Contáctanos

Chefs y cocineros

Chef y el engaño del emplatado

Gastromakers Staff

Publicado

en

Un experimento que nos podría sorprender

¿Un plato no es bueno si no viene bien presentado? Jacques La Merde denuncia desde su elocuente Instagram que quizá hemos perdido el Norte con la apariencia de la comida.

La expresión ‘comer hasta por los ojos’ es más vieja que el mundo y solía significar comer más allá del hambre hasta reventar, es decir… servirse más de la cuenta. Solía significar eso, pero con las nuevas tendencias gastronómicas, el sentido de ‘comer con los ojos’ no puede haberse tornado más literal. Y es que el elemento visual en la presentación de la comida se ha convertido, sino en el factor primordial, sí en uno de los que más puntúan.

Y no, no siempre fue así, lo que se denomina hoy ‘emplatar’ es algo relativamente reciente. Proviene de principios de los setenta, y, al parecer fueron los franceses y su Nouvelle Cuisine quién comenzaron a implementar esa forma de presentar los platos (aunque haya quien se lo atribuya –en su vertiente más funcional y menos artística– a los americanos). A pesar de que hoy parezca inimaginable, hasta ese momento, en los restaurantes de alcurnia, la comida se servía de otras maneras: Eran los camareros (o el propio cliente) quienes ofrecían las raciones a los comensales directamente de fuentes o de carritos auxiliares. Pero la comida nunca salía lista y dispuesta para que se le hincara el diente directamente de las cocinas. De hecho, la RAE (Real Academia Española) acaba de introducir el término ‘emplatar’ como artículo nuevo en su reciente edición con la siguiente definición:

Colocar la comida en el plato de cada comensal antes de presentarlo en la mesa. U. t. c. intr. El cocinero emplata colocando la guarnición en un lado. Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Con la llegada del emplatado (que, no nos engañemos, reducía considerablemente los costes, amén de darle al chef mayor control y libertad sobre el resultado final de su trabajo), empiezan a proliferar las técnicas de ‘montaje decorativo’, las exposiciones sobre los mejores emplatados, los cursos sobre cómo presentar un plato de la manera más atractiva posible… Tanto que ahora mismo parece que un plato no puede ser bueno si no viene convenientemente “dispuesto”.

Pero, ¿y al revés? ¿Puede una receta mala convertirse en riquísima sólo por su aspecto? ¿Es posible que un plato barato nos engañe con su emplatado? ¿Nos pueden engañar tan fácilmente? Este es el experimento que parece estar llevando a cabo el ¿chef? Jacques La Merde (su nombre lo dice todo) en su Instagram. En poco más de dos meses y con tan sólo 25 publicaciones, el irreverente y misterioso instagramer cuenta ya con más de 51.000 seguidores.

El asunto consiste en disponer ‘comida basura’ y convertirla, aparentemente, en una receta digna de un chef con estrella Michelin. Propuestas culinarias hechas con poco dinero (y ningún afán dietético) que se revisten de pretenciosidad y aparentar. Así, Jacques La Merde presenta platos visualmente maravillosos (cromáticos, bien estructurados, elegantes) y con un aspecto delicioso confeccionados exclusivamente con ‘comida basura’ (Cheetos, galletas Oreo, crackers, Doritos, bacon, Mentos, bagels, gominolas, huevos Kinder…). Las descripciones tampoco se quedan cortas.

Una reflexión tan divertida como cargada de mala intención… Y es que igual fiarse tanto de las apariencias quizá no sea tan buen negocio.

Pueden revisar los emplatados en la cuenta de Instagram de @chefjacqueslamerde y decidir si lo sigues para continuar divirtiendote con su experimento.

Ahora si hay algo bien real, ningun cocinero honesto y con escrúpulos puede aprovecharse del emplatado para engañar a los comensales y venderles platillos de alta cocina con insumos de baja calidad. Simplemente a la larga, el truco sería descubierto. O se supone así debería ser. Y tú, te dejarias engañar? Aguas!!!

Ayúdanos por favor a difundir el contenido de este post compartiéndolo en tus redes sociales para que otra persona conozca esta información.
¡¡¡Muchas gracias!!!

 

Advertisement

Chefs y cocineros

Seiji Yamamoto

Gastromakers Staff

Publicado

en

Foto: Seiji Yamamoto joselitolab.com

Sus platos tratan de capturar la esencia de Japón a través del gusto y los sentidos

Considerado el exponente actual de la cocina de vanguardia japonesa, el chef Seiji Yamamoto se inspira en la armonía, el “wa”, y la cultura nipona para idear una oferta gastronómica creativa y atrevida, arraigada en la tradición.  Con materias primas autóctonas de primerísima calidad, muy estacionales,  elabora platos que tratan de capturar la esencia de su país a través del gusto y los sentidos. Un ritual que empieza en la meditación, continúa en el mercado, sigue en la mesa y se extiende a las emociones.

