Contáctanos

Restauración

¿Clasificación de los restaurantes?

Publicado

en

Al igual que los hoteles, los restaurantes también reciben una clasificación basada en varios conceptos: Instalaciones, servicios, menú, etc., siendo el servicio de los camareros en las mesas uno de los criterios más valorados.

Muchos países no cuentan con reglamentos ni estándares de clasificación para los restaurantes, a continuación señalaremos un resumen de los requisitos básicos tomados como parámetros para clasificar los restaurantes a nivel internacional.

Restaurantes de lujo (cinco tenedores)

Este tipo de establecimientos debe tener una organización eficaz, regidas por normas y procedimientos y, contar con políticas internas y externas para su manejo.

Los restaurantes de este tipo son adornados generalmente con maderas muy finas, las mesas y las sillas deben estar acordes a la decoración; alfombras de muy buena calidad, la música (viva o ambiental) debe ser suave, las luces (focos y lamparas) deben ser graduables y el aire acondicionado debe ser controlado por termostato.

Los alimentos y las bebidas tienen obligatoriamente que ser de la más alta calidad, la higiene debe reinar en todas las áreas: frente, salón, cocina, baños y, por último, el personal debe estar debidamente uniformado.

El personal de servicio además de estar capacitado para cada función debe ser entrenado periódicamente para garantizar un servicio eficiente y elegante.  Además se deberá contar con:

• Entrada para los clientes independiente de la del personal de servicio.
• Guardarropa y vestíbulo o sala de espera.
• Comedor con superficie adecuada a su capacidad.
• Teléfono en cabinas aisladas y teléfono inalámbrico para el servicio al cliente.
•  Aire acondicionado.
• Servicios sanitarios con instalaciones de lujo, independientes para damas y caballeros.
• Decoración en armonía con el rango del establecimiento.
• Buffet frío a la vista, en el comedor (opcional).
• Accesorios diversos: Carros para flamear, mesas auxiliares, cubrefuentes.
• Cocina equipada con almacén, bodega, cámara frigorífica, despensa, oficina, hornos, gratinador, parrilla para pescados y carnes, fregaderos, extractores de humos y olores.
• Carta con variedad de platos de la cocina nacional e internacional y carta de vinos amplia modificada periódicamente.
• Personal debidamente uniformados.
• Cubertería de acero inoxidable o de plata.

Restaurantes de primera (cuatro tenedores)

• Entrada para los clientes independiente de la del personal.
• Sala de espera.
• Guardarropa (en países fríos).
• Teléfono inalámbrico.
• Comedor con superficie adecuada a su capacidad.
• Aire acondicionado, calefacción y refrigeración.
• Mobiliario y decoración de primera calidad.
• Servicios sanitarios independientes para damas y caballeros.
• Cocina con cámara frigorífica separada para pescados y carnes, horno, despensa, almacén, bodega, fregaderos y ventilación exterior.
• Personal de servicio debidamente uniformado.
• Cubertería de acero inoxidable.

Restaurantes de segunda (tres tenedores)

• Entrada para los clientes independiente de la del persona de servicio.
• Guardarropa.
• Teléfono inalámbrico para el servicio al cliente.
• Comedor con superficie adecuada a su capacidad.
• Mobiliario de calidad.
• Servicios sanitarios independientes para damas (incluye niños) y caballeros.
• Cocina con cámara frigorífica, despensa, almacén fregaderos, ventilación al exterior.
• Carta en consonancia con la categoría del establecimiento.
• Personal de servicio debidamente uniformado.
• Cubertería de acero inoxidable.

Restaurantes de tercera (dos tenedores)

• Comedor con superficie adecuada a su capacidad.
• Teléfono inalámbrico.
• Mobiliario adecuado.
• Cubertería inoxidable, vajilla de loza o vidrio, cristalería sencilla y mantelería con servilletas de tela o papel.
• Servicios sanitarios independientes para damas y caballeros.
• Cocina con fregadero con agua caliente, cámara frigorífica o nevera, despensa y extractor de humos.
• Personal de servicio uniformado al menos con chaqueta blanca.
• Carta sencilla.

