Ir arriba

¿Es el Wok la madre de todas las sartenes?

El wok, es uno de los utensilios más antiguos de la cocina y que hoy en día se sigue usando como el primer día.

Tal ves sea una discusión difícil si el wok el mejor de los sartenes, pero nadie pone en duda que la cocina sencilla y saludable gana muchos puntos cuando pasa por un Wok. ¿Su principal atributo? favorece que el tiempo de cocción de los alimentos sea más corto y por lo tanto que estos guarden mejor su sabor y propiedades. Pero antes de nada, conozcamos cuál es el origen de este utensilio.

Algunos historiadores chinos afirman que el Wok surgió hace más de dos mil años. Fue a un genio anónimo a quien se le ocurrió crear un utensilio que permitía cocinar platos muy distintos con muy poco aceite, a la vez que permitía conservar el sabor original de los alimentos. Su uso en la gastronomía oriental fue esencial y cuando el mundo de occidente conoció la técnica no dudaron en emplearla en su día a día. El éxito del Wok radica en su simplicidad, pues no se requiere de ningún conocimiento para cocinar con él. Basta con mantenerlo con una buena llama, un poco de aceite e ir agregando los ingredientes. Es aconsejable tener todos los ingredientes cortados a mano, pues no hay que olvidar que la cocción es cuestión de minutos. Es importante remover los ingredientes con una espátula sin cesar o si se prefiere saltear con movimientos secos de wok. Todo esto permite que el tiempo de cocción sea menor y los poros de los ingredientes se cierren enseguida. A pesar de que parece sencillo el manejo del wok, hay pocos restaurantes que puedan presumir de cocinar un buen Wok.

Muchos definen el Wok como un utensilio a medio camino entre una sartén y una olla, pues en él podemos cocinar todo tipo de ingredientes: calabacines, zanahorias, cebollas, berenjenas, espinacas, tiras de carne, pasta, gambas, pescados, etc. Es ideal para el salteado, ya que la diferencia entre el fondo caliente y los bordes fríos permite remover los ingredientes con facilidad y dar con el punto exacto de cocción. Pero es que además en el wok también se puede hervir así como freír. Se pueden hace frituras al modo tradicional, con más aceite, o bien rehogar y utilizar poco aceite. También se puede estofar y cocer al vapor.

Los Woks ya son una habitual es muchas de las cartas de los mejores restaurantes y en la mayoría de ocasiones incluye verduras. Pero todavía hay mucho por descubrir.

¿Te animas con la cocina con Wok?

Ayúdanos por favor a difundir el contenido de este post para que otra persona conozca esta información.

¡¡¡Muchas gracias!!!

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.

Haz un comentario