Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Ir arriba

Bebidas clásicas para pedir en un Bar

Estas bebidas clásicas se han servido durante décadas y no pasan de moda.

¿Te gusta la vida nocturna de los bares y eres de los que solo pide cerveza?. Conoce y aprende estas bebidas clásicas para que puedas abrir tu paladar a otros sabores. Al ser bebidas clásicas es común encontrarlas en cualquier Cocktail Bar que se estante de serlo. Conocerlas de igual forma evita que te den gato por liebre o si por mala fortuna el barman o bar tender es novato, podrás sugerirle que lleva y como prepararla.

Aquí la lista:

Margarita

Las más dulces le han dado a esta bebida mala reputación. Una versión bien hecha es una simple mezcla de jugo de limón y tequila, con un toque de edulcorante:

– 2 oz de tequila
– 1 oz de cointreau
– 1 oz de jugo de limón
– Sal para el borde

Dado que esta receta incluye jugo fresco, se debe sacudir. Servir con hielo en un vaso con el borde salado.

Negroni

Un favorito de los camareros de todo el mundo, el Negroni es un simple cóctel de tres ingredientes :

– 1 onza de ginebra
– 1 onza de Campari
– 1 onza de vermut dulce

Revuelva los ingredientes con hielo.

Old Fashioned

Puede que no haya una mejor prueba para un barman que pedirle un Old Fashioned. La receta es simple:

– 2 onzas de whisky bourbon
– 2 dashes de angostura bitters
– 1 cubito de azúcar o 1 cucharadita de azúcar
– Aderezo de naranja

Poner el azúcar en vaso. Cúbrir con dashes amargos. Agregue el whisky y revuelva hasta que el azúcar se disuelva. Agregar el hielo, remover nuevamente y servir. Si el barman comienza a agitar los ingredientes o confunde fruta, haga la próxima ronda en otro bar.

Moscow Mule

Popular por una buena razón, el Moscow Mule es una de las bebidas más refrescantes para disfrutar de un día caluroso. Procurar beber en taza de cobre.

– 2 oz de vodka
– 4 a 6 oz de cerveza de jengibre
– .5 oz de jugo de limón

Exprime el jugo de limón en una taza de Moscow Mule. Agregue dos o tres cubitos de hielo, vierta el vodka y rellene con cerveza de jengibre fría. Revuelva y sirva.

Manhattan

Creado a mediados del siglo XIX, el Manhattan es una de las bebidas clásicas más divertidas.

– 2 oz rye whiskey
– 1 oz vermouth
– 2 dashes angostura bitters

Revuelva los ingredientes en un vaso mezclador con hielo. Cuele en copa de martini fría o de cóctel .

Whisky Sour

Puede que sea el cóctel de whisky más refrescante.

– 2 onzas de whisky
– 1 onza de jugo de limón
– 1 cucharadita de azúcar
– 1 clara de huevo (opcional)

Combine los ingredientes en una coctelera y agite (los bartenders usan este “batido seco” para incorporar la clara de huevo). Añadir hielo y agitar de nuevo. Colar y servir en un vaso con hielo.

Mimosa

Frank Meier, barman del Ritz Paris, sirvió en 1925 el primer mimosa. La receta podría ser el cóctel más simple jamás creado: combine partes iguales de los ingredientes en una flauta de champán.

– 2.5 oz champagne
– 2.5 oz jugo de naranja

Sazerac

Si te gusta una bebida con un poco de sabor, prueba esta mezcla clásica de Nueva Orleans.

– 2 onzas de rye whiskey
– .5 onzas de simple syrup
– 2 pizcas de amargo de Peychaud
– Absenta

Enjuague un vaso frío con absenta y deséchela. Revuelva los otros ingredientes en un vaso mezclador, cuele en el vaso refrigerado y decore

Gimlet


La receta clásica requiere ginebra, pero esta bebida es igual de sabrosa si la sustituyes por vodka.

– 2 oz de ginebra o vodka
– .75 oz de sirope de azúcar
– .75 oz de jugo de limón

Agitar los ingredientes con hielo y colar en una copa de cóctel.

Pimm’s Cup


El primer oficial de Pimm apareció en el torneo de Wimbledon de 1971, y cada año se sirven a los espectadores más de 80,000 pintas del cóctel de verano británico por excelencia. Aquí está la receta oficial por cortesía de Pimm’s:

– 50 ml (aproximadamente 1.75 oz) Pimm’s No.1
– 150 ml (aproximadamente 5 oz) de limonada
– Menta, naranja, fresas
– Pepino para adornar

Apila todos los ingredientes en un vaso alto, mezcla y bebe.

Sidecar


Esta sencilla mezcla de brandy, jugo de limón y licor de naranja data de la década de 1920. Una vez que pruebes uno, entenderás por qué la receta ha sobrevivido tanto tiempo.

– 2 oz VS o VSOP Cognac
– 1 oz Cointreau
– .75 oz de jugo de limón

Agitar los ingredientes con hielo. Cuele en un vaso de roca o una copa de cóctel con un borde cubierto de azúcar.

French 75


Creado durante la Primera Guerra Mundial, su nombre fue supuestamente inspirado por el hecho de que tomar un sorbo de ella es como el impacto
de una pieza de artillería francesa de 75 mm.

– 2 oz de ginebra
– 2 dashes  de sirope simple
– .5 oz de jugo de limón
– Champagne

Agitar la ginebra, el jarabe simple y el jugo de limón con hielo. Cuele en una copa de champán. Cubra con champán.

Martini


Lo tomes con ginebra o vodka, la mejor opción es pedir un martini.

– 3 oz de ginebra o vodka
– .5 oz de vermut seco
– Cáscara de limón o aceituna

Revuelva los ingredientes en un vaso mezclador con hielo. Colar en vaso de martini frío. Exprima una monda de limón en el vaso y adorne con oliva.

Daiquiri

Olvídate de la versión dulce hecha con una licuadora. Un daiquiri clásico es uno de los cócteles más equilibrados que existen.

– 2 onzas de Ron ligero
– 1 onzas de sirope simple
– 1 onzas de jugo de limón

Agitar los ingredientes con hielo y colar en una copa de cóctel. Decorar con rueda de lima.

Martínez


No es exactamente un Manhattan ni un Martini, el Martínez usa “Old Tom”, una versión ligeramente más dulce de ginebra que debutó a mediados del siglo XIX.

– 1.5 onzas de ginebra Old Tom
– 1.5 onzas de vermut dulce
– .25 oz de licor de marrasquino Luxardo
– 2 dashes angostura o amargo de naranja

Revuelva los ingredientes en un vaso mezclador con hielo. Cuele en copa de martini fría o de cóctel.

¿Que te parecieron estas bebidas, qué otras conoces?

Esperamos te haya gustado este articulo y hayas aprendido un poco de bebidas clásicas, hay que recordar que beber un solo tipo de bebida evita que tengas cruces que puedan causar efectos de embrutecimiento indeseables. Un buen bebedor no es aquel que se embrutece de manera desmedida, sino el que disfruta el sabor y el efecto del alcohol con moderación y clase.

*Un dash es una “pequeña cantidad” no cuantificable (queda a criterio del barman) de un ingrediente.

¡Gracias por leer, comenta y comparte esta nota para que otras personas conozcan estas clásicas bebidas! 

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.