Restaurantes de cuarta (un tenedor)

• Comedor independiente de la cocina.
• Cubertería inoxidable, vajilla de loza y vidrio, cristalería sencilla, servilletas de tela o papel.
• Servicios sanitarios decorosos.
• Personal perfectamente aseado.
• Carta sencilla.

¿Cuáles son los tipos de Restaurantes?

Esta clasificación se hace tomando como base el tipo de comida que sirven además de su metodología de servicio.

Grill:

Tipo de restaurante orientado a la cocina americana donde se sirve carnes, pescados y mariscos a la plancha y a la parrilla.  El servicio debe ser rápido y eficiente en estos establecimientos, y la decoración muchas veces de orientada al estilo Oeste Americano.

Restaurante Buffet:

A mediados de la década de los 70″s apareció en los hoteles la tendencia de los restaurantes exclusivos para buffets.  Esta modalidad ha servido de gran ayuda para poder alimentar  agrades grupos de turistas en los hoteles con servicios de “Todo Incluido”.  Estos comedores, en los hoteles de playa son de gran dimensión y para colocar las bandejas con los diferentes tipos de alimentos constan de varios dis-plays especiales con calentadores y refrigeradores integrados para mantener los alimentos a la temperatura adecuada.

Restaurantes de especialidades (temáticos)

Son restaurantes que se especializan en un tipo de comida como los de Mariscos, Los Vegetarianos, Los Steak Houses o Asaderos, cuya especialidad es la carne.  Estos incluyen también los de nacionalidades, que se especializan en la cocina de un país o región determinada.

·         Cocina Francesa

·         Cocina Italiana

·         Cocina Española

·         Cocina China

·         Cocina Medio Oriente

·         Cocina Caribeña

·         Cocina Tailandesa

·         Cocina Nuevo Latino

·         Cocina Dominicana

·         Etc.

Origen y evolución de los Restaurantes

El primer Restaurante que existió tenia en la puerta de entrada estas palabras: venite adme omnes qui stomacho laboratoriatis et ego restaurabo vos. No eran  los parisianos que en el año 1775 sabían leer francés y menos latin, pero los que podian sabían que dossier boulanger, el propietario decía: venid a mi todos aquellos cuyos estomagos clamen angustiado que yo restauraré.

El origen de los restaurantes tal y como se les conoce actualmente no es muy antiguo. En el siglo 18, en los sitios donde se servía comida, sólo se podía comer a una hora fija y usted tenía que someterse a lo que sirviera el establecimiento.

En el año de 1765, un francés de apellido Boulanger, vendedor de caldos y sopas, las bautizó con el nombre de ‘restaurants’ porque reconfortaban, y así las anunciaba en el exterior de su negocio.

El restaurante de boulanger, champs d”odiso, cobraba unos precios lo suficientemente altos como para convertirse en un lugar exclusivo en el que las damas de la sociedad acudían para mostrar su distinción.

La asociación nacional llegó a estados unidos en 1974, traída por un refugiado francés llamado Baptise Gilbert Paupal. Este se fundo lo que seria el primer Restaurante francés en los Estados Unidos, llamado Julion”s Restatorator. En el que se servían frutas fondues de queso y sopas, así empieza la cocina americana. Los franceses  que habían huido de su país en el siglo XVIII escapado de la persecución abrieron varios establecimientos.

El restaurante  que generalmente se considera como el primero en este país es el Delmonico, fundado en New York en 1827. john Dfelmonico, el fundador, era capitán suizo que se retiro de la vida  marítima en 1825 y abrió una diminuta tienda Baterry, New York.