Seiji Yamamoto en la cocina del Ryugin

Seiji Yamamoto en la cocina del Ryugin experimenta con el aroma, textura y temperatura de los ingredientes JAPÓN&IBÉRICOS. Tras su graduación a los 19 años en la Escuela de Kagawa, se forma en establecimientos que le permiten conocer a fondo la cocina tradicional japonesa y, después, la alta cocina y técnicas modernas. Inquieto por volar solo, en 2003 Yamamoto abre en Tokio Nihonryori Ryugin  su pequeño restaurante, donde combina la kaiseki ryori con la cocina molecular. Pronto llegan los reconocimientos. En 2008 ya luce dos estrellas Michelin. Dos años después entra en la lista de los 50 Mejores Restaurantes del Mundo y en 2013 ocupa el puesto número 22 por su desafiante trabajo. 

Foto: “Joselito, is beautiful” Por SEIJI YAMAMOTO

El suyo es un ejercicio culinario explosivo basado el respecto al sabor natural de los ingredientes para sacar el máximo partido de cada uno, experimentando con su aroma, textura, temperatura… sin desvirtuar el producto. Una filosofía de trabajo y un modo de entender la vida que coincide con los valores de Joselito. Así, Yamamoto decide fusionar Japón & ibéricos en un estimulante reto cuyo fruto es Joselito Lab, un recetario sorprendente y lleno de creatividad y experimentación con ingredientes ibéricos y japoneses. 

Seiji Yamamoto y el Jamón Joselito

La primera vez que probé el jamón Joselito me quedé en estado de shock, ignoraba que existiera un producto así. Realmente, desafió mi conocimiento común sobre este producto. Me fascina colaborar con el mejor jamón del mundo y unir sus productos a la cocina japonesa.

Visita: joselitolab

Sigue leyendo...

Chefs y cocineros

Ricardo Muñoz Zurita

Gastromakers Staff

Publicado

en

Foto: Sitio web Azul Restaurantes

Trayectoria de uno de los mejores cocineros de México

Nombrado por la revista Time “Prophet and preserver of a culinary tradition”, (en octubre del 2001).

En el año 2010 obtuvo los premios San Pascual Bailón, nombrado Veracruzano distinguido por el Centro Social y Cultural Veracruzano de la Ciudad de México y reconocido como Mente Humana por la revista Quo y el Discovery Channel. Además recibió un homenaje nacional en fusión mexico.

En 2011 fue homenajeado en el festival el saber del sabor en la ciudad de Oaxaca y en noviembres del 2011 en el festival k’óoben en Mérida Yucatán.

Actualmente dirige su propio lugar, Azul y Oro Café en la ciudad de México con 2 sedes (Centro Cultural Universitario y Torre de Ingeniería) el cual ha sido reseñado y comentado en diversas guías gastronómicas de México y el mundo entre ellas Chilango, Dónde Ir, Tiempo Libre, Marco Beteta los 100 mejores restaurantes de la Ciudad de México, entre muchos otros.

Así mismo, dirige los restaurantes Azul Condesa y Azul Histórico con el mismo concepto de cocina y localizados en unas de las zonas mas clásicas de la Ciudad de México.

Entre algunos de sus reconocimientos se encuentran:

  • Five Star Diamond Award, 2007
  • Chef del Año, 2008. Club Vatel México
  • Reconocimiento como veracruzano distinguido, 2010 Gobierno del Estado de Veracruz
  • Mente Humana, 2010. Discovery Channel y Revista Quo
  • San Pascual Bailon, 2010
  • Homenaje Nacional Fusión México, 2010
  • Homenajeado en el Festival de Kooben, Mérida, 2011
  • Homenajeado en el Festival: El Saber del Sabor, Oaxaca, 2011
  • Homenajeado en el Festival: Wine and Food, Cancún, 2012
  • La llave del progreso, 2013. AMAIT. (Abastecedores turísticos A.C) Categoría Empresario Restaurantero
  • Mérito empresarial restaurantero, 2013 CANIRAC, Promotor de la Producción
  • Chef Mentor, Gourmet Awards, 2013
  • Gourmet Awards, Best Restaurant People Choice 2014 Homenaje de la Universidad del Estado de México, 2014 Reconocimiento del Gobierno de Campeche, 2015

Considerado como uno de los 24 top chefs de Latinoamérica por la revista Gato Pardo (en el 2002) y uno de los siete más importantes de México según la revista Día Siete de México (también en el 2002) así como uno de los 12 mejores chefs de México de acuerdo con la cadena de restaurantes Sanborns.

