Ir arriba

Panadería Mexicana

Comer pan es una tradición y una costumbre muy mexicana desde la infancia.

En México existe una amplia variedad de panes con formas y sabores muy variado. Tenemos panes salados y dulces que son consecuencia de una tradición cultural que surgió desde épocas prehispánicas y luego se termino de robustecer en la época de la conquista española.

A continuación una lista de algunos de los panes que forman parte del repertorio mexicano del pan.

1. Concha.

Es ese pan que definitivamente no puede hacer falta en cualquier panadería y que aunque se vea simple esa forma redondita que tiene con una rica cobertura de glaseado dulce y que además tiene una textura esponjosa, lo hace tan delicioso y único. Llamado concha ya que se asemeja a una concha del mar.

2. Orejas.

Es un pan de hojaldre dulce con una textura un poco dura pero agradable y que puedes acompañar con una buena taza de café. Es una de las creatividades del panadero mexicano ya que tiene su ligera forma de prepararse desde la masa hasta que sale del horno.

3. Bizcochos.

Otro de los panes favoritos de la mayoría de los mexicanos, que además su nombre se usa como un piropo ya sea para los hombres o mujeres ¿O no es así bizcochito? Que sería como decir que guapo o guapa estás.

4. Trenzas.

Las trenzas, es ese pan dulce muy tradicional así como los demás pero tiene una tediosa forma de hacerse para que quede exactamente como una trenza, como ves el panadero tuvo que ser tan creativo para mezclar el arte mexicano con la panadería.

5. Panqués

Los panqués son un pan con varias presentaciones, una de ellas es la de la foto que en algunos lugares de México se les conoce como Mamones. Y eso que hay panqués de otros sabores ¿Cuál es tu sabor favorito?

6. Campechanas

Fueron creadas en el estado de Campeche y su principal cualidad es que están realizadas con varias capas de hojaldre, lo cual les permite estar infladas y huecas en el centro. Tienen una cobertura de azúcar que durante su cocción se carameliza.

8. Moño.

Es un pan que asemeja una forma de un moño de prendedor o de tipo corbatín. Este pan tiene una textura suave y su cobertura de azúcar hace que al morderlo de una sensación única de sabor. Una explosión de sabor deliciosa.

9. Donas.

Tienen un sabor original a comparación de las rosquillas, ya que en la masa se incluye un poco de canela, lo cual les da un toque muy tradicional. Regularmente están bañadas de azúcar o de chocolate.

10. Polvorones.

Existe en versiones de chocolate, vainilla y fresa, algunas veces tiene en el centro un poco de jalea de piña o fresa, aunque también se pueden encontrar disponibles en todos los sabores. Los más tradicionales son los que tienen sabor a naranja y están espolvoreados de azúcar.

11. Bigotes.

Los bigotes igual ya los podemos encontrar empaquetados y algunos rellenos de chocolate o cajeta, pero también, si quieres un buen bigote, no en la peluquería o barbería no los vas a encontrar pero sí en la panadería que como siempre digo ahí los preparan más ricos, sin tantos conservadores y ten por seguro que lo comerás recién hecho.

12. Beso.

¿Quién quiere uno? Un rico y dulce pan llamado “beso” por la forma que tiene ya que son 2 panes que se unen como para darse un beso el uno al otro y rellenos de mermelada de fresa y además bañados de azúcar, mmm simplemente es un empalagoso deleite.

13. Cocoles.

Este pan de antaño y digo de antaño porque desde la época de los mayas y aztecas se preparaban los cocoles, en ese entonces estos panes eran hechos a base de maíz porque aún no se conocía el trigo pero con la llegada de los españoles al traer consigo el trigo fue como enseñaron a los indígenas a preparar nuevos panes, pero los cocoles no dejaron de existir sólo se cambió el ingrediente por éste.

14. Cuernos.

Su nombre de este pan es porque se asemeja a unos cuernos, pero además su nombre lo relacionamos con otra idea que tenemos los mexicanos ya que cuernos puede insinuar como un engaño hacia tu pareja, es por eso que nos reímos cuando la señora le dice a su marido “amor ya te puse el cuerno” imaginándonos que ha engañado a su esposo. Pero este pan no es ni tan dulce ni salado, tiene un punto medio en el que se puede comer hasta como una torta, que por cierto tiene otro sabor distinto y más rico que las tortas tradicionales que son de “telera o también conocido como barra” o el “bolillo” otros panes que también son mexicanos.

15. Pan de Yema, Oaxaca

Y en cualquier viaje a tierras Oaxaqueñas, un buen pan de Yema acompañado de chocolate no puede faltar.

16. Rebanada de mantequilla

Esta pieza de pan consta sólo de la parte de un biscocho al que se le unta un poco de mantequilla y se le espolvorea azúcar, nada más sencillo para delirar.

17. Los Churros.

Con cajeta, con o sin azúcar, con café o chocolate y a cualquier hora del día, unos buenos churros siempre son el postre perfecto.

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.

Sponsor

Espacio para publicidad

Gastronomía mexicana por Guillermo González B.