Es el negocio comercial de los restaurantes prospero después de la segunda guerra mundial ya que, muchas personas con posibilidades económicas adquirieron él habito de comer fuera de sus casas.

La palabra restaurante se Estableció en breve y los chef de más reputación que hasta entonces solo habían trabajo para familias privadas abrieron también sus propios o fueron contratados por un nuevo grupo pequeños empresarios: Los restauradores.

El negocio de los restaurantes significa para esta empresa una distribución y venta de sus propios productos. Sus Restaurantes puede ser utilizados como centro e prueba de sus alimentos y lo que es más importante: Las empresas alimenticias tiene acceso a un importante capital para adquirir buenos emplazamientos para nuevos restaurantes o para comprar los ya existente.

El negocio de los Restaurantes públicos fue creciendo progresivamente, pero en 1919 había solo 42.600 restaurantes en todo el país, ya que el comer fuera representaba para la familia media de las pequeñas ciudades una ocasión especial.

A partir de este tibio comienzo, el progreso que alcanzó el arte culinario de los restaurantes ya no se detuvo. El próximo paso fue no sólo esmerarse en la cocina sino en la manera de servir la comida al cliente.

En la Republica Dominicana, una de cada tres comidas se hace fuera de casa. Los empleados  en esta industria, incluyendo aquellos que trabajan a jornada parcial, suman más de ocho millones.

Paralela al incremento de ventas de establecimientos, crece la necesidad de la dirección profesional. Hace unos años, unos restaurantes con ventas anuales de un millón tenían estos ingresos, incluyendo bares, cafeterías y un gran número de restaurantes de comida rápida o hamburguesería.

El comer fuera esta íntimamente ligado a la disponibilidad económica y por lo tanto, al incrementarse esta aumenta las ventas en los restaurantes. Las comidas y bebidas consumidas fuera de la casa representan aproximadamente un 5% de la renta de los consumidores.

Este porcentaje se mantiene prácticamente constante.

Aproximadamente el 29% de los empleados de la industria del restaurante son camareros y camareras. Los cocineros y los chefs constituyen un 15% del total de los empleados de la barra, los barmans, y el personal administrativo representan aproximadamente un 5% cada uno. Los propietarios  y gerentes constituyen alrededor de un quinto del total del personal.

Los restaurantes son aquellos establecimientos que sirvan al publico en general comidas y bebidas a consumir en el mismo local por un precio determinado.

Los restaurantes, atendiendo a sus características, instalaciones, mobiliario, equipo y por la calidad y cantidad de servicios que ofrecen son clasificados en las siguientes categorías, cinco, cuatro, tres dos y un tenedor

La Reglamentación de los restaurantes es la que prevé el reglamento 2116 del año 1984. ese reglamento, señala a la sertin que es la función de la secretaria de Estado de turismo organizar, coordinar y reglamentar los servicios turísticos, y que es preciso reglamentar y clasificar los restaurantes.

Las cartas de platos de muchos restaurantes dan mucho que decir. A pesar de que el articulo 18 del reglamento de los restaurantes indica que “los establecimientos comprendidos en el presente reglamento cuidaran especialmente la calidad y limpieza de su servicio.

Advertisement
Hacer un comentario

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 6 =

Restauración

Consejos para organizar una cocina profesional

Publicado

en

Foto: Archivo

¿Cuál es la clave para que la cocina de un restaurante funcione y sea eficiente?

La organización del espacio, el almacenaje adecuado y el orden de cada zona es fundamental en una cocina profesional. Si quieres saber cómo llevar la cocina de un restaurante o cómo organizar una cocina profesional, no te pierdas estos consejos básicos de hostelería.

