Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Ir arriba

La Sardina

El valor nutricional de las sardinas destaca entre otros peces de su categoría.

Sus grandes cardúmenes y sus sorprendentes desplazamientos en la época de migración las han convertido en punto de referencia para rutas turísticas y expediciones. Un pescado asequible y que permite múltiples preparaciones, a tener en cuenta en la alimentación de toda la familia.

La sardina es una excelente fuente de ácidos grasos Omega 3.

Las sardinas son el pescado azul por excelenciaes una especie de pequeño calibre, muy sabrosa y saludable. Tienen un cuerpo esbelto y con escamas delicadas. La parte superior es de color verde azulado, los costados y el abdomen son plateados y a lo largo de los flancos presenta una banda azulada, la aleta dorsal y la cola son de color gris oscuro, y el resto de las aletas son incoloras. Las sardinas son peces que viven en aguas relativamente cálidas. Es una especie que vive en el fondo de los océanos, que se acerca a la costa en la época de reproducción y en invierno se van a zonas cercanas al talud continental, a unos 150 metros de profundidad.

La sardina puede vivir hasta 8 años, alcanzando unos 25 cm de longitud, siendo las de razas de aguas frías las más grandes y longevas. Viven formando grandes cardúmenes o bancos, y se alimentan de plancton. Estos cardúmenes producen un efecto lumínico que permite verlos a 15 ó 20 metros de distancia, lo que ha facilitado la tarea de los pescadores, que podían localizar fácilmente el banco en las noches más oscuras del mes. Sin embargo, si nadan por debajo de los 60 metros ya no es posible localizarlos a simple vista, por lo que las embarcaciones más modernas se han ido complementando con equipos electrónicos para localizarlos.

La sardina el pescado azul que puede ser blanco

En las sardinas frescas, el contenido en grasa varía en función de la época de captura y del momento de su ciclo biológico, hasta el punto de que este pescado azul puede convertirse en blanco en el momento del desove. Durante el verano, las aguas superficiales son más cálidas, el plancton es más abundante y la sardina se sobrealimenta, engordando y acumulando gran cantidad de grasa. Este es el mejor momento, ya que es este aumento de la grasa lo que hace que se acentúe el sabor y aroma de su carne. En la calidad de la carne de la sardina influyen dos factores: la frescura y la época del año en que es pescada.

Se comercializa de diferentes maneras, aunque las mas comunes son frescas o en conserva.

Los pescados azules, entre ellos la sardina, contienen histidina, un aminoácido que se transforma en histamina cuando se degradan las proteínas y que puede desencadenar reacciones alérgicas en personas sensibles. Esta histamina, cuando se halla en grandes cantidades, se relaciona con la falta de frescura del pescado.

Para saber si un ejemplar es fresco debemos observar algunas características. La carne debe ser firme, los ojos brillantes no estarán hundidos y tendrá un olor a marino poco pronunciado. Si nuestra elección es la conserva, en aceite o en escabeche, no olvidar que no se deben comprar latas bolladas, abombadas o con óxido.

Valor nutritivo de la sardina

La sardina es un pescado azul, por lo tanto graso, aunque con un perfil lipídico muy saludable, aportando grasas omega 3. Además aporta numerosos nutrientes, entre ellos proteínas de elevado valor biológico.

Es rica en vitaminas, especialmente liposolubles, particularmente vitamina D y vitamina A, pero también aporta otras como riboflavina (vitamina B2) y niacina (vitamina B3). Por eso es un alimento imprescindible en épocas de desarrollo, actividad física intensa, esfuerzo intelectual, etc.

Los minerales más abundantes son sodio, calcio (sobre todo si se consume con las espinas), fósforo y magnesio, nutrientes importantes en épocas de esfuerzo.

Presentan un inconveniente y es que son ricas en purinas, por lo que las personas que padecen hiperuricemia (niveles altos de ácido úrico) o gota, deben limitar su consumo.

Son un alimento fundamental para los niños, deportistas, mujeres embarazadas y madres que están dando lactancia.

Saber más sobre las sardinas

  • Cocinar sardinas sin olores

Ya conocemos todos los beneficios que nos aporta este pescado azul, pero el gran inconveniente de su consumo es el olor que desprende al cocinarlo. Podemos comprarlas en conserva, lo que nos evita el problema, pero también podemos utilizar algunos trucos, como por ejemplo: si calientas el horno a una temperatura media antes de cocinarlas y las envuelves bien en papel de aluminio, en unos diez minutos estarán listas con todo el sabor y sin olores. Otra opción es prepararlas en el microondas, a temperatura máxima; sólo nos costará un par de minutos disfrutar de un plato sabroso y nutritivo. Si prefieres las sardinas fritas de siempre, tienes otra opción para eliminar el olor: pon agua a hervir con café, quita el olor rápido y deja un aroma a café muy agradable. Si prefieres el aroma a limón, puedes poner en una sartén o en una olla pequeña un limón entero a fuego muy lento para que no se queme. Si simplemente no quieres olores, puedes probar a encender unas velas en la cocina mientras estás cocinando.

  • El espectáculo de la «Sardine Run»

 El verano es la temporada de las sardinas, es la época en que abundan y alcanzan la cumbre de su sabor. Son peces gregarios por excelencia que realizan grandes desplazamientos. En primavera se acerca a la zona más costera y superficial, y cuando llegan las aguas frías se aleja y se hunde. Sirva como ejemplo la espectacular migración que se produce entre junio y julio en la costa Este de Sudáfrica, y que es uno de los fenómenos marinos de mayor magnitud que se pueden observar hoy en día. Los bancos de sardinas llegan a alcanzar 1,5 km de longitud en su ruta, y el verdadero espectáculo lo forman la caravana de depredadores que persigue a estos inmensos cardúmenes. Delfines, alcatraces, tiburones, focas y atúnes son sólo algunos de ellos. Este fenómeno, denominado Sardine Run  se ha convertido, según National Geographic, en la mejor inmersión del mundo, recomendada para buceadores experimentados y a los que les guste el riesgo y la aventura.

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.