Contáctanos

Innovación

Producen cuero hecho con desperdicio de alimentos

Publicado

en

La comida no es basura. Tan sólo tienes que encontrar una utilidad diferente

Cada día, los vendedores del mercado de Rotterdam en Holanda, descartan más de 3.500 kilos de productos demasiados maduros o no aptos para la venta por su aspecto. Por ello, un grupo de estudiantes holandeses inspirados por una técnica culinaria que realizan los chefs para hacer puré, que posteriormente es secado para hacer caramelo; han creado un cuero vegetal con propiedades muy parecidas al proveniente de animales.

Textura del cuero hecho con mango

Un bolso de cuero de mangos, o una bolsa del desperdicio de nectarinas, son las creaciones más asombrosas de un grupo de estudiantes universitarios de Willem de Kooning Academie, que ante uno de los mayores problemas sociales del sur de Holanda: El desperdicio de alimentos, han sabido «sacarle jugo» e investigar posibles soluciones. Los integrantes del proyecto son: Hugo de Boon, Aron Hotting, Koen Meerkerk, Maaike Schoonen, Bart Schram, y Miloy Snoeijers.

Bolso de cuero de mango

«El cuero hecho de frutas desechadas, no sólo tiene infinidad de aplicaciones potenciales, incluyendo la industria de la moda, sino que también promueve la conciencia de la comida que tiramos. Además la textura del cuero obtenido depende de que tipo de fruta provenga. Un cuero hecho de mangos es más resistente que uno hecho de naranjas o manzanas», indica Hugo de Boon

Actualmente están experimentando con diferentes tipos de frutas, y el proyecto eco-sostenible ya ha despertado el interés de varios fabricantes, incluyendo una empresa en Alemania que hace que los asientos de cuero para marcas de coche como BMW y Porsche.

Textura de la pulpa de fruta

Además la iniciativa ha calado muy hondo en la comunidad vegana y, según Boon, «La fruta puede se una alternativa, a la tapicería sin requerir de la piel animal». El proyecto tienen un mensaje profundo que es que la comida no es basura. «Tan sólo tienes que encontrar una utilidad diferente para ella», dijo Boon.

Otro ejemplo relevante es Piñatex, un cuero vegetal

Piñatex fue creado por Carmen Hinojosa, quien previamente trabajó como consultora en la industria de artículos de cuero en Filipinas, y que encontró la inspiración en prendas de vestir bordadas tradicionales de este país, las cuales se hacían con fibras de hojas de piña.

Carmen Hinojosa

En los noventa empezó a viajar por el mundo para realizar labores de consultoría y, durante una estancia en Filipinas invitada por el Centro de Diseño de ese país, averiguó detalles sobre el impacto medioambiental y humano del proceso de fabricación del cuero que la dejaron conmocionada. “Cuando vi las condiciones de las curtidurías, los tóxicos que inhalan y que luego acaban en el agua, me resultó tan espeluznante que decidí que no podía seguir trabajando con ese material. Carmen decide comenzar a investigar sobre la fibra hecha de los residuos de la piña.

Para obtener este cuero vegetal, las fibras de los residuos de hojas de piñas se cortan en capas y se procesan como un textil, el cual se puede crear con distintos espesores y también puede ser procesado de distintas maneras, para así crear diferentes tipos de texturas.

Fibra de piña

La búsqueda de una alternativa sostenible se convirtió en su nueva misión. Hinojosa abandonó su empresa, se graduó en diseño textil en Dublín y se especializó en fibras naturales. Y en otro de sus viajes a Filipinas dio con el filamento de la hoja de piña, la cual se usa en Filipinas desde hace 400 años para realizar prendas artesanales.

Piñatex es el resultado de su investigación que tardó 10 años en hacerse realidad, la cual no tiene impacto cero en el planeta (“aún no, eso es casi imposible”, apunta Hijosa), pero sí es tremendamente respetuoso con su entorno. Procede de un elemento de desecho; las fibras salen de una parte de la hoja de piña que de otro modo los agricultores filipinos dejarían pudrirse o quemarían, con lo que se evita esa huella de carbono..