Los servicios de comidas y cenas de un restaurante pueden llegar a ser realmente estresante si se trata de un número elevado de comensales y/o hay que elaborar platos muy diferentes (peticiones a la carta). Por eso, la organización de la cocina es primordial para ser más eficientes, acortar los plazos del servicio y lograr que sean del agrado de los clientes. Para ello es necesario:

Organizar el espacio

Foto: Archivo

Es algo fundamental para poder cocinar de forma más eficaz y cómoda. Para ello hay que tener en cuenta varias cuestiones: las dimensiones de la cocina, cuántas personas van a trabajar, por dónde transitarán los camareros, dónde están los electrodomésticos, las despensas… La organización racional del espacio dependerá de estas características propias de cada establecimiento pero siempre hay que cumplir la máxima de que no se produzcan cruces entre los denominados sector limpio y sucio. Además, por lo general suele haber:

  • Zona de frío: en ella se elaboran platos fríos como ensaladas o salsas. Estará cerca de las neveras.
  • Zona de calor: próxima a fogones, freidoras, hornos, planchas… para realizar los platos calientes.
  • Zona de repostería: para hacer postres caseros. Este espacio debe contar con utensilios adecuados (batidora, varillas, básculas…) y un mesado adecuado en el que poder trabajar.
  • Zona de apoyo: área intermedia entre la cocina y el comedor en la que se hacen los emplatados. Se situará lo más próxima posible a la puerta de salida a sala y contará con los utensilios necesarios (bandejas, fuentes, cubiertos…).
  • Zona de limpieza: tiene que estar separada del resto porque en ella se acumulan productos de limpieza que nunca deben entrar en contacto con los alimentos.
  • Zona de lavabo: relacionada con la anterior. Contará con recipientes adecuados para depositar los residuos y todo el menaje que se emplee en cada servicio. Tanto la zona de limpieza como la de lavabo estarán lo más alejadas posibles de la caliente.
  • Zona de despensa: fundamental el orden y la higiene. Su organización puede llegar a ser compleja dependiendo del tamaño del restaurante. Por eso, necesita un apartado específico (tratado a continuación).

Organizar la despensa

Los productos se organizarán por estantes agrupando los similares para que sea más fácil localizarlos. Los botes más grandes irán en las baldas inferiores y los pequeños en las superiores. Todos deben estar identificados y con la fecha de caducidad. Por eso resultan útiles los recipientes transparentes apilables y con etiquetas. Este sistema se puede aplicar también en neveras y cámaras de congelación.
Una regla esencial en hostelería es que “lo primero que entra en una cocina será lo primero que salga”. Esto evitará que los productos se pasen de fecha o se almacenen por tiempo indefinido. Para ello hay que realizar inventarios periódicamente y llevar un control exhaustivo de las existencias (mejor optar por un programa informático).

Mantén cada zona en orden

La organización es básica en una cocina y, para ello, hay que mantener cada zona de trabajo limpia y ordenada. Es cuestión de sentido común. Las ollas y sartenes se colocarán cerca del área caliente, los cubiertos para servir en la de apoyo, los moldes para tartas en la de repostería… Para evitar confusiones -por ejemplo con el uso de cada cuchillo- se puede establecer un código de colores o etiquetar los utensilios.
Tanto los cocineros como el personal de sala deben tener asignados unos espacios de trabajo, que mantendrán lo más limpio y ordenados posibles. Para ello es fundamental que interioricen que cuando usen un utensilio hay que devolverlo a su sitio y que conozcan el espacio y cómo desplazarse por él.

Distribución de tiempo y trabajo

A la hora de aprender cómo llevar la cocina de un restaurante, debes tener claro que una distribución eficiente del tiempo y trabajo influye en la calidad del servicio. En función de cada establecimiento, sus horas puntas, horario habitual de atención al público, tiempo de preparación de los platos… hay que establecer unos protocolos y rutinas. Esto supone tener fijados horarios con aquellas tareas que van más allá de hacer la comida: lavar y planchar la mantelería, repasar la cristalería, fregar los baños, montar las mesas… pero también con las fases previas a los servicios: pelar patatas, lavar las verduras, cortar el pan…

El personal de trabajo

Foto: Archivo

En una cocina profesional de un restaurante todo el personal debe tener claro cuál es su función y la mejor forma de desempeñarla. Es Importante mantener reuniones periódicas para analizar fallos en el servicio, cosas a mejorar, problemas con los clientes, entre los propios empleados… La coordinación y comunicación entre el personal del establecimiento resulta indispensable para una buen desempeño de la cocina de un local.

