Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Ir arriba

¿Quién diseña las vajillas de los chefs?

Cookplay tiene tres colecciones en el mercado: Jomon -premio Red Dot Design Award 2014 al Mejor Diseño Internacional-, Yayoi -en la imagen-, y la línea Shell, más ergonómica.

Las vajillas han evolucionado para responder a las necesidades de la nueva cocina, hablan el mismo idioma que el chef y entran por los ojos igual que sus platos. Les proponemos cuatro ‘artesanos’ del mejor arte de la mesa.

COOKPLAY

Tras 20 años trabajando como consultora en diseño industrial para grandes marcas como Roca, Fagor o Indra, Ana Roquero sintió la necesidad de regresar a una escala más humana. “Buscaba recuperar al arte de la mano, con una profunda reflexión sobre cómo usamos y manipulamos nuestros objetos cotidianos en relación con la mesa y los nuevos hábitos culinarios”. Así nació Cookplay, de un impulso por crear soportes gastronómicos que tuviesen significado y fuesen capaces de trascender su función hasta convertirse en emocionales. Su metodología de trabajo necesita una razón para cada nuevo objeto. “No me interesa un diseño formal más”, dice. “Sólo me muevo en campos de innovación conceptual que buscan revolucionar la actual mesa y conducirla al futuro dentro de un contexto global”. Jomon, su primera línea de boles y bandejas en porcelana, vidrio y madera, fue galardonada con el premio al mejor diseño internacional Red Dot Design Award 2014 gracias a su acertado uso de la forma, las curvas, el espacio y la superficie útil. El primer chef en adquirir una de sus piezas fue Francis Paniego de El Portal de Echaurren, en Ezcaray, con dos estrellas Michelin. Poco a poco se sumaron otros como Eneko Atxa, Berasategui, Jordi Roca, Dani García, Quique Dacosta… “Cada chef encuentra en nuestras piezas diferentes inspiraciones para sus propuestas culinarias”, explica. “Es maravilloso descubrir usos de mis creaciones que yo nunca había imaginado”. Las piezas sorprenden por su frescura, ergonomía y gran pureza formal. Están producidas en serie en China y se dirigen a un mercado exigente que demanda un alto nivel de diseño e ingenio para una mesa creativa. www.cookplay.es

JOSÉ MIGUEL PIÑERO

Un giro del destino hizo que José Miguel Piñero, dedicado hasta entonces a la decoración de espacios con pintura manual, se convirtiese en el maker de los chefs, el hacedor, el vajillero. “Todo comenzó con un viaje que realicé en mi coche», recuerda. “Me fijé en un cartel en la carretera que ponía ‘Vendo Caracoles’. Aquello me llamó mucho la atención y comencé a utilizar esa expresión con amigos y a diseñar mis propios caracoles. Los empecé a regalar a algunos cocineros, pero entregarle uno a Albert Adrià fue lo mejor que me sucedió, fue el inicio de todo lo que vino después”. Una llamada de éste y su colaboración posterior para Heart Ibiza generaron una alerta en el sector -y también en sí mismo- sobre las posibilidades de un mercado creativo que aún tiene un infinito margen de mejora e innovación. Hoy el Taller de Piñero reúne artesanos de todos los oficios y es una auténtica fábrica de ideas. Los chefs llegan aquí con un concepto y el escultor trabaja en tiempo real para que puedan llevarse un objeto palpable. Su trabajo puede descubrirse en internet en el corto El maker de los chefs, con testimonios de los cocineros que le veneran y colaboran con él: Albert Adrià, Quique Dacosta, Dani García, Paco Roncero… Y es que, en palabras de ellos, una vajilla es capaz de inspirar nuevos platos y ayuda a crear una historia alrededor de la comida. Dani García va un paso más allá: “Hace cosas tan bonitas que lo de dentro [la comida] tiene que estar a la altura”. Nuevos emplatados, nuevas fórmulas de vajillas, nuevas presentaciones, donde el soporte se convierte en un elemento coral capaz de establecer un diálogo con el propio plato. www.eltallerdepinero.com

LUESMA & VEGA

Los artistas luesma y vega cayeron en el mundo de las vajillas para chefs en 2004 en colaboración con el equipo de diseño de elBulli, con quienes desarrollaron un arte de la mesa completamente nuevo. “La vajilla aporta información y percepción para el comensal sobre elementos como la exclusividad, la diferenciación y la coherencia con el proyecto gastronómico”, explican. Tras colaborar con Ferran Adrià, otros chefs se interesaron por su trabajo, y en 2010 se especializaron en el diseño y producción de vajillas con proyectos concretos para restaurantes como Mugaritz, Arzak, El Celler de Can Roca, Diverxo, Miramar de Paco Pérez… En la mayoría de los casos usan vidrio, un material que adoran “no sólo por ser transparente, sino también porque puede ser opaco, de multitud de colores y grosores”. La exclusividad es su marca ya que sus producciones son siempre reducidas. Todas las creaciones las realiza un equipo de artesanos en su taller en el Poble Espanyol de Barcelona. luesmavega.eu

KLIMER

EN 2004 David Ramos distribuía productos de limpieza a sus amigos restauradores. Pasó a venderles otros artículos, como vasos de tubo, logrando el monopolio en las discotecas de Madrid. Así nació Klimer, que desde hace una década es una de las principales proveedoras de menaje e instrumental culinario de los mejores hoteles, caterings, restaurantes Michelin y neotabernas del país. Klimer consigue materializar la creatividad del hostelero y le ofrece soluciones integrales para presentar sus platos. Y lo hace buscando las últimas tendencias en mercados y ferias especializadas de todo el mundo, fabricando algunas piezas ad hoc. En los últimos años, ha trabajado con chefs como Dabiz Muñoz -con quien creó la marca inoXO-, que diseña platos, los prueba, los usa en su restaurante y luego los vende; Diego Guerrero o Mario Sandoval. Desde 2014 expone, en un espacio de más de 400m2, las últimas novedades al sector profesional. klimer.es

Visto en: El Mundo

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.

Haz un comentario