Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Ir arriba

¿De dónde salen los ‘vende Cupcakes’ en CDMX?

A todos nos ha pasado. Vamos caminando por Reforma o la Condesa y de repente, quién sabe de dónde, sale un chico que “amablemente” te ofrece uno de sus deliciosos cupcakes.

Brandon, como dice llamarse, encontró el empleo como vendedor de cupcakes a través de internet tan pronto como concluyó sus estudios de secundaria.

Tiene una actitud entusiasta, al igual que todos los jóvenes que han invadido diversas zonas de la Ciudad de México para comercializar coloridos cupcakes.

Se aproximan a las personas con sonrisas de oreja a oreja e intentan convencerlos de comprar uno de los panecillos que venden por 40 pesos, de los cuales ellos se quedan 21.

Pero no se trata de un negocio entre unos cuantos. El grupo empresarial AAMAX contrata a jóvenes de entre 16 y 22 años para la distribución y venta de ‘productos gourmet’, como detalla una publicación en la plataforma de anuncios clasificados Trovit.

Y no sólo son cupcakes, según Brandon, antes vendía mangos picados y tarjetas de crédito.

Las oficinas se encuentran cerca del metro Chilpancingo, en avenida Baja California, en la colonia Condesa, y es ahí donde los jóvenes adquieren su capacitación.

“Entramos a las 8 de la mañana y nos dan entrenamiento, ya después salimos a vender como a las 10:30 a.m. Trabajamos de lunes a sábado y el domingo es opcional”, comenta Brandon.

Para él, la venta diaria promedio es de 20 panecillos, lo que quiere decir que al día gana alrededor de 420 pesos y, suponiendo que trabaje sólo 6 días a la semana, al mes estaría ganando 10,080 pesos.

Este ingreso se acerca mucho al promedio mensual que gana un profesionista, el cual se ubicó en 10,814 pesos durante el cuarto trimestre de 2015, según el Observatorio Laboral de la Secretaría del Trabajo.

Y también es muy superior a los 5,352 pesos mensuales que en promedio ganó cualquier trabajador durante el mismo periodo de 2015.

Pero aún puede ganar más y la clave no es vender más cupcakes sino reclutar más personas para ir escalando de nivel.

“Hay varios niveles. Primero están los supervisores, luego, asistente de gerente y después gerente. Pero vas subiendo entre más gente tengas”, detalla el joven.

Brandon trabaja en un equipo de diez jóvenes organizados por una gerente, quien se queda con 10 pesos de cada panecillo vendido.

“Pero, imagínate… entre los 10 vendemos como 200 cupcakes y si de cada uno se queda 10 pesos, son 2,000 pesos al día”, resalta el joven de 16 años y agrega: “Yo ya fui gerente, pero me estoy reentrenando por no contratar gente”.

De ser cierto esto, un ‘gerente’ que labora 6 días a la semana, podría llevarse una ganancia de 48,000 pesos al mes. Muy por arriba de los profesionistas con mejores ingresos en México, que son los que laboran en áreas como finanzas, banca y seguros, donde un trabajador percibe en promedio 23,414 pesos al mes, según el Observatorio Laboral.

 

Visto en: Dailytrend

 

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.

Haz un comentario