Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Ir arriba

Se aprueba en México la Ley para el Fomento y Protección del Maíz

La legislación protege al maíz, su riqueza y al pequeño agricultor.

El Pleno del Senado aprobó por 81 votos a favor, uno en contra y 28 abstenciones, el dictamen que expide la Ley Federal para el Fomento y Protección del Maíz Nativo, que reconoce la producción, comercialización, consumo y diversificación constante de esta semilla, como manifestación cultural nacional.

El dictamen establece que el Estado garantizar y fomentar, a través de todas las autoridades competentes, que las personas tengan acceso efectivo al consumo informado de maíz nativo y en diversificación constante, así como a los productos derivados, en condiciones libres de organismos genéticamente modificados y otras técnicas de mejoramiento genético.

Con ello, se evitan las mutagenesis o cualquier otra modificación desarrollada por la ciencia, sobre la cual no exista un absoluto grado de certeza científica, respecto a los riesgos para la salud humana y para que no contaminen las semillas nativas.

Establece la creación del Consejo Nacional del Maíz (Conam), el cual será un órgano de consulta del Poder Ejecutivo Federal, para brindar su opinión en materia de protección de la semilla nativa y en diversificación constante.

Dicho órgano tendrá la facultad de opinar en el diseño, planeación, programación y definición de políticas públicas sobre fomento y protección al maíz nativo y en diversificación constante; así como revisar la modificación de los programas de semillas de maíz, para que se ajusten a la Ley.

Posteriormente, se aprobó una modificación al artículo octavo transitorio para definir que el Congreso de la Unión, en un plazo que no exceda de 365 días naturales posteriores a la publicación de la presente ley, deberá realizar las adecuaciones necesarias para dar cumplimiento al objeto de esta legislación.

Asimismo, podrá opinar para la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), en cuanto a la autorización y supervisión de los Bancos de Semillas de Maíz. Sobre las propuestas tendrá voz en los mecanismos de consulta, investigación y estudios sobre maíz.

También se establece que el Estado fomentará la creación de Bancos Comunitarios de Semillas por parte de ejidos y comunidades, quienes podrán constituirlos de conformidad con su normatividad interna, usos o costumbres.

El presidente de la Comisión de Agricultura Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural, José Narro Céspedes dijo que esta ley debe aprobarse antes que el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), a efecto de proteger el maíz y su riqueza.

Se plantea la protección del maíz nativo e impulsar su producción para que la pequeña agricultura mexicana vuelva a resurgir, y así fortalecer sus ventajas económicas. Gracias a los pequeños propietarios México logró ser autosuficiente.

La presidenta de la Comisión de Estudios Legislativos, Segunda, Ana Lilia Rivera Rivera, subrayó que el objeto de esta ley es reconocer al maíz nativo en todo lo relativo a su producción, comercio y consumo, como patrimonio alimentario nacional, en virtud de su estrecho vínculo con la historia y la cultura.

El maíz nativo se encuentra en una situación de riesgo frente a una estructura normativa y de políticas públicas decantadas hacía la explotación del campo y el desmantelamiento del vínculo entre la tierra y la humanidad, puntualizó.

La senadora por Morena, Jesusa Rodríguez Ramírez, señaló que con la 4T se está consiguiendo una transformación verdadera, para que los tesoros de México se protejan y para que nunca más, los gobiernos entregados al extranjero, amenacen con políticas antipopulares el patrimonio de los pueblos.

Por su parte la senadora del PT, Alejandra del Carmen León Gastelum, alertó del riesgo que tiene el maíz nativo de ser contaminado por los transgénicos. Destacó que la iniciativa contempla la creación del Consejo Nacional del Maíz, que se encargará de proteger al grano y será un órgano consultivo para el Poder Ejecutivo.

En tribuna, la senadora Bertha Alicia Caraveo Camarena, de Morena, señaló que con la reforma se impide que “la tecnocracia altere las propiedades de la tierra con técnicas que alteran la generación de nuestro maíz nativo”, así como abaratar este producto mexicano por variedades transgénicas que se elaboran en el extranjero.

Antonio García Conejo, senador del PRD, se pronunció por proteger las semillas nativas y “no permitir la importación de maíz genéticamente modificado que afecte la salud de los mexicanos y la producción nacional”.

El senador Salomón Jara Cruz, de Morena, manifestó que la aprobación del dictamen sentará un precedente en la historia del país porque ayudará a la protección del maíz nativo y de la soberanía alimentaria. Subrayó los beneficios de salvaguardar la producción, uso, comercialización y manipulación de este alimento.

La senadora del PRI, Beatriz Paredes Rangel, detalló que se crea el Consejo Nacional del Maíz, encargado de integrar una política pública que apoye y proteja los maíces nativos. Además, se encargará de estimular el desarrollo y productividad utilizando el conocimiento científico, sin elementos transgénicos, dijo.

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.

Sponsor

Espacio para publicidad

Gastronomía mexicana por Guillermo González B.