Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Ir arriba

¿Qué es el achiote y para qué se utiliza?

El achiote es una pequeña semilla de su arbusto originario de América y científicamente llamado Bixa orellana.

Este condimento tan particular es originario de América Central, México y la zona tropical de América, más específicamente del suroeste del Amazonas. Por tal motivo, fueron los indígenas nativos de ese territorio quienes lo emplearon por primera vez en la época pre-hispánica, aunque hoy en día su uso se ha extendido a diversas partes del mundo, formando parte de la gastronomía tradicional de muchas culturas.

Propiedades del achiote

Si no lo sabías, el achiote es una pequeña especia cargada de increíbles propiedades para la salud, y además comprende un gran cúmulo de nutrientes que benefician a nuestro organismo.

Para que tengas una idea, 100 g de esta especia aportan 373 Kcal, 11.40 g de proteína, 7.50 g de grasa, 66.60g de glúcidos y 29.70 g de fibra.

Además, el achiote es considerado una fuente importante de vitamina A y carotenoides que ayudan a regular los niveles de azúcar en la sangre, así como a desinflamar y a cicatrizar. De igual forma, contiene calcio, que ayuda a mejorar la salud de los huesos, y el folato, que favorece el buen desarrollo del feto durante el embarazo.

Aquí más propiedades:

  • Expectorantes: gracias a sus compuestos antiinflamatorios y antimicrobianos, el achiote ayuda a descongestionar las vías respiratorias, combatiendo afecciones como el asma, la gripe, la tos, los resfriados, la bronquitis y la neumonía.
  • Afrodisíacas: desde tiempos muy lejanos, esta especia ha sido considerada como un poderoso estimulante sexual que beneficia tanto a hombres como a mujeres.
  • Astringentes: los compuestos activos del achiote favorecen la apariencia de la piel, sirviendo para exfoliar y retirar las células muertas, así como para hidratar y cerrar los poros.
  • Óseas: ya que posee un alto contenido de calcio y de folato, el achiote resulta un aliado para la salud y la regeneración de los huesos y de los cartílagos.
  • Anticancerígenas: gracias a su gran aporte de antioxidantes, esta especia previene el desarrollo de distintos tipos de cáncer, tales como el cáncer de próstata, de hígado y de garganta.
  • Antidiabéticas: ya que ayuda a controlar los niveles de azúcar en la sangre, el achiote es considerado un aliado contra la diabetes.
  • Da un agradable sabor y color a las preparaciones culinarias.
  • Mejora la digestión, gracias a su aporte de fibra que promueve el tránsito intestinal.
  • Mejora la apariencia de la piel, por su alto contenido de antioxidantes que combaten la acción de los radicales libres que causan el envejecimiento prematuro.
  • Reduce el colesterol, esto gracias a su contenido de fibra.
  • Ayuda controlar los niveles de azúcar en la sangre, previniendo la diabetes y ayudando a evitar el sobrepeso.
  • Promueve la cicatrización, curando las heridas causadas por quemaduras e irritaciones.
  • Mejora la salud de los huesos, por su contenido de calcio, reduciendo el riesgo de padecer problemas como la osteoporosis.
  • Alivia las afecciones de las vías respiratorias, gracias a sus componentes antiinflamatorios y antimicrobianos que ayudan a descongestionar y a expulsar las mucosidades.
  • Calman el dolor de garganta y las inflamaciones por amigdalitis, especialmente cuando se le utiliza como enjuague bucal.
  • Favorece el desarrollo del feto en el embarazo, gracias a su aporte de ácido fólico, previniendo defectos congénitos en él mismo.
  • Sirve como diurético y laxante natural, ayudando a depurar el organismo.
  • Actúa como afrodisíaco, incrementando el deseo sexual.

El achiote en la cocina

En el arte de la culinaria, el achiote es utilizado como aditivo colorante de diversas preparaciones. Se le puede conseguir en sus versiones en polvo, en semillas enteras o en pasta ya preparada, y es común encontrarle en la lista de ingredientes de productos gastronómicos tales como chocolates, queso cheddar, queso mimolette, mantequillas, escabeches, tamales, pescados ahumados, masas para empanadas y guisos, entre otros.

¿Cuáles son las contraindicaciones y efectos secundarios del achiote?

Si bien es cierto que se trata de una especia sumamente útil y beneficiosa para la salud, existen algunas contraindicaciones y reacciones adversas que se han vinculado con el uso indebido del achiote, las cuales deberás tener en cuenta para evitar mayores complicaciones.

A pesar de que se considera una especie libre de tóxicos, su consumo está contraindicado en mujeres embarazadas y en período de lactancia. Asimismo, quienes se encuentren próximos a realizarse intervenciones quirúrgicas deben evitar el consumo de achiote, ya que podría alterar los niveles de glicemia.

Por otra parte, aquellos pacientes que resulten alérgicos al achiote, presentando dermatitis, urticaria y anafilaxia, deben evitar el consumo y el uso tópico de la especia para no agravar la situación. Igualmente, aquellos pacientes con insuficiencia renal o que estén siendo sometidos a tratamientos con medicamentos para la hipertensión, diuréticos y agentes mutagénicos, deben evitar el consumo del achiote.

¿Sabes cómo se cultiva el achiote?

Seguramente ha habrá parecido fenomenal todas las maravillas que se pueden hacer a partir de una especia tan pequeña pero tan poderosa como lo es el achiote, pero, ¿tienes idea de cómo se cultiva?

Pues bien, por si te interesa, esta especia se da muy bien en climas tropicales y en regiones cálidas, y por lo general, los períodos de floración y maduración suelen variar según las características de la zona donde se cultiva.

Si quieres cultivar una planta de achiote en casa, solo debes seguir los siguientes pasos:

  1. Consigue un terreno arenoso y bien drenado, y siembra las semillas de achiote, cubriéndolas con una fina capa de cascajo.
  2. Asegúrate de mantener la humedad de la tierra y una temperatura promedio de entre 60 y 70°F.
  3. Las semillas germinarán entre las 4 y 6 semanas posteriores a la siembra.
  4. Pasados 3 o 4 años desde su siembra, la planta comenzará a dar frutos y podrás recogerlos para extraerles las semillas que usarás como especia.

Bien, ahora que ya sabes todo lo necesario acerca del achiote, esperamos que lo incluyas en tu cocina y como remedio casero, y que te animes a cultivarlo en casa, para que puedas aprovechar todos los increíbles beneficios y las mágicas propiedades de esta maravillosa especia.

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.