Autor e investigador de los libros:

  • Los Chiles Rellenos en México, (UNAM 1996);
  • Verde en la cocina Mexicana, (HERDEZ 1999);
  • Diccionario Enciclopédico de Gastronomía Mexicana (CLIO 2000),
  • Comida de los Almendros, (Corporación Mexicana de Restaurantes, 2001);
  • Salsas Mexicanas, (Larousse 2009),
  • Los clásicos de la cocina mexicana (Larousse 2009), ganador del premio Gourmand 2010, para libros de cocina local
  • Verde, Blanco y Rojo en la cocina Mexicana, (Larousse 2010).
  • Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana (Larousse, 2012)
  • Su más reciente publicación es “Los chiles nativos de México”

Su libro Los Chiles Rellenos en México ha sido reeditado en 5 ocasiones, la última una edición es bilingüe Ingles-Español.

Su libro Los Chiles Rellenos en México ha sido reeditado en 5 ocasiones, la última una edición es bilingüe Ingles-Español.

En su trayectoria ha recibido diferentes reconocimientos y galardones como el de formar parte de la Academia Culinaria de Francia y el Chef del Año por el Vatel Club de México 2008.

Colaborador en revistas especializadas como: Gourmet México, Sabor México, Sabor a México, Elgourmet.com y México Desconocido, entre muchas otras.

Conductor del programa de radio por Internet CODIGO COCINA MEXICANA, el cual forma parte del proyecto de la estación de radio por Internet, de la Secretaría de Cultura del GDF, CODIGODF.

Imparte clases de cocina y conferencias de gastronomía mexicana en diferentes Universidades e Institutos de México y en el extranjero. Actualmente se encuentra colaborando con la FAO como el chef representante de México, Centroamérica y el Caribe.

COME Jalisco en su edición marzo 2016, nace con el nombre Ricardo Muñoz Zurita una medalla que premia los siguientes reconocimientos:

  • Al mérito en educación gastronómica
  • Al mérito en investigación gastronómica
  • Al mérito editorial en el renglón de gastronomía 

Guanajuato si sabe en su 4 edición, otorga reconocimiento al chef Ricardo Muñoz por su incansable labor a favor del rescate, la investigación, promoción y difusión de la gastronomía mexicana.

Y muchos más que le faltan al maestro por su gran trayectoria y aportación a la cocina mexicana. Ricardo Muñoz Zurita es uno del chefs y cocineros más importantes e influyentes de México y el mundo

Comenta o comparte si fue de tu interés este post!

Sigue leyendo...

Chefs y cocineros

Gastronomy Underground y el poder de la cocina mexicana

Gastromakers Staff

Publicado

en

Foto: Tonje Thilesen for The New Yorker

Después de que la pandemia detuvieron sus carreras en restaurantes de alta gama

El verano pasado, los chefs Pablo Rojas y Roxanna Mejía, ambos licenciados en gastronomía, lanzaron Gastronomy Underground, que ofrece kits de tacos y comidas de varios platos a los comensales en Brooklyn. La  pareja de más de 20 años de matrimonio, no se dejo intimidar por los desafíos pandémicos del año pasado en su aspiración de cocinar profesionalmente en la ciudad de Nueva York no es ninguna sorpresa. Se conocieron como estudiantes universitarios en la ciudad fronteriza de Brownsville, Texas, donde Mejía creció y donde Rojas se mudó cuando tenía doce años. Después de un corto tiempo siguiendo otras carreras, su pasión compartida por la cocina (específicamente la repostería, en el caso de Mejía) se convirtió en “un deseo de trabajar en cocinas”, refirió Rojas recientemente.

Sus juegos de tacos y comidas de varios platos están disponibles para entrega en Brooklyn dos o tres veces por semana. Fotografía de Tonje Thilesen para The New Yorker

En 2019, enviaron gran cantidad de cartas a restaurantes de alto perfil en todo el país. Después de conseguir oportunidades para actuar en Eleven Madison Park y, en poco tiempo, trabajos en NoMad y Bouchon Bakery, vendieron la mayoría de sus pertenencias y, con su hijo de dos años, se mudaron a Nueva York. “Los primeros ocho meses fueron brutales”, admitió Rojas, “física, emocional y psicológicamente”, por un tiempo se vieron solo para intercambiar roles en su departamento entre turnos, pero “nos encantó”.