Zapatos creados con fibra de Piñatex

El proceso para extraer las fibras apenas requiere agua y, una vez obtenidas, la biomasa restante puede utilizarse como fertilizante. “Es lo más sostenible posible y da empleo a la gente más pobre de Filipinas”, añade Hijosa, que decidió mantener su relación con este país uno de los principales productores mundiales de piña para la obtención de la materia prima.

Zapatos prototipo Camper

Fundo la empresa Ananas Anam que comercializa al año “miles, pero no decenas de miles” de metros de Piñatex y los vende a más de 400 marcas de moda que comparten sus mismos principios (desde grandes nombres como Hugo Boss, Puma, Camper y hasta firmas veganas como Bourgeois ­Boheme). Como Hijosa remarca con orgullo, son ellos quienes las eligen, y no al revés. Tienen mucha más demanda de Piñatex de la que pueden satisfacer.

Ahí es justamente donde la española quiere hacer crecer su negocio: escalando y optimizando la cadena de suministro. “La materia prima está ahí: 13 millones de toneladas de hojas de piña se desechan al año en todo el mundo.

Bolsos creados con fibra piñatex

Lo que aún no tenemos es una forma de extraer estas fibras de manera industrializada, porque nadie lo ha hecho antes”, señala. También quiere desarrollar su propia colección y aspira a diversificar los usos del material en nuevos sectores: mobiliario, automoción, aeronáutica o incluso la industria sanitaria, pues, según un estudio de una universidad de China que ellos están corroborando, las fibras de la hoja de piña tendrían propiedades antibacterianas. 

Un par de proyectos increíbles pero posibles de innovación, que demuestran que la investigación sustentable es sin duda el rumbo que debería tomar el mundo de la producción de productos, que respeten su entorno, y puedan ser adaptables con la convivencia humana generando una relación de equilibrio y respeto.

 

 

Advertisement

Innovación

Escuela de gastronomía con profesores de ESTRELLA MICHELÍN

Publicado

en

Foto: Scoolinary

Las estrellas Michelin son los premios más prestigiosos de la gastronomía.

Las estrellas Michelin no se otorgan a los chefs, sino a los restaurantes. Por lo tanto, si un chef abandona la cocina, el restaurante no perderá su estrella, aunque sí será sometido a más controles. Es decir, se premia la gastronomía y servicio del local, independientemente de los cambios en la cocina. Las estrellas Michelin son un reconocimiento a la excelencia gastronómica a nivel mundial. Todos los restaurantes pueden optar a ellas, pero sólo unos pocos son los que las consiguen.

Chefs comprometidos con la enseñanza

Una de las mejores escuelas on Line para estudiar gastronomñia es Scoolinary quien orgullosamente tiene entre sus filas de profesores algunos que disponen de esta distinción y que transmiten sus conocimientos a través de los más de 165 cursos online en cocina, repostería y gastronomía con más de 2.200 lecciones impartidas en vídeo HD.

Aquí algunos de ellos:

5 Estrellas Michelin
Paco Pérez, Propietario y Chef en Miramar, Barcelona

3 Estrellas Michelin
Jordi Roca, Propietario y Pastelero en Celler Can Roca, Girona
Paolo Casagrande, Chef en Lasarte, Barcelona

2 Estrellas Michelin
Paco Roncero, Chef en Paco Roncero Restaurante, Madrid
Ramón Freixa, Chef en Restaurante Ramón Freixa, Madrid
Fina Puigdevall y Martina Puigvert Puigdevall, Propietaria y Chef de Les Cols, Olot
Rafael Delgado, Pastelero, restaurante Hermanos Torres, Barcelona

1 Estrella Michelin
Nandu Jubany, Propietario y Chef en Can Jubany, Barcelona
Pepe Solla, Propietario y Chef en Casa Solla, Pontevedra
Begoña Rodrigo, Propietaria y Chef de La Salita, Valencia
Rodrigo de la Calle, Propietario y Chef en El Invernadero, Madrid
Andreu Genestra, Propietario y Chef en Andreu Genestra, Palma de Mallorca
Yolanda León y Juanjo Pérez, Propietarios y Chefs en Cocinandos, León
Aurelio Morales, Chef en CEBO, Madrid
Xabier Goikoetxea, Chef ejecutivo del restaurante Oria, Barcelona
Hideki Matsuhisa, Propietario y Chef en Koy · Shunka, Barcelona
Mª José San Román, Propietaria y Chef en Monastrell, Alicante
Romain Fornell, Propietario y Chef en Caelis, Barcelona

En los últimos años, la educación en gastronomía ha vivido un auge sin precedentes y Scoolinary se sitúa como una plataforma de cursos online de gastronomía que transforma la vida de las personas. Desarrolla todo el potencial de los profesionales y amantes de la gastronomía con los mejores profesionales.

