcorante es mayor que el del azúcar común.

Tipos de agave usados para obtener la miel

Principalmente se emplean dos tipos de agave, aunque existen más de 100 variedades. El azul, utilizado para elaborar tequilas de mayor calidad, y el “maguey”, de donde se obtiene otra de las bebidas alcohólicas más tradicionales de México, el pulque.

Sus beneficios para el organismo son numerosos. Debido a su bajo índice glucémico, no causa un aumento drástico en los índices de glucosa y por ello sacia más rápido el apetito; protege de desarrollar obesidad y se asocia con la prevención de ciertos tipos de cáncer como el de mama y cáncer de colon, aunque hacen falta más estudios que lo confirmen.

Además, tiene un alto contenido en vitaminas A, B, B2 y C que ayudan a la conservación de la piel, a la producción de hormonas, a fortalecer el sistema inmunológico y la flora intestinal.

Su uso debe ser moderado

Aunque su consumo está recomendado bajo control médico para personas con diabetes, como cualquier edulcorante debe consumirse de manera moderada.

En el momento de elegir la miel de agave, es indispensable confirmar sus características, ya que aquellas altamente refinadas no conservan sus características beneficiosas.

Debido a todos sus aportes nutricionales y saludables y sus usos culinarios, este jarabe puede compararse al sirope de arce y la miel de abejas.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...
Advertisement

Suscríbete a boletín GM

Facebook

Twitter

Síguenos en instagram

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por GastroMakers (@gastromakers)

Lo más visto

Derechos Reservados GastroMakers® 2022