Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Ir arriba

Hala, fruta exótica

El fruto del árbol de hala tiene unos colores vibrantes que lo vuelven sumamente llamativo a la vista.

Su aspecto podría semejarse al de una piña, pero cuando se arranca una cuña se puede observar un colorido interior que varía entre el amarillo, el naranja y el rojo.

Esta fruta puede alcanzar hasta 20 centímetros de diámetro y 30 de longitud. Su sabor es dulce, muy parecido al de la pera, pero su textura es más fibrosa.

La fruta se consume a diario en la isla y tiene 321 calorías por cada 100 gramos, algo menos que el plátano. Para algunos pueblos de la Micronesia supone hasta 50% de la energía diaria. Se asegura que allí se come hasta un kilogramo por día, per capita, y hasta casi tres cuando es temporada.

Es importante mencionar que este fruto constituye una importante fuente de vitamina C y posee propiedades medicinales indicadas para curar dolores de cabeza y el estreñimiento. En Hawái, Micronesia, Polinesia, Indonesia y las islas Marshall es toda una actividad social consumirlo, puesto que se hace fuera de las horas de las comidas.

Curiosidades del hala

  • Las hojas del árbol de hala son el elemento ideal para dar sabor a una de las tantas variedades de curry.
  • Sus hojas también se utilizan para fabricar alfombras muy finas y hermosas.
  • Los hawaianos piensan que cuando esta fruta cae del árbol no deben salir al océano porque las olas serán altas y peligrosas.
  • Dada la estructura de sus ramas, muchas se utilizan como conductos de agua (tuberías) naturales.

Este fruto puede comerse crudo o cocido, pero si se trata de ejemplares salvajes siempre habrá que cocinarlos, pues contienen unos cristales de oxalato cálcico que irritan la boca.

Comparte si se te hizo interesante esta nota.

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.

Haz un comentario