Como puede ver, para lograr organizar una cocina profesional con éxito y hacer que el servicio de tu restaurante obtenga una nota sobresaliente, es importante una correcta organización tanto de los utensilios como del personal en su conjunto. Como en cualquier negocio hostelero, no se trata de un tema trivial ni sencillo, donde el punto de partida para llevar adecuadamente una cocina es la fuerza de voluntad y compromiso del equipo profesional.

¿Y tú, tienes experiencia dirigiendo la cocina de un restaurante? ¡Si es así, comenta!

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Restauración

Digitalizar un restaurante

Publicado

en

Foto: iStockPhoto

La tecnología al servicio de la restauración

La situación que está viviendo el sector restaurantero ha hecho que gran cantidad de negocios busquen novedosas alternativas para lograr que su actividad siga resultando rentable. En estos momentos, apostar por digitalizar un restaurante es una de las mejores opciones que puede existir para hacer que un restaurante siga facturando incluso en situaciones tan extremas como el cierre obligatorio del establecimiento.

Debemos tener claro que actualmente con la situación tan inestable en la que nos encontramos tenemos que apostar por métodos seguros, venideros y fiables que nos ayuden a coger las riendas de nuestro negocio. Y lo que es mucho más importante, nos faciliten la supervivencia como trabajadores y como personas.

La digitalización está ayudando a sobrellevar algunos aspectos de la industria generando las bases para impulsar a los restaurantes a sobrevivir, ayudando a crear una mayor conectividad con los clientes y aportando creatividad y comodidad al negocio.

A continuación vamos a revisar algunos aspectos que deben seguirse para digitalizar un restaurante. Es recomendable cumplirlos todos, pero puedes comenzar a implantar una digitalización lenta e ir incluyendo poco a poco todas estas herramientas en tu negocio.

Incorpora un software de TPV (Terminal Punto de Venta)

El primer paso para progresar hacia la digitalización con tu restaurante es dejar de lado tu antigua caja registradora y apostar por incorporar un terminal de punto de venta. Un transformación que además de ser muy económico hará que tu restaurante gane en gestión, control y sobre todo rapidez.

Con un tpv todas tus gestiones se efectuarán de una forma mucho más rápida, dispondrás de diferentes modalidades de cobro y de la posibilidad de separar cuentas sin la necesidad de utilizar una calculadora. Todos los datos se almacenarán y podrás consultar diferentes estadísticas de venta, stock, pedidos, productos más consumidos…

Un pequeño cambio digital, que aportará grandes beneficios a tu restaurante por un precio muy asequible.

Apuesta por los servicios Delivery & Take Away

Ya no sólo debido a la situación tan extrema que vivimos en la actualidad, sino también por la evolución del consumidor hacia nuevas formas de consumo apostar por incorporar este tipo de servicios de pedido en tu restaurante es muy necesario.

Integrar el servicio de pedidos a domicilio y recoger es una de las principales maneras de digitalizar un restaurante, y además permitirá que el servicio siempre esté disponible incluso si el local se encuentra cerrado por restricciones como está sucediendo en la actualidad.

La inversión más necesaria en el momento en el que nos encontramos, apostar por el delivery es una alternativa con mucho futuro para el sector.

Incorporar el uso de comanderos o PDA

Los comanderos móviles o PDA son también una gran solución para digitalizar un restaurante ya que ayudarán a aumentar la rapidez de venta y a disminuir la carga de trabajo de los camareros.