Cursos de Scoolinary

La escuela ya ha publicado ya 165 cursos, cuenta con más de 4000 suscriptores y dispone del mejor plantel de chefs de alto prestigio para poder impartir cursos al alcance de todos.
Scoolinary dispone del mayor catálogo de cursos de gastronomía en español y el profesorado tiene más de 30 estrellas Michelin, entre otros muchos reconocimientos y galardones.

Visita su página web para conocer más

www.Scoolinary.com

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Cultura gastronómica

Propósitos gastronómicos

Publicado

en

Una oportunidad para el nuevo año que comienza para disfrutar el placer del buen comer

1 Aprender al menos 6 recetas

Por supuesto que de vez en cuando es mejor comer en un restaurante, comprar comida hecha o congelada y disfrutar al momento pero encontrarás que siempre hay algo de especial tanto en el proceso de preparación de una receta como en el deseo que queda de compartirla. Descubrirás nuevas habilidades, tendrás nuevos temas de conversación, seguramente tu presupuesto se beneficiará y te divertirás.

2 Experimentar con la comida

Simplemente, para tener el gusto de cocinar y a la vez ahorrar tiempo, prepara recetas en las que cocinas una parte y la otra la completas comprando un producto ya preparado. Por ejemplo, si eres amante de las pastas alterna hacer la pasta en casa y comprar una buena salsa envasada y viceversa. Involucra a tus familiares, pareja y amigos para que disfrutes todavía más.

3 Hacer al menos un viaje de turismo gastronómico

Selecciona un destino, incluso dentro de tu propio país, al que vayas básicamente por razones gastronómicas, para probar varias versiones de un plato varios platos con un ingrediente autóctono. Entrégate a la experiencia y no te prives de hacer todas las preguntas que te surjan mientras vas degustando los platos.

4 Incrementar los colores de las frutas y vegetales que consumes

Aunque parezca un elemento puramente estético, el ampliar, variar y combinar los colores de frutas y vegetales te permitirá comer mejor tanto en sabor como en nutrientes para tu organismo. Lleva de vez en cuando un vegetal o fruta que no conozcas mucho y pruébala, te sorprenderá todo lo que te has estado perdiendo.

5 Degustar más que simplemente comer

Aunque no siempre lo puedas hacer, intenta de no limitarte a mitigar tu hambre sino de desencadenar ese proceso en el que vista, olfato, tacto, gusto y hasta el oído (como cuando escuchas una hoja de lechuga fresca crujir) son tus vías para disfrutar un plato. No lo dejes sólo para alta gastronomía, te sorprenderá como las mejores expresiones de la cocina más tradicional y casera gana una nueva dimensión cuando se degusta.

6 Tomar notas de tus experiencias gastronómicas

 La degustación de un buen producto o un buen plato es una actividad que involucra todos tus sentidos de forma combinada y compleja por lo que te resultará muy difícil de revivir si no tomas nota. Aprovecha aplicaciones como Food de Evernote o simplemente compra una pequeña libreta y, antes de que comience a desvanecerse el recuerdo, toma nota.

Puedes agregar las motivaciones y dinámicas que desees, estas son solo sugerencias, pero es importante tener nuevos propósitos gastronómicos en el 2022.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Innovación

Tecnologías de procesamiento

INCREÍBLES MÁQUINAS PARA FÁBRICAS DE ALIMENTOS Y MODERNAS TECNOLOGÍAS DE PROCESAMIENTO

Publicado

en

Vídeo: Latin America’s 50 Best Restaurants 2021

Máquinas de procesamiento de alimentos

Auspiciado por: TechZone


Sigue leyendo...
Advertisement

Suscríbete a boletín GM

Facebook

Twitter

Lo más visto

Derechos Reservados GastroMakers® 2021