Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Ir arriba

Alimentos que se asemejan al cuerpo humano

Existía en la medicina antigua una “teoría del signo” que afirmaba que las plantas, animales o minerales tenían presente ciertos signos que aludían a sus virtudes.

De hecho, de la Historia Natural de Plinio, recalca que en la medicina popular de su tiempo los órganos de los animales eran usados para tratar los males de los órganos equivalentes en los humanos. No tenía que ser la misma identidad de función entre el remedio y el órgano a tratar, solamente debía de haber alguna señal visual que lo indicara. Hay también variantes verbales que indican un signo en asociación con el nombre de lo que se va a tratar. En está ocasión ahondaremos sobre los productos de la naturaleza que tienen una semejanza con algún órgano del hombre.

En primer lugar está el asombrante parecido de las nueces con el cerebro humano, la nuez tiene dos partes iguales como el hemisferio derecho e izquierdo, además ambos están compuestos en un 68% de grasa. La grasa que contienen las nueces tiene un alto contenido de omega 3, la grasa que permite la lubricación en el funcionamiento del cerebro humano. Estudios han demostrado que mejora la memoria y reduce el riesgo de padecer demencia.

El vino tinto y la sangre son el segundo de la lista y es que desde hace cientos de años tiene la buena reputación de disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. El vino tinto contiene resveratrol, un antioxidante que protege las células sanguíneas y plaquetas.

La similaridad de los huesos y el apio tampoco parece ser una coincidencia, pues los investigadores dicen que tanto el apio como los huesos se componen en un 23% de sodio. Además el apio permite que la estructura celular de los huesos y los niveles de magnesio y calcio se alineen para que los huesos estén fuertes.

Los frijoles en algunos lugares son llamados frijoles riñones, pues su forma es muy parecida a la de este órgano. Este alimento es considerado uno de los más ricos en propiedades nutricionales. Contienen mucha fibra que ayuda a prevenir el estreñimiento. Además si comes suficiente magnesio y potasio, puedes evitar cálculos en los riñones.

La hierba fresca del perejil tiene un gran parecido a nuestras conexiones neuronales. Es una de las hierbas más saludables ya que contiene vitamina C y K que son de gran ayuda para el sistema nervioso. Así que no solo sirve para adornar el plato es un gran ingrediente..

Por último agregaremos a la lista el acelga que parece tener arterias que se distribuyen por su verde cuerpo. El acelga posee antioxidantes como la betalaína que son los responsables de que las venas estén limpias y libres de radicales libres. Es una de las razones por la que se recomienda tomar ese jugo verde en la mañana, pues te ayudan a mantener un saludable flujo sanguíneo en el cuerpo y a aumentar la cantidad de sangre.

Ahora ya sabes, las formas de la naturaleza nos pueden decir más de lo que creemos.

Somos una agencia dedicada a la exploración y difusión de la cultura gastronómica del mundo.

Haz un comentario