Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Ir arriba

Cocinar nos hizo humanos

El cerebro humano solo ocupa el 2% en nuestro cuerpo y consume el 25% de nuestra energía diaria. En reposo, este órgano gasta casi diez veces más que cualquier músculo, estos nuevos datos han hecho a los científicos de la Universidad de Harvard hagan un estudio y vuelvan a preguntarse cómo evolucionó nuestro cerebro durante millones de años.

Se dieron cuenta que el problema fundamental de ese gasto de energía era causado por la alimentación pues según uno de los especialistas del informe ‘Cognitive capacities for cooking in chimpanzees’, Felix Warneken, señalan que gastamos ese 25% energía interactuando, creando o pensando en comida.

El estudio de dicha Universidad de Harvard también señala que la capacidad para cocinar habría aparecido hace más de seis millones de años, cuando vivió el último ancestro común entre los humanos y el chimpancé, nuestro pariente más cercano. En un grupo de experimentos con chimpancés, mostraron que estos animales prefieren la comida cocinada a la cruda.

Con la aparición del fuego el cerebro habría crecido, nuestros colmillos se habrían reducido, al igual que nuestros intestinos, todo para dar más energía al cerebro y producir más neuronas. Al igual cuando hubo el primer cambio climático lo primero que hicimos fue modificar nuestra alimentación y consumir más carne, para eso a construir más herramientas para seguir cocinando.

En el informe también se calculó el tiempo que los chimpancés, los humanos y algunas especies extintas pasaban cada día masticando y comiendo. Los chimpancés ocupan el 48% de su tiempo frente al 4,7 % estimado para los humanos. La conclusión del estudio es que la aparición y control del fuego y su aplicación a la cocina fue relevante para el crecimiento del cerebro humano.

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.