Cuando ocurrió la pandemia, Mejía y Rojas habían encontrado su equilibrio. En abril, regresaron, por un tiempo, a Texas. En julio, de vuelta en Nueva York, comenzaron a intercambiar ideas. El otoño anterior, se habían asegurado un nombre de dominio para Gastronomy Underground, con la esperanza de lanzar una serie de cenas en la azotea; ahora llevarían el concepto a la carretera. Al principio, se asoció con algunos ex colegas, concibiendo el proyecto como un colectivo de chefs mexicanos en Nueva York. Pero cuando esos chefs perdieron sus trabajos y, en algunos casos, sus visas patrocinadas por restaurantes, regresaron a México.

La salsa de aguacate y los chips de tortilla recién fritos son un complemento opcional para los juegos de tacos. Fotografía de Tonje Thilesen para The New Yorker

Gastronomy Underground, entonces, es una operación de dos personas, parte de un movimiento creciente de jóvenes chefs mexicanos decididos a profundizar la comprensión de la comida mexicana por parte de los neoyorquinos. En Brownsville, colindante con el pueblo mexicano de Matamoros, Mejía creció comiendo en un estilo típico del norte de México, “muy grande en carne, asando a la parrilla casi todos los días tortillas de harina”, me dijo Rojas. De ahí el Domingo de Carne Asada, que incluye filete de falda a la parrilla, o alambre vegetariano , una mezcla de verduras asadas con queso, más tortillas de harina hechas a mano y todas las guarniciones: frijoles charros , guisados ​​con tomate, jalapeño, salchicha y chile seco; arroz esponjoso, cocido al vapor en cerveza y salpicado de cilantro y monedas de zanahoria; y aderezos desde salsa de aguacate y queso fresco hasta cebolla y limón picados.

El filete de falda marinado y asado, inspirado en la cocina centrada en la carne del norte de México, viene con tortillas de harina, arroz, frijoles y aderezos que incluyen cebollas en escabeche y hierbas frescas. Fotografía de Tonje Thilesen para The New Yorker

Admito que lo tomé dos veces cuando leí las instrucciones para colocar las tortillas y la carne en el microondas. Pero al hacerlo, el bistec, que había sido un poco más rosado de lo que me hubiera gustado, adquirió el tono rosado perfecto. Las tortillas se pusieron suaves y humeantes. (Si algo he aprendido después de casi un año de comer comida para llevar creativa, es que el microondas es el héroe olvidado de la cocina). El martes de tacos, logré resultados similares con tortillas de maíz más pequeñas, cubiertas con carnitas confitadas de cerdo o pipián de calabaza y berenjena . El primero, su delicioso corte de grasa bellamente cortado con cáscara de naranja agridulce, rinde homenaje a un estilo que se hizo famoso en el estado de Michoacán, donde tradicionalmente se cocina a fuego lento en enormes ollas de cobre.

Para cada plato de carne que presenta Gastronomy Underground, ofrecen una contraparte sin carne; el domingo de Carne Asada, es alambre vegetariano, una mezcla de verduras asadas y queso. Fotografía de Tonje Thilesen para The New Yorker

En un viernes reciente, Rojas y Mejía ofrecieron un menú de degustación de tres platos inspirado en Radiohead, con una lista de reproducción que lo acompaña. (Mise en place, señalaron, podría traducirse como “todo en su lugar correcto”). Algunos de los platos: Ensalada de granos y champiñones con puré de raíz de apio; un bistec braseado con brioche; bizcocho de alcaravea con ganache de chocolate, moras y estragón, eran tan fáciles de clasificar como las carnitas. ¿Pero eran menos mexicanos, como reflejo de los instintos de Rojas y Mejía y de la compleja identidad del país? “Tenemos una historia de ocupación francesa, tenemos una historia de conquista española”, explicó Rojas. “Más de quinientos años de cultura alimentaria fusionándose. Queríamos comprender y explorar cómo se vería eso dentro de nuestro concepto “.

Versión original: Publicada en NewYork Times en la edición impresa de febrero de 1, 2021 , tema , con el titular “Gastronomía metro.” por Hannah Goldfield, la crítica gastronómica de The New Yorker.
Original version: Published in the print edition of the February 1, 2021, issue, with the headline “Gastronomy Underground.” Hannah Goldfield is The New Yorker’s food critic.

Foto de portada: The couple behind Gastronomy Underground joins a growing movement of young Mexican chefs who aim to deepen New Yorkers’ understanding of Mexican food.Photograph by Tonje Thilesen for The New Yorker

Aquí la página web del proyecto: Gastronomy Underground

Otro ejemplo más de que quien quiere puede, y los mexicanos si algo tienen, es que son luchadores incansables, que las crisis los hace más fuertes y los empuja al éxito. Un éxito que parafraseando a Rojas, lleva cocinándose más de 500 años y que continua con su evolución para algún día, recobrar simplemente lo que son, un pueblo ganador!!! 

Sigue leyendo...

Lo + Trending

Copyright ® 2021 GastroMakers Derechos Reservados