Las comandas móviles facilitarán todo el proceso de toma de pedido en mesa y la llegada de esta a cocina. Los camareros se ahorrarán paseos entre sala y cocina ya que directamente los cocineros darán aviso para la salida de platos.

Por otro lado, una de las ventajas de incluir comanderos también será la disminución de los errores humanos de comanda, ya que todo se anotará digitalmente sin necesidad de tener que memorizar infinidad de platos.

Digitaliza tu cocina

La cocina es uno de los puntos clave dentro de un restaurante, y a la vez también de los que más problemas suelen generar.

Controlar los tiempos de cocinado, el porcentaje de ingredientes por plato, la salida de toda la comida de una misma mesa a la vez… son situaciones que suelen dar problemas diariamente en un restaurante y que con ayuda digital podrían solucionarse rápidamente a golpe de clic.

Incorporar monitores de cocina interconectados con el tpv y los comanderos ayudará a que los cocineros tengan un mayor control de la cocina, de los platos que entran y salen, subdivisionen en primeros, segundos y postres…, en definitiva, se organicen mejor.

Por otro lado, una opción que también resulta válida para digitalizar un restaurante es incorporar impresoras de cocina para así poder recibir automáticamente la comanda por mesa.

En Camarero10 disponemos del módulo Kitchen que es una gran solución para las cocinas de los restaurantes. Podéis leer nuestro Caso de Éxito del restaurante italiano y asador Pagus al que le hemos creado un desarrollo a medida para digitalizar su cocina.

Crear una página web de tu restaurante

Cada vez es más importante apostar por presencia online para conseguir llegar a un mayor rango de público y, en un sector como la restauración con mucha competencia obtener una amplia ventaja respecto al rival.

Disponer de una página web cuidada además de para digitalizar un restaurante, también nos ayudará a estar más interconectados con nuestros clientes. Será un servicio que podremos usar como plataforma de exposición de nuestros productos, que nos permitirá subir nuestra carta, monitorizar las reservas…

Estrategia de marketing online en RRSS

El marketing se ha convertido en un gran desafío para la restauración ya que cada vez es más la competencia dentro del sector. Conseguir llegar a un mayor alcance y lograr generar la ansia y las ganas en el consumidor son clave para sacar rentabilidad a tu negocio y sobresalir por encima de los competidores.

Incorporar una estrategia de marketing para RRSS es una de las medidas para digitalizar un restaurante más económicas que todo hostelero puede encontrar. Sólo se necesitará abrir cuentas en las RRSS, planificación, creatividad y originalidad.

Pasos a seguir:

I- Abrir una cuenta en Facebook (fan page) e Instagram.

II- Crear una cuenta de negocio en Google My Business o Tripadvisor.

III- Apostar por crear una cuenta pagada en ElTenedor y unificarlo con las reservas.

IV- Crear una estrategia de contenidos semanales.

V- Mantener Feedback con los clientes ( responder todas las dudas y reseñas aunque sean negativas )

VI- ¡Disfrutar de nuestro éxito online!

Emplea el WIFI para fidelizar al cliente

La mayoría de clientes suelen demandar wifi cuando se sientan a consumir algo en un restaurante, normalmente los propios locales suelen facilitar la clave en carteles o en el ticket. En plena expansión de las redes sociales podemos sacar mucho partido de este servicio.

Una alternativa que nos ayuda a digitalizar un restaurante y a fidelizar al cliente es pedir los datos cada vez que se acceda al wifi del establecimiento. De este modo dispondremos de una base de datos a la que podremos enviar promociones, descuentos, información relevante…

Ve más allá y busca ser diferente

La digitalización de restaurantes está llegando hasta límites insospechados, ya son infinidad de nuevas herramientas digitales las que poco a poco han ido apareciendo para conseguir hacer más innovadora la experiencia de consumo al cliente.

