Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Ir arriba

Germinados o Brotes y cómo usarlos

Los germinados o brotes son una excelente fuente de nutrientes y muy fáciles de incorporar en nuestros platillos para mejorar nuestra alimentación.

Su valor nutricional es muy parecido al de frutas y verduras ya que contienen gran cantidad de vitaminas, en especial A, B, C, E y K, minerales, enzimas y clorofila. Un brote puede multiplicar las vitaminas y minerales del germinado.

No solo conservan las propiedades originales de sus alimentos, sino que son comida viva. Así es, los brotes de cereales y leguminosas son alimentos concentrados y, debido a su bajo contenido en agua y su riqueza en hidratos de carbono complejos -como el almidón- y proteínas, no deben consumirse crudos sino que cocidos. Si bien podemos encontrar muchos tipos de brotes comestibles, Club Susazón te invita a conocer los 5 más nutritivos y como usarlos.

Brotes de sésamo

Pequeños, pero con ese delicioso sabor que tiene esta semilla. Son geniales para espolvorear sobre cualquier tipo de comida. Como si le tiraras queso rallado a un plato de pasta o de arroz, pero con algo mucho más saludable como son los brotes.

Brotes de Quinoa

La quinoa puede germinarse, claro que sí. Este súper alimento da unos brotes que son maravillosos por sus propiedades, van muy bien en ensaladas bien completas, de esas que son un plato único y que tienen muchísimos nutrientes.

Brotes de Soja

Los brotes de soja se puede usar en ensaladas de toda clase, con su textura crujiente y un poco acuosa. Base del tradicional chop suey, en salteados y woks van de maravilla. Eso sí, una vez cocidos sus propiedades se verán irremediablemente afectadas.

Brotes de rábano

Su sabor es fuerte pero muy agradable, color morado maravilloso, tienen un gusto bien picante típico del rábano. Van genial para ensaladas, preparaciones crudiveganas y para espolvorear sobre cualquier plato que pueda necesitar un poco de sabores marcados y texturas crunchy.

Brotes de mostaza


Pequeñitos, finitos, con aspecto similar a los alfalfa. No duran mucho tiempo, así que apresúrate a tomarlos una vez que los tengas listos. Son levemente picantes y con ese gusto de mostaza.

Es importante que si bien los brotes deben servirse cocidos el tiempo de cocción no debe superar los 5 minutos bajo agua hirviendo, de esta manera impedimos la pérdida de nutrientes, y debemos detener la cocción dejándolos enfriar bajo agua.

fuente

Ayúdanos por favor a difundir el contenido de este post para que otra persona conozca esta información.
¡¡¡Muchas gracias!!!

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.

Haz un comentario