Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Ir arriba

Salsa de hormiga chicatana

Son hormigas mexicanas  y su nombre, chicatana o tzicatana, significa “hormiga bolsona”.

Estas hormigas tienen un color rojizo y cuerpo alargado, se consumen mayormente en Oaxaca. En otros estados del país, se llaman sontetas, cuatalatas, zompopos, noku o tzim-tzim; pertenecen a la orden Hymenóptera, familia Formicidae y forman parte del género Atta. En los meses de mayo y junio, con las primeras lluvias, las chicatanas aparecen y es cuando las personas salen a las calles con sus cubetas o bolsas para “agarrar chicatanas”.

Millones de chicatanas son capturadas cada año para enriquecer la dieta y las cocinas de Guerrero, Oaxaca, Veracruz y Puebla principalmente.

En muchas cocinas, la tradición permanece invariable desde hace siglos: asadas, las chicatanas se preparan con chile seco, sal y agua, como salsa, aunque en muchas cocinas se les agrega cebolla y ajo. Personas muy tradicionalistas aseguran que la famosa salsa de chicatana debe molerse en molcajete o metate

En otros estados, además de la salsa, las chicatanas se cocinan en tamales, salsas, caldos, guisados, tacos, quesadillas, fritas, hervidas; como botana, con chile, sal y limón, cubiertas de chocolate, como dulces, cajetas, palanquetas, en panqués, pasteles y galletas pues tienen alto contenido de proteínas

Sin duda México cuenta con una riqueza gastronómica infinita, las hormigas chicatanas forman parte de la alimentación en la época prehispánica, su gran aporte de proteínas era muy valorado, además de su exquisito sabor.

Aquí les presentamos la receta tradicional de la salsa de chicatanas.

La salsa de chicatana sabe mejor si se prepara en molcajete

Ingredientes
250 gr. de hormiga chicatana tostada
150 gr. de chile costeño o de árbol, secos
6 dientes de ajo
1 cebolla
½ kilo de jitomate
Sal al gusto
Aceite de maíz

Preparación
Asar los chiles, los jitomates, ajos y las hormigas. Después, los chiles remojarlos en agua caliente para suavizarlos. Moler estos ingredientes en el molcajete (o en la licuadora).
Aparte, en un sartén acitronar la cebolla previamente picada y ahí agregar la mezcla con la hormiga; freírla durante unos 10 minutos a fuego bajo y sazonar.
Lista y deliciosa.

¡Buen provecho!

Ayúdanos por favor a difundir el contenido de este post para que otra persona conozca esta información.
¡¡¡Muchas gracias!!!

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.