Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Ir arriba

Cualidades personales de un chef de pastelería

Un buen chef de pastelería usualmente posee varias cualidades personales importantes.

Aquí algunas de las más relevantes:

Orientado a los detalles

Los pasteleros deben prestar mucha atención a los detalles. A menudo, los complejos patrones en las tortas de boda y los platos de postres elaborados requieren precisión. Como un chef de pastelería, debes ser capaz de darte cuenta y de corregir cualquier falla antes de que el plato se entregue al cliente.

Paciencia

Preparar un pastel de bodas de varios niveles, o un soufflé en medio de una comida principal, requiere paciencia por parte del chef. Estar demasiado enojado o frustrado puede hacer que se apresure en el proceso y poner en peligro la integridad de los alimentos. Es importante que un chef de repostería mantenga la calma y la confianza en cualquier situación.

Creatividad

La albahaca y las hierbas en los postres. Los chiles y el chocolate. La industria alimentaria está en constante evolución, y los pasteleros crean nuevas combinaciones de sabor todo el tiempo. Un pastelero debe tener un sentido innato de la creatividad para descubrir platos nuevos y emocionantes que no sólo satisfagan el paladar de un cliente, sino que ayuden a que el cocinero gane el reconocimiento y el respeto en la industria culinaria.

Dedicación

Los pasteleros pasan un promedio de tres años como aprendices en el campo antes de obtener su propia cocina o de comenzar su propio negocio. Esto podría incluir lavar los platos, preparar la comida durante horas por la mañana temprano, o limpiar la cocina a altas horas de la noche. Además, la mayoría de los pasteleros asisten a la escuela culinaria, que suele ser un programa de dos o cuatro años. Para insertarte en el campo de la pastelería, debes ser dedicado y estar dispuesto trabajar para aprender el arte de la profesión.

Pensamiento rápido

Hornear pasteles, hacer caramelo en la cocina y cortar frutas deliciosas son todas actividades que un chef de repostería puede necesitar hacer al mismo tiempo. Ser capaz de pensar con rapidez y hacer tareas múltiples es una cualidad importante para evitar un atraso al momento de la comida y en la carga diaria de trabajo.

Dureza

No todos los clientes van a estar satisfechos todo el tiempo. Un pastelero necesita tener cierta dureza para manejar la crítica, especialmente si siente que es una injusticia. No sólo los clientes critican su trabajo, sino también lo harán sus compañeros. Como aprendiz, los cocineros superiores también estarán juzgando tu comida, lo que tendrás que aceptar con gracia. Ser capaz de manejar, superar y modificar tus recetas en base a la retroalimentación negativa sólo te ayudará a mejorar tu arte.

Como cualquier otra actividad gastronómica, para ser los mejores hay que pagar le precio del esfuerzo, la dedidación  y si… muchas pero muchas horas en la cocina.

Ayúdanos por favor a difundir el contenido de este post compartiéndolo en tus redes sociales para que otra persona conozca esta información.

¡¡¡Muchas gracias!!!

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.