Desde el uso de robots como camareros, a la introducción de kioscos de auto pedidos, mesas interactivas, servilleteros digitales o app que hacen que el cliente envíe directamente el pedido a cocina… Son sólo algunas de las innovadoras tendencias digitales de restauración que han comenzado a ganar relevancia en este 2020.

Tendencias que muy pocos restaurantes pueden permitirse y que, sin duda, te ayudarán a diferenciarte de los competidores y ser único para el consumidor.

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...

Restauración

Restaurantes ‘Pet friendly

Publicado

en

Foto: Depositphotos / Edited

O lo que es lo mismo, en este restaurante se reciben mascotas!

Los bares y restaurantes conocidos como “Pet Friendly” son aquellos en los que se permite la entrada a las mascotas de sus clientes. En los últimos tiempos, los perros e incluso gatos y otro tipo de animales, acostumbran a ser más educados y sociables, por lo que cada vez más restaurantes permiten su entrada.

Muchos clientes desean salir a tomar algo, acompañados por familia o amigos y también por su mascota, porque es algo que consideran indispensable, dado el apego que le tienen a sus mascotas. Los restaurantes “Pet Friendly” se dirigen a este tipo de clientes, pero también a aquellos turistas ocasionales que buscan un establecimiento de este tipo por la zona o aquellos que se encuentran en un barrio donde hay un centro veterinario, una peluquería canina o una tienda de mascotas y buscan tomar algo justo después de llevar a su perro a uno de estos establecimientos.

Sin embargo, antes de asegurarnos de que nuestro restaurante acepta mascotas, debemos prever las condiciones o reglamento del lugar en cuanto a la estancia de las mascotas en su interior para no provocar conflictos con otras mascotas, como puede ser; algún tipo de pelea, que en los perritos es común. En cualquier caso, cada vez es más fácil encontrar restaurantes “Pet Friendly”, sobretodo a través de una búsqueda en Google, fácilmente podemos encontrar en nuestra ciudad alguno.

Foto: Depositphotos

Pero ¿es una buena opción convertir nuestro restaurante en “pet friendly”? Hay opiniones para todos los gustos, desde aquellos que lo encuentran poco higiénico hasta los que lo consideran una oportunidad de negocio. La principal ventaja que señalan aquellos que creen en este tipo de establecimientos es la fácil y rápida fidelización de los clientes, puesto que la poca competencia hace que algunos consumidores incluso estén dispuestos a desplazarse de su zona para encontrar un local donde puedan tomar algo en compañía de su perro.

Lo que debemos tener claro es que tendremos que decantarnos por una tipología de cliente o varias y adaptar a ellos nuestro servicio. ¿Aceptamos únicamente clientes con mascota? Esta opción podría hacernos perder muchos clientes potenciales. ¿Aceptamos clientes con y sin mascotas indistintamente? Entonces deberemos cubrir las necesidades de unos y otros para que ambos se sientan cómodos.

El segundo paso es adaptar el local al acceso de las mascotas y sus necesidades. Lo ideal sería que el establecimiento dispusiera de terraza o patio interior donde los animales no molestaran al resto de comensales, y adecuar espacios para que puedan hacer sus necesidades así como ofrecer bebederos y comederos adaptados a ellos y a su tamaño. En dado caso, deberíamos tener un espacio suficiente para tener una zona del restaurante dedicada a clientes con mascota con los requerimientos estructurales.

Foto: Depositphotos

Sea como sea, la decisión de convertir tu restaurante en “Pet Friendly” debe ser bien valorada y debemos tener en cuenta todos los aspectos como su localización. Si tu establecimiento se encuentra cerca de un centro veterinario o de una tienda de mascotas, ¿no crees que puede ser una buena oportunidad de negocio?

Agradecemos tu interés en leer este post!

Sigue leyendo...
Advertisement

Suscríbete a boletín GM

Facebook

Twitter

Lo más visto

Derechos Reservados GastroMakers® 2021