Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Ir arriba

Los Nopales

El cactus milagroso de la gastronomía Mexicana

Los nopales se encuentran desde el norte hasta el centro del país y alcanzan su mayor complejidad y riqueza en el Altiplano central. Cada nopalera constituye, en una escala regional, un universo de especies vegetales y animales que sólo se hallan bajo esas condiciones particulares. Los factores naturales, así como el uso que se da a las nopaleras silvestres determinan el número de especies de nopal y su abundancia. Existen nopaleras compuestas por una sola especie y otras que llegan a tener hasta diez.

El género Opuntia
Debe su nombre a un pueblo antiguo de Grecia llamado Opus u Opuncia, de la región de Leócrida, Beocia, donde se dice que crecía una planta similar a las cactáceas.

Los nopales son el género de mayor distribución de la familia de las cactáceas y fueron nombrados por Linneo en 1753 como Cactus opuntia.  Posteriormente, Miller corrigió y Opuntia ficus-indica fue designada como especie tipo del género, del cual hoy se reconocen cerca de 220 especies y en México existen entre 60 y 90.  La complejidad en su nomenclatura es reflejo de su diversidad morfológica.

El nopal es uno de los recursos de mayor importancia económica de la flora mexicana.  Actualmente, por sus varias propiedades nutritivas, químicas, industriales, ecológicas, medicinales y simbólicas, entre otras, el nopal es uno de los recursos vegetales más importantes para los habitantes de las zonas áridas y semiáridas de México.

Las tres estructuras principales de los nopales para el consumo humano son: el cladodio, la tuna y el xoconostle. Los cladodios o mejor conocidos como pencas, son tallos de cutícula gruesa y cerosa que evita la evapotranspiración.

La tuna es el fruto turgente y dulce, tiene en su cavidad centenares de semillas y su desarrollo lleva de tres a seis semanas, su cáscara es delgada y su pulpa muy jugosa, es lo que se consume de este fruto. El xoconostle o tuna ácida, posee una cáscara gruesa y pulpa muy escasa.

Su maduración es lenta, puede durar seis meses, y el fruto permanecer en la planta largo tiempo. Las paredes de este fruto se utilizan en la alimentación humana.

El nopal forma parte de la identidad mexicana, donde se puede observar en el escudo de la bandera hasta en los mercados junto a los jitomates y cebollas

El nopal forma parte de la identidad mexicana, donde se puede observar en el escudo de la bandera hasta en los mercados junto a los jitomates y cebollas

Cuenta la leyenda que el dios Huitzilopochtli manifestó a los sacerdotes que debían abandonar Aztlán para buscar una tierra donde tendrían poder y riquezas, el sitio prometido estaría justo en donde encontraran un águila devorando una serpiente posada sobre un nopal.

La escritora e investigadora de la gastronomía mexicana de la UNAM, Cristina Barros afirma que el nopal es una fuente de alternativas. Por ejemplo, se usa para las personas diabéticas, resulta que la fibra de este vegetal impide que los azúcares pasen directamente al torrente circulatorio y así baja la glucosa.

Además, en la comida mexicana es el complemento perfecto que acompaña todo, desde una carne asada hasta huevo, incluso, se prepara en sopa con caldo de jitomate y